cÓMO NEGOCIAR

La analogía empresarial (y sexista) de Buffett: "Si una mujer dice 'no', quiere decir 'tal vez'"

El legendario accionista Warren Buffett guía sus reuniones empresariales a través de un proverbio inapropiado sobre las diferencias entre un diplomático y una mujer

Foto: Warren Buffett es uno de los mayores expertos en negociaciones empresariales. (Reuters)
Warren Buffett es uno de los mayores expertos en negociaciones empresariales. (Reuters)

Pudo haber sido la empresa de alimentación más grande del mundo. Habría agrupado marcas tan universales como Oscar Mayer, Lipton, Knorr, Ben & Jerry's o Heinz, entre muchas otras. Habría sido la segunda compra empresarial más grande de la historia. Y, sin embargo, la fusión de la compañía estadounidense Kraft Heinz Co. con la angloholandesa Unilever fue rechazada apenas dos días después de haber sido propuesta.

Las negociaciones empresariales no siempre terminan en un apretón de manos (iStock)
Las negociaciones empresariales no siempre terminan en un apretón de manos (iStock)

El gigante americano, respaldado por Berkshire Hathaway, del legendario accionista Warren Buffett, y 3G Capital, confiaba en adquirir de forma amistosa el control de Unilever por 143.000 millones de dólares. No obstante, a riesgo de iniciar un conflicto las administraciones de las dos empresas, Kraft Heinz tuvo que dar un humillante paso atrás. Se podría decir que la sorprendente victoria de Unilever sobre la empresa americana arruina una trayectoria brillante de acuerdos audaces (y complicados) que habían impulsado la rentabilidad de los accionistas.

Cómo explicar el fracaso

Buffett es experto en describir transacciones complejas a aquellos que no saben de economía. Son famosas sus cartas anuales en las que el 'oráculo de Omaha' habla de conceptos macroeconómicos a base de su ingenio afilado y su amplia cultura de proverbios y chistes populares. Por esa razón, la CNBC estadounidense recurrió al célebre gurú (que además era parte implicada) para explicar el último fiasco de Kraft Heinz.

Un malentendido fue la causa del fiasco empresarial: escucharon un 'tal vez' repetidas veces y cargaron con toda la caballería

Cuando la periodista le preguntó sobre el errado intento de adquisición, el millonario respondió a su manera: con un dicho, inicialmente publicado por el ya extinto periódico alemán 'Berliner Tageblatt', inapropiado para los tiempos que corren. Buffett comparó a Unilever con los dobles sentidos de una mujer: “Cuando una mujer dice 'no', quiere decir 'tal vez'”.

Ni 'sí', ni 'no'; sino 'puede'

Todo lo que hace, dice y, sobre todo, en lo que invierte el tercer hombre más rico del mundo (cuenta con una fortuna de 66.100 millones de dólares) es seguido con lupa por medios y economistas de todo mundo. Según explicó, estaban convencidos de que Unilever estaba mínimamente interesada. Cuando Alex Behring, el presidente de Kraft Heinz, se reunió con los responsables de la empresa angloholandesa, no recibió ni un 'sí' ni un 'no', sino nada más que una conversación amable.

No es por llevarle la contraria a Buffett, pero también hay mujeres diplomáticas. (iStock)
No es por llevarle la contraria a Buffett, pero también hay mujeres diplomáticas. (iStock)

Ese mismo tono “neutral” se dio en las sucesivas reuniones, así que la compañía americana dio el visto bueno a la operación. ¿Por qué? Buffett (un más que probado experto en el arte de la negociación empresarial) lo explica con la anécdota -machista- sobre la diferencia entre un diplomático y una mujer:

Cuando un diplomático dice 'sí', quiere decir 'tal vez'.

Cuando un diplomático dice 'tal vez', quiere decir 'no'.

Cuando un diplomático dice 'no', entonces no es un diplomático.

En cambio...

Cuando una mujer dice 'no', quiere decir 'tal vez'.

Cuando una mujer dice 'tal vez', quiere decir 'sí'.

Cuando una mujer dice 'sí', entonces no es una mujer.

Así se guía Buffett en las negociaciones y, a juzgar por su historial, le suele salir bien la jugada. Para él no son un proceso franco ni directo: “Hay mucho más que un baile de apareamiento”. En este caso, un malentendido fue la causa del fiasco: escucharon una voz neutra (un 'tal vez') repetidas veces y cargaron con toda la caballería. Creyeron lo que no era: “Solo teníamos intención de presentar la oferta si veíamos una posibilidad”.

Conocido por sus chistes y proverbios

Puede que este proverbio le haya salido mal (tanto por el fiasco empresarial como por su carácter inapropiado), pero en otras ocasiones sus anécdotas han tenido mucha acogida. Por ejemplo, en una carta a sus accionistas en 2005 describió el aumento de las inversiones y ganancias de Berkshire Hathaway de esta manera: “Nosotros esperamos -metafóricamente- evitar el destino de la pareja entrada en años que atraviesan un bache en su relación. Al terminar la cena de su 50 aniversario, la mujer -estimulada por la música, el vino y las velas- siente un cosquilleo prolongado y le propone a su marido subir las escaleras y hacer el amor. Tras la proposición, él agoniza por un momento y responde: 'Puedo hacer una cosa o la otra, pero no las dos'”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios