una enfermedad endémica

La OMS alerta: la alarma de sarampión en Europa es muy seria

El organismo de las Naciones Unidas señala que la difusión del virus está aumentando de forma preocupante y ningún Estado se encuentra al margen de su amenaza

Foto: Las tasas de vacunación han descendido en varios países. (iStock)
Las tasas de vacunación han descendido en varios países. (iStock)

Hasta el año 2009 las naciones europeas hicieron importantes progresos para erradicar el sarampión en todo el continente. Desde entonces, los casos no han parado de aumentar. Ocho años después las autoridades califican la situación como preocupante y la Organización Mundial de la Salud tiene un claro culpable: las medidas para prevenirla se han relajado de manera muy significativa.

La situación es particularmente inquietante en Rumania, donde se han confirmado 3.400 casos con 17 fallecimientos desde enero de 2016 y tres genotipos del virus circulando entre sus fronteras. Otros seis países se encuentran también en el punto de mira: Francia, Alemania, Polonia, Ucrania, Suiza y sobre todo Italia, con 800 casos detectados el pasado año y 238 nuevos desde enero de 2017, lo que supone un incremento del 230% en comparación con el mismo periodo en 2016. El diario ‘The Guardian’ destaca que solo un 85,3 % de los niños italianos de dos años fueron vacunados en el 2015.

Los brotes continuarán en Europa hasta que cada país alcance la tasa de vacunación necesaria para proteger a su población

El brote ha adquirido la condición de enfermedad endémica en estos Estados. Con todo, la controversia va más allá de un debate sobre la salud. Frente a las autoridades que persiguen la obligatoriedad de la vacuna, el activismo contra este mecanismo de prevención ha cobrado mucha fuerza en el continente e incluso políticos de gran influencia como Beppe Grillo, líder del ‘Movimento Cinque Stelle’ ha mostrado su desacuerdo contra el programa llevado a cabo por las instituciones sanitarias italianas (adscrito al Programa de Vacunación Europeo de la OMS) a las que acusa de estar plegadas a los intereses de las farmacéuticas.

Lo qué está ocurriendo

Se ha detectado que en los países enumerados la tasa de vacunación de la enfermedad había descendido por debajo del porcentaje recomendado del 95% de la población. Las razones son distintas de una nación a otra: en Ucrania existen problemas sanitarios para mantener suficientes suministros. En Francia, sin embargo, se presentaban importantes dificultades burocráticas, ya que los pacientes tenían que pedir varias citas tanto para que se le prescribiera la vacuna como para la administración final de la dosis.

Robb Butler, jefe del programa de vacunación de la OMS en Europa, apunta también como causas el no considerarla relevante o el miedo a los posibles efectos secundarios derivados de la vacuna triple vírica para la prevención del sarampión, las paperas y la rubéola. En 1998 el doctor Andrew Wakefield publicó un controvertido trabajo en el que se ligaba a esta vacuna con casos de autismo. Sin embargo, diferentes estudios científicos realizados sobre 1,2 millones de sujetos no han sido capaces de encontrar evidencias sobre dicho nexo.

La velocidad de transmisión del sarampión es seis veces superior a la de la gripe. No tiene un tratamiento específico y puede ser mortal

La directora de la oficina Europea de la OMS, Zsuzsanna Jakab, ha declarado a la BBC: “Insto a todos los países donde la enfermedad es endémica a que tomen medidas urgentes para detener la transmisión del sarampión dentro de sus fronteras, y a todas las naciones a mantener la guardia y conservar una alta cobertura de vacunación”. Señala también Jakab que considerando la actual movilidad transfronteriza, ninguna persona o país se encuentra fuera del alcance del sarampión: “Los brotes continuarán en Europa, y en todas partes, hasta que cada país alcance el nivel de inmunización necesario para proteger plenamente a sus poblaciones”.

Una seria epidemia

Ante la realidad de la enfermedad, el problema tiene poco de insustancial: el sarampión se transmite por contacto directo y por el aire, por toses y estornudos. El virus permanece activo sobre superficies infectadas durante dos horas. La velocidad de transmisión es entre cuatro y seis veces superior a la de la gripe. No existe tratamiento para curar el sarampión y la única forma de prevenirlo es a través de la administración de dos dosis de la vacuna. Hay que destacar que es particularmente peligroso, e incluso mortal, en el caso de ancianos, niños pequeños y personas con sistemas inmunológicos debilitados.

Foto: iStock.
Foto: iStock.


Los primeros signos de la infección suelen consistir en una fiebre alta y unos síntomas similares a los de la gripe. Las así llamadas manchas de Koplik pueden manifestarse también en esta fase. Se trata de pequeños puntos blancos e irregulares que aparecen en la mucosa oral o en la cara interna del carrillo, de dos a tres días antes de que aparezcan las características erupciones cutáneas. Estas últimas suelen salir primero en la cara y alrededor del cuello, distribuyéndose después por diferentes partes del cuerpo. La persona infectada puede transmitir el virus cuatro días antes de la aparición de las erupciones.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios