Las siete reglas para pertenecer a la 'secta fitness' más prestigiosa de Wall Street
  1. Alma, Corazón, Vida
bienvenido a The program

Las siete reglas para pertenecer a la 'secta fitness' más prestigiosa de Wall Street

Cuatro días a la semana, un selecto grupo de ejecutivos cambia sus trajes por las zapatillas para dar el máximo en todo tipo de ejercicios, desde el yoga hasta las pesas

Foto: Ejecutivos sudando la gota gorda. (Instagram)
Ejecutivos sudando la gota gorda. (Instagram)

Dicen que Nueva York es la ciudad que nunca duerme. Sin embargo, durante el amanecer de un día corriente las autopistas están prácticamente vacías y las calles, desiertas. La calma existiría en la Gran Manzana de no ser por un pequeño grupo de ejecutivos que desde las seis de la mañana lleva su cuerpo al límite. Forman parte de The Program, el club deportivo más elitista.

En Wall Street no solo se toman en serio el dinero y las finanzas. A veces, el 'fitness' y el culto al músculo mueven más pasiones que el sube y baja del Dow Jones. Los miembros de The Program entrenan cuatro días a la semana en varias zonas de Manhattan. Sustituyen sus trajes y corbatas por las zapatillas de correr y las camisetas sin mangas para dar el máximo en todo tipo de ejercicios: desde el yoga hasta los circuitos de alta intensidad.

Because it doesn't snow indoors. Big crew flexin' at @trooperfitness.

Una publicación compartida de The Program (@theprogram_nyc) el

La demanda para formar parte de esta comunidad de deportistas es tan elevada que su promotor, Strauss Zelnick, un experimentado magnate de 59 años y fundador del grupo capital de riesgo ZMZ, ha evitado a conciencia que cualquiera pueda entrar pagando. En The Program no esconden que son selectivos. Todo gira en torno a la exclusividad de sus miembros y se toman muy en serio el colectivo.

Cada miembro es responsable del grupo y debe estar dispuesto a hacer sacrificios para cambiar su vida

No hace falta pasar una prueba de fuego ni memorizar un apretón de manos secreto. Cada integrante necesita ser invitado por alguno de sus 80 ejecutivos y recibir el visto bueno de Zelnick. Además, hay que pagar los costosos gimnasios (sí, en plural) y, por supuesto, tener la fuerza de voluntad suficiente para levantarte antes del amanecer de martes a viernes y estar listo para darlo todo a las seis de la mañana. El propio Zelnick asegura que fijar rutinas deportivas para gente joven (la media no supera los 28 años) le hace rejuvenecer.

El promotor principal del club deportivo más exclusivo, Strauss Zelnick

Por su parte, Eric Posner, el cofundador de Swerve Fitness (al parecer, todos los miembros son fundadores de tal y cual empresa), asegura en 'Muscle and Fitness' que, desde que se unió al club hace un año, ha perdido casi 16 kilos: “Somos un grupo de atletas del 'mindfullness', cada uno busca elevar al resto”.

Somos selectivos. The Program es un grupo de atletas invitados que nos apoyamos en la búsqueda de la mejora personal

La ideología del selectivo club gira entorno al bienestar mental del grupo. Por consiguiente, son rigurosos (a veces implacables) con las normas y la rutina. Si, por ejemplo, dejas de aparecer durante un tiempo, lo más probable es que pierdas pronto el puesto. “No es un castigo. Simplemente no hay de necesidad de contar con alguien que no va a acudir”, matiza Zelncik.

Los siete mandamientos

1. The Program es una manera increíblemente divertida de lograr una vida saludable y un estado físico excepcional con un grupo de personas afines.

2. Somos selectivos. The Program es un grupo de atletas invitados que se apoyan mutuamente en la búsqueda de mejorarnos a nosotros mismos y a los que nos rodean.

3. Nos esforzamos por inspirar al resto de miembros, mostrando la camaradería, la energía, y los resultados que se logran al ser parte de nuestro estilo de vida.

4. Cada miembro es responsable del grupo y debe estar dispuesto a hacer sacrificios para cambair su vida.

5. Documentamos nuestro viaje para reconocer y celebrar el crecimiento individual y del grupo. Apreciamos el esfuerzo de los demás y felicitamos a los que superan sus límites.

6. Compartimos nuestro amor por el 'fitness' y la salud sin pedir nada a cambio.

7. No es solo acerca de la aptitud. Nuestra relación puede comenzar en la sala de pesas, el gimnasio o en una bicicleta, pero nuestra actitud se extiende a la forma en que tratamos a los demás, a nosotros mismos y a los que nos cruzamos todos los días.

Ditch the Friday mentality - every day is another opportunity to crush your goals. @wolaco #turf #running #squad

Una publicación compartida de The Program (@theprogram_nyc) el

Los miembros van rotando por un circuito de gimnasios modernos, siempre a la última y en el corazón financiero de Manhattan. En una semana tipo, reservan el martes para hacer yoga y así prevenir lesiones y mejorar la flexibilidad, mientras que los miércoles es el turno del spinning. Los jueves es la hora del famoso método HIT, los intervalos de alta intensidad. Y, por último, los viernes culminan con el 'cross training', un entrenamiento de fuerza y potencia que combina distintas especialidades.

Asimismo, hay que acompañar la actividad física con el cuidado en la alimentación. Desde The Program proponen: limitarse a tres comidas diarias; enfocarse en la proteína magra (huevos, carne, pollo sin piel, pescado); alejarse de los carbohidratos; no consumir fritos y snacks; evitar la cerveza y los refrescos; e incorporar frutas y verduras. Antes de todo, el primer paso es establecer el peso óptimo mediante la estimación del porcentaje de grasa corporal que se está buscando, realizando un recuento diario de calorías.

Zelnick espera que otras ciudades copien su filosofía: “Consiste en que los embajadores lleguen y comprendan que no se hace por dinero. Se trata de difundir la palabra y alentar a la gente”. Quizá, en un futuro, los jóvenes de nuestro Ibex 35 copen los parques y gimnasios españoles antes del amanecer.

Ejercicio físico Fitness Wall Street Millonarios Yoga Correr
El redactor recomienda