¿Es posible?

Cómo perder peso rápidamente cuando odias hacer ejercicio

¿Cuál es el truco para adelgazar sin ir al gimnasio? No es ningún secreto que la alimentación es la clave, pero ¿qué pasa si no hacemos nada de deporte?

Foto: Hay una solución cuando no te gusta hacer ejercicio. (iStock)
Hay una solución cuando no te gusta hacer ejercicio. (iStock)

Pongamos que detestas hacer deporte pero necesitas adelgazar. Muchos te dirán que si lo quieres perder y no te gusta hacer ejercicio, te irá mal. Pero no es verdad. Cambiar tus hábitos alimenticios hará que pierdas una significativa cantidad de peso. Claro que el entrenamiento acelararía el proceso y tu cuerpo cambiaría más rápido, pero no te preocupes, no tienes por qué estar condenado a tener el mismo peso toda la vida porque no te guste la gimnasia.

"La pérdida de peso se debe generalmente entre el 75-80% a la dieta, y solo entre el 20-25% al ejercicio", dice Todd Parker, fisiólogo y especialista en fortalecimiento y acondicionamiento. Esto significa que si renuevas tu dieta y escoges una más baja en calorías y proteínas animales (come muchas verduras verdes y elimina alimentos procesados y azúcares), podrás también llegar a la meta que te pongas. Solo que de esta forma, en algunos casos, se tarda más en llegar.

La rápida pérdida de peso depende de varios factores y sobre todo de la capacidad de cada persona para adelgazar. Lo más importante es el metabolismo. Mientras que algunos están bendecidos con un motor que quema calorías rápidamente, otros tienen que recurrir a cambios más duraderos y drásticos para experimentar una diferencia real. El eso inicial también juega un factor importante: "Cuantos más kilos tengas en un estado inicial, más rápido bajarás de peso mejorando la dieta", asegura Parker.

No hacer nada de ejercicio significará que puedes perder masa muscular y perder fuerza

Pero este desglose (75/25%) podría no ser tan acortado después de todo. Otra investigacón ha demostrado que "también se pueden ver los resultados mediante la mejora de los hábitado de sueño y los niveles de estrés", dice Wil Fleming, propietario de 'Force Fitness and Performance'.

Mejora tu alimentación

Si la comida rápida o los bocadillos son tu vicio, limítalos o elimínalos con ellos por completo. Cuando quieras este tipo de alimentos, toma decisiones más saludables y empieza con pequeñas modificaciones. Sustituye los snacks de supermercado por fruta o nueces. Un mínimo cambio provocará un gran resultado final.

"Un estilo de vida activo ofrece los beneficios que una vida sedentaria no puede darte", comenta Fleming. Entre ellos se incluyen un descenso de la presión sanguínea, lo que significa un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejoría de la salud mental, mayor densidad ósea, o aumento de la función cerebral, entre otros.

Comida sana. (iStock)
Comida sana. (iStock)

Pérdida de masa muscular

No hacer nada ejercicio significará que puedes perder masa muscular. Si estás bajando de peso durante varios meses (que es probablemente el caso o si estás saltándote el gimnasio), tu cuerpo empezará a usar los músculos para obtener energía después de que haya deshecho de las reservas de grasa. Esta pérdida de masa muscular hace que pierdas fuerza, tanta que ni podrás levantar el cesto de la ropa sucia o llevar la maleta de mano, por no hablar de que se ralentizará tu metabolismo más lento.

Realiza algún movimiento, duerme bien, ten una buena alimentación y controla el estrés: así estarás encaminado hacia tu objetivo final

En pocas palabras: no tienes porqué estar tres veces por semana yendo en bici o ir al gimnasio todos los días para perder peso, pero no hacer nada no es una opción. "Si realmente detestas hacer deporte, debes pensar más en términos naturales de movimiento del cuerpo. En lugar de gastar dos horas a la semana, puedes obtener el mismo resultado haciendo de 5 a 15 minutos de ejercicios de intesidad moderada al día, como pasear al perro o subir las escaleras en vez del ascensor", dice Fleming.

Está claro que la búsqueda de actividades que te gusten es la clave para poder disfrutar. Experimienta hasta que encuentres algo que te haga sentir bien y positivo, puedes elegir entre muchas cosas, pero sinceramente no hacer absolutamente nada de ejercicio no es una opción.

El ejercicio tiene muchos beneficios. (iStock)
El ejercicio tiene muchos beneficios. (iStock)

Si estas pensando en perder una pequeña cantidad de peso o quieres ver una gran transformación, pero no quieres pasar mucho tiempo vestido con licra y ropa deportiva, lo ideal es que utilices el HIIT, entrenamientos por intervalos de Alta Intensidad.

Asegura que llegas a los cuatro grandes grupos de movimiento e incluye un componente puramente metabólico. Combina esto dos veces por semana con otros movimientos como caminar o subir escaleras, duerme bien, sigue una buena alimentación, controla el estrés, y estarás bien encaminado hacia tu objetivo, mucho mejor que solo con una dieta.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios