Los siete síntomas del golpe de calor
  1. Alma, Corazón, Vida
la omc advierte de los peligros que conlleva

Los siete síntomas del golpe de calor

"Al atender a una persona que está padeciendo un golpe de calor, lo primero es retirarle de la exposición al sol, lo segundo llamar al 112 y lo tercero bajar su temperatura mojándola"

Foto: Golpes de calor: cuáles son los síntomas y qué hay que hacer para evitarlos.
Golpes de calor: cuáles son los síntomas y qué hay que hacer para evitarlos.

Un total de 24 provincias españolas se encuentran este lunes en alerta por altas temperaturas. Ante esta situación, desde la Organización Médica Colegial recuerdan la importancia de "no exponerse al sol en las horas centrales del día, estar muy hidratado, llevar ropa ligera y cubrirse la cabeza". De todos modos, para aquellos que no sigan estas indicaciones, la OMC avisa de los primeros síntomas que se experimentan al sufrir un golpe de calor, un problema que se produce cuando "el cuerpo supera los 40 grados".

"Comienza con un mareo, el aumento de pulsaciones y un dolor de cabeza muy agudo. Después llegan el vómito e incluso alguna convulsión, pasando finalmente al desvanecimiento, el coma y la muerte", explica a El Confidencial Juan Manuel Garrote, médico de familia y secretario general de la OMC. El facultativo subraya en este sentido el peligro de caerse al sufrir un golpe de calor, ya que en muchas ocasiones se encuentran con personas que se han roto un hueso o incluso fallecido por el impacto contra el suelo.

"Cuando alguien atiende a una persona que está padeciendo un golpe de calor, lo primero que debe hacer es retirarle de la exposición al sol, lo segundo llamar al 112 y lo tercero intentar bajar su temperatura mojándola o duchándola. Si está consciente, darle de beber también ayuda", señala Garrote, insistiendo en todo momento en no tomar este problema a la ligera y alertar siempre a los servicios de emergencia.

Aunque los más propensos a sufrirlo son "los ancianos, niños y enfermos crónicos, cada vez con más frecuencia se da entre deportistas", señala Garrote. El médico apunta también a los casos de "personas que toman algún tipo de droga o un exceso de alcohol", ya que el estado somnoliento en el que se encuentran les impide advertir un aumento en la temperatura de su cuerpo. El facultativo apunta por último a las "personas con enfermedades metabólicas", puesto que ya de por sí tienen una temperatura superior a la media y, por tanto, tienen más posibilidades de sufrir un golpe de calor.

Aunque Garrote explica que lo más habitual es sufrir este problema en lugares expuestos al sol, también advierte de que se puede dar en lugares a la sombra en los que hay una gran cantidad de gente. En este sentido, el médico apunta a los conciertos o las manifestaciones. "A mí me ha tocado atender por golpes de calor a ancianos que estaban en misa", asegura Garrote. "Cuando se juntan muchas personas que están a 37 grados cada una, entonces la temperatura del local aumenta considerablemente", advierte el facultativo.

Calor Verano
El redactor recomienda