La fuerza de la mente

3 grandes ejercicios para tener fuerza mental (los haces en 5 minutos)

Con estos sencillos pasos, que puedes practicar unos minutos cada día, puedes mejorar tu capacidad de concentración y convertirte en la persona que quieres ser

Foto: Una mujer se relaja mirando por la ventana. (iStock)
Una mujer se relaja mirando por la ventana. (iStock)

La perseverancia es una virtud difícil de cultivar. Igual que la constancia ante las dificultades. Pero antes de que le eches la culpa de tus intermitencias o busques excusas para abandonar, ten muy presente que estos ejercicios solo ocupan unos pocos minutos al día y pueden fortalecer el músculo más importante de tu anatomía: el cerebro y el gran potencial que esconde.

El entrenamiento mental no difiere demasiado del clásico entrenamiento del cuerpo en un gimnasio. Hacer 50 flexiones no lleva más que unos minutos al día y si se hace con regularidad puede dar excelentes recultados y variar sustancialmente nuestra salud. Pues con el cerebro sucede lo mismo. Si te lo tomas con disciplina y conciencia tu fortaleza mental crecerá exponencialmente. Todo en cinco minutos diarios. O menos.

Puede ser tan simple como sentirse agradecido por disponer de agua corriente y potable, o por disfrutar de la brisa cuando caminas por la calle

1. Piensa en tres cosas de las que te sientes agradecido

Este pequeño ejercicio tiene un gran impacto en tu salud mental. Haz de la gratitud un hábito diario a través de recordar tres cosas por las que debes dar las gracias. Puede ser tan simple como sentirse agradecido por disponer de agua corriente y potable, o por disfrutar de la brisa cuando caminas por la calle. No hace falta que busques cosas muy elaboradas. Una simple sensación puede valer. Escribe un diario de cosas por las que das las gracias o piénsalo antes de irte a la cama. En no mucho tiempo notarás cambios muy beneficiosos.

2. Ten calma. Practica el 'mindfulness'

Es imposible sentirse fuerte cuando le estás dando vueltas a algo que pasó la semana pasada o prediciendo las cosas terribles que pueden suceder mañana. Mindfulness es, simplemente, sentir el momento, sin ansiedad del pasado ni el futuro. Céntrate en el aquí y el ahora. Esta práctica tiene múltiples beneficos para tu salud. Uno de los más inmediatos es olvidarse del estrés. Así que la idea es que te centres solo en lo que tienes alrededor. Una actitud muy zen, en definitiva. Conforme más lo practiques, más facilidad tendrás para relajarte y centrarte solo en tu propio cuerpo. Crearás un paréntesis entre los problemas pasados y los que se avecinan.

Céntrate solo en tu propio cuerpo. Crearás un paréntesis entre los problemas pasados y los que se avecinan

3. Actúa "como si..."

No esperes a que las cosas cambien solas para mejor. No hay milagros. Así que se recomienda que te comportes como si ya hubiera pasado lo que quieres que suceda. Piensa que realmente ya eres la persona que quieres ser. Si estás triste, por ejemplo, y quieres ponerte de mejor humor, haz cosas propias de quien está de buen humor, como sonreír. Vale igual para sentirse seguro. Actúa como un individuo seguro y acabarás por convertirte en uno de ellos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios