Los síntomas que debes tener presentes para buscar atención médica
  1. Alma, Corazón, Vida
¿mejor prevenir que curar?

Los síntomas que debes tener presentes para buscar atención médica

Debes tomar una decisión sobre si acudir o no a los servicios de emergencia. Te contamos cuándo es necesario ir de verdad

placeholder Foto: Asegúrate de que es una urgencia. (iStock)
Asegúrate de que es una urgencia. (iStock)

Lo primero de todo es saber cuándo estás mal de verdad y es una urgencia y cuándo no hay absolutamente nada de lo que preocuparse. Debes tener en cuenta que los médicos tienen una de las profesiones más comprometidas y difíciles y que si quieres que te atiendan correctamente y de una manera rápida, no hay que colapsar los hospitales y las urgencias por tonterías.

Como ejemplo, cuenta un equipo de médicos del hospital Infanta Sofía de Madrid a El Confidencial que los días festivos o que hay partido de fútbol, mientras se disputa, el centro está muy tranquilo y no se colapsa y cuando acaba, aquello es un hervidero en "urgencias". Un fenómeno que deja entrever la gravedad de muchos pacientes cuando tienen que acudir allí.

Foto: Una de las salas de Urgencias del Hospital La Paz.

Existen muchos estudios que tratan de explicar los motivos por los que se va a este servicio sanitario antes que a cualquier otro servicio. Los datos del último Barómetro Sanitario de 2005, muestran que más del 70% de los españoles acuden a las consultas de urgencia por decisión propia y que sólo el 16% y el 11% lo hacen porque han sido derivados por su médico de cabecera o por un centro de primaria. Según estos datos, la razón principal por la que se acude a este servicio es porque el horario no coincide con el del doctor habitual.

Para saber exactamente si debes ir o no, los usuarios de Reddit preguntaron a médicos, técnicos de emergencias y enfermeros cuáles son los porqués aparentemente inofensivos por los que sí tendrían que acudir de inmediato al hospital y esto es lo que respondieron:

Te conoces mejor que nadie

"Usted conoce su cuerpo y cómo se siente. Cualquier cambio inusual y brusco tienen que ser chequeado. Por ejemplo, partes desiguales: traza una línea imaginaria en el medio y si una de las dos mitades es insólitamente desigual, algo raro está pasando.Son especialmente graves para que los revisen". Presta especial atención a:

Pupilas.

Parálisis facial.

Pérdida de sensibilidad de uno de los lados.

Flacidez.

Falta de visión.

Falta de audición.

Dificultades en el habla y la comprensión.

Falta inusual de aire.

Dolor fuerte repentino.

Dolor abdominal severo.

Sangrado inusual.

Confusión.

Foto: La relación entre doctor y enfermo debería ser de plena confianza... pero hay excepciones. (iStock)

Además, uno de ellos, oncólogo especialista, añadió: "Estáte atento a ese bulto, a esa tos o a la diarrea que no desaparece, Básicamente cualquier cosa nueva que no empieza a mejorar en unas dos semanas. Podría ser cualquier cosa, incluso cáncer".

Identifica cuándo estás mal de verdad y es una urgencia y cuándo no hay absolutamente nada de lo que preocuparse

Pero no solo contestaron empleados de hospitales y centros médicos, un agente del cuerpo de bomberos quiso aportar: "Si empiezas a sentirte mareado, con dolor de cabeza o náuseas y tienes un aparato de gas en casa (cuentan también chimeneas o cocinas portátiles), sal rápidamente y llama a los bomberos, sobre todo si alguno de estos son nuevos, han sido recientemente reparados o es la primera vez que se utilizan en mucho tiempo. Son signos de que es posible que haya una fuga de monóxido de carbono. Si tienes mascotas y están actuando raro, esa también puede ser una señal. Este gas es inoloro y no tarda mucho tiempo en acturar, por lo que podrías morir".

placeholder Piénsalo dos veces antes de ir. (iStock)
Piénsalo dos veces antes de ir. (iStock)

Cuándo no tienes que ir

Seguramente la razón por la que vayas al servicio de emergencias es porque te sientes asustado y no sabes lo que te pasa. Mantén la calma y reflexiona sobre si realmente es necesario que debas ir o puedes esperar a tu médico de cabecera.

Una gastroenteritis, un dolor de muelas, un resfriado común o un tapón de cera en el oído no son motivos suficientes para acudir. Estos síntomas que producen todos no son graves y la mayoría tienen que ser tratados por tu centro de salud habitual. Son muy molestos, pero muchos son tratables incluso en casa. Debes pensar las cosas con calma y reflexionar sobre si tu enfermedad o problema es realmente importante para ir al hospital.

Salud Médicos
El redactor recomienda