muy atento a los signos

Qué le ha pasado a Antonio Resines: cómo saber si tienes cáncer de colon

El actor ha confesado que ha sufrido esta enfermedad. Una lucha que ha mantenido desde 2015 y que diagnosticaron a tiempo. Te contamos cuáles son los síntomas principales

Foto: Presta atención a estos signos. (iStock)
Presta atención a estos signos. (iStock)

Hace un par de meses la Sociedad Española de Oncología Médica presentaba su informe epidemológico sobre el cáncer en España y el número de casos supera ya al inicial previsto para el año 2020. El incremento se tradujo en un total de 247.771 nuevos diagnósticos en 2015 (148.827 hombres y 98.944 mujeres), mil más de los que se esperaba en los cinco años siguientes. Un aumento que se traduce en que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres tendrá cáncer a lo largo de su vida.

Por cuestiones genéticas, biológicas y diferentes hábitos, la situación es muy diferente entre ellos y ellas, pero en el caso del cáncer de colon, ocupa la segunda posición en ambos casos: 4.827 entre el sexo femenino y 6.951 entre el masculino. La mayoría de los cánceres colorrectales aparecen sobre un pólipo existente en la mucosa del colon, que por diversas circunstancias evoluciona a tumor maligno que puede crecer de tres formas: localmente, en los vasos linfáticos o en los vasos sanguíneos.

Para evitar el riesgo de padecer este tipo de cáncer hay cuidar la alimentación, hacer ejercicio o no fumar ni beber alcohol

Es uno de los pocos cánceres que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la persona note algún síntoma. Hay varias pruebas que pueden hacerse: la primera, una colonoscopia completa donde se explora de dónde proceden las molestias, o realizando un test de sangre oculta en las heces (TSOH) en el que si sale positivo también hay que realizar la primera prueba mencionada. La tasa positiva en este estudio está en torno a un 6-7%, y se estima que cerca del 90% de este tipo de cáncer podría curarse al detectarse de manera temprana.

Según un estudio publicado en 'The Journal of the National Cancer Institute', las personas nacidas en 1990 tienen el doble de riesgo de sufrir cáncer de colon y cuatro veces más de recto que lo hicieron en 1950. "Podría estar relacionado con el estrés, la dieta u otros comportamientos, pero las diferentes investigaciones no están ayudando a entender este crecimiento", asegura Lisa Ganjhu, profesora asociada de Gastroenterología y enfermedades hepáticas del NYU Langone Medical Center.

Al ser uno de los más prevenibles, debes estar atento a los signos que te ofrece tu cuerpo. Los síntomas pueden variar en función de dónde esté localizado dentro del intestino grueso. Estos son los más comunes:

Cansancio extremo

No solo te sentirás como si hubieras corrido 20 kilómetros sin parar sino que además tendrás pérdida de peso sin una causa aparente. Son signos generales e inespecíficos que ocurren con frecuencia en determinadas enfermedades, entre las que se encuentra el tumor de colon en fase avanzada. En muchos casos esto podrá producirte anemia (falta de hierro), falta de aire, palpitaciones, mareos, debilidad, flojera y falta de fuerza.

Debes estar pendiente al dolor. (iStock)
Debes estar pendiente al dolor. (iStock)

Sangre en las heces

Quizá alguna vez mientras te limpias has visto alguna manchita roja. No te preocupues, puede ser una pequeña fisura o alguna hemorroide inofensiva pero, si hay grandes cantidades o si ves que el color de la sangre está ennegrecido, ve a tu médico de inmediato. "Es una señal de que hay más sangrado en el colon",comenta Ganjhu.

Es uno de los síntomás más frecuentes. La sangre puede ser roja, frecuente en tumores de sigma y colon descendente o negra, mezclada con las heces y dando lugar a melenas, deposiciones de color negro.

Estreñimiento

Todo el mundo lo sufre de vez en cuando, pero los problemas prolongados pueden indicar una obstrucción en el colon. Esto sucede al inicio del mismo, el excremento es suave y puede maniobrar alrededor de cualquier obstáculo del camino. A medida que va avanzando, se fortalece, por lo que si hay un tumor en el extremo, este tipo de residuo tendrá mucha dificultad para ser expulsado. Si sufres diarrea prolongada también es un síntoma de que algo no va bien y debes pedir cita para que te hagan una exploración. Si tuvieras un tumor localizado aquí, lo más normal es que se intercalaran los periodos de estreñimiento con los de diarrea.

Los nacidos en 1990 tienen el doble de riesgo de sufrir cáncer de colon y cuatro veces más de recto que las personas nacidas en 1950

Fíjate bien en tus deposiciones, generalmente si son más estrechas de lo normal puede que el tumor esté empequeñeciendo el intestino y no permite el paso normal de las heces. Además, es muy posible que sientas como si no hubieras terminado y tuvieras la sensación de necesitar estar más tiempo para acabar.

Dolor abdominal

También es bastante frecuente, pero es un dolor inespecífico. Cuando el tumor cierra parcialmente el calibre del tubo intestinal se produce un cuadro de dolor abdominal tipo cólico. Cuando se cierra completamente se conoce como obstrucción intestinal: es grave y se necesita ayuda urgentemente. Provoca además un estreñimiento prolongado, vómitos, náuseas y malestar en general.

Para evitar el riesgo de padecer este tipo de cáncer hay que cuidar una serie de factores como la alimentación, hacer ejercicio físico o no fumar ni beber alcohol aunque aparte de estos hábitos también influye la historia familiar del paciente, su edad o su cronología personal de pólipos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios