15 consejos de expertos

Cómo conseguir que un viaje en avión sea el mejor de tu vida

La mayoría comete errores de principiante a la hora de viajar, desde pedir café para beber hasta subir al avión sin comer. Ahora sabemos qué hacer y cómo hacerlo

Foto: Va a dejar de sonreír cuando comiencen a molestarle por el pasillo. (iStock)
Va a dejar de sonreír cuando comiencen a molestarle por el pasillo. (iStock)

La mayoría de nosotros viajamos de vez en cuando. Esta poca asiduidad nos lleva a cometer errores de principiantes en los viajes, sobre todo a la hora de subirnos a un avión. "Qué frío, debería haberte traído una chaqueta", "Cuánto tardan en servirme la comida..." o "No tenía que haberme bebido ese café" son algunas de las frases que más decimos cuando estamos dirigiéndonos a nuestro destino.

Unas quejas que nunca oiremos de boca de un viajero experto, aquel que vuelva muy a menudo por motivos dispares. La experiencia da la sabiduría, ya se sabe. Ellos van preparados y saben qué hacer y qué pedir en los vuelos para que su viaje sea perfecto, incluso cuando duran muchas horas. 

Aunque creas que es mejor subir al avión habiendo comido o cenado ligero, no es así. Lo mejor es ingerir alimentos ricos en carbohidratos

Estos 'voladores senior' ahora quieren compartir sus conocimientos con el gran público, por eso han revelado en 'Business Insider' los trucos y consejos indispensables que hay que seguir antes y durante los viajes en avión para que el vuelo se nos haga cortísimo. Atento:

1) Cuidado con lo que comes antes

Aunque creas que es mejor subir al avión habiendo comido o cenado ligero (una ensalada o un par de filetes de carne o pescado) no es así. Un estudio publicado en 'Cell' encontró que ingerir alimentos ricos en carbohidratos (pan, pasta, arroz) antes de un vuelo es la mejor opción, ya que mantienen los niveles de insulina más altos, reduciendo el riesgo de sufrir 'jet-lag' o desfase horario y haciendo que sea más fácil conciliar el sueño. Así que, ya sabes, antes de un viaje en las alturas debes comer una buena ración de hidratos de carbono.

2) Paquete de aperitivos

Si te entra hambre en tierra no tienes más que echar mano de una bolsa de aperitivos o alguna pieza de fruta. Pero sobre las alturas la cosa se complida. Cuando las tripas comienzan a sonarte en el avión no te queda otra que aguantar o decidirte a comprar algún snack supercaro en el avión. Y eso no es lo peor, tendrás que esperar un rato hasta que la azafata te lo sirva.

Los expertos viajeros nunca caerían en este error. Ellos siempre suben al avión con un par de bocadillos ricos en proteína, alguna bolsa de frutos secos (como almendras) y un yogur. Si el vuelo es largo también llevan galletas y barritas proteicas.

3) No te llenes de comida

En relación a la comida, los expertos destacan que es más difícil digerir los alimentos cuando uno está en el aire que no en tierra; por ello, debes cortarte a la hora de comer justo antes de subir al avión. Si al final has decidido comer en tu asiento, te decantes por alimentos calientes en lugar de fríos, ya que son más fáciles de digerir.

4) Pide una comida especial

Si alguna vez te has sentado al lado de alguien que ha pedido una comida vegetariana en el avión, te habrás dado cuenta de que a ella le sirven el plato antes que al resto. ¿Por qué? Los platos especiales, que requieren una determinada elaboración diferente a la media, se hacen primero. Así que si tienes mucho hambre y quieres que te sirvan antes que al resto, pide un plato especial. Hay varios tipos de comidas que puedes solicitar dependiendo de la aerolínea con la que viajes, desde platos sin gluten hasta comida oriental.

5) Mantente hidratado

No hay determinaciones concretas sobre la cantidad de agua que se debe beber en los vuelos, pero los viajeros expertos advierten que durante los viajes se corre el riesgo de sufrir deshidratación. Su consejo es claro: hay que beber más que normalmente y durante todo el viaje. No hay que esperar a tener sed.

6) Evita la cafeína y bebe té

A pesar de que gran parte de la mayoría de los viajeros piden un café durante el vuelo, los expertos lo desaconsejan absolutamente, ya que la cafeína hará que nos mantengamos despiertos aunque no queramos y no logremos conciliar el sueño, lo que aumentará nuestra irritabilidad a largo plazo.

No vas a estar todo el rato bebiendo agua. En lugar de café, lo mejor es que pidas un té verde descafeinado, ya que ayuda a evitar la aparición de jet-lag.

7) Evita el exceso de alcohol

Si eres el tipo de persona que se duerme más fácilmente después de una copa de vino, no te cortes, pero eso sí: pide una botella pequeña. Ten en cuenta que aunque el alcohol es un depresivo, puede actuar como un estimulante durante las primeras horas después de beberlo, lo que te puede mantener despierto más tiempo del que te gustaría.

A pesar de que gran parte de la mayoría de los viajeros piden un café durante el vuelo, los expertos lo desaconsejan absolutamente. Es mejor el té

Además, si bebes demasiado puedes correr el riesgo de sufrir deshidratación y de aumentar asimismo la posibilidad de sufrir jet-lag. También existe la posibilidad de que te pongas malo de pronto, y nadie quiere pasar la mayor parte de su vuelo en un baño estrecho y posiblemente sucio.

8) Usa ropa suelta

En cuanto al atuendo, los expertos recomiendan que lleves ropa cómoda y suelta, especialmente si el vuelo va a ser largo. Los hombres puede optar por vaqueros y camiseta, y ellas por unas botas planas y un jersey ancho.

9) Varias capas de ropa y una bufanda

En los vuelos, tanto largos como cortos, es fácil pasar de la congelación al acaloramiento. Para mantener el cuerpo a una temperatura cómoda, lo mejor es llevar varias capas de ropa. Los expertos recomiendan no usar solo una camiseta y una chaqueta, sino llevar más prendas para poder quitar la que moleste o ponerse encima la que sea necesaria.

Una bufanda o fular también es una prenda necesaria en un vuelo, ya que se le puede dar muchos usos: como manta, como almohada o incluso como apoyo lumbar. Ahora que estamos en otoño no te costará hacerte con una.

10) Hazte con una almohada para la cabeza

Aunque la bufanda puede hacer este uso, lo mejor es ir bien preparado. No está de más que lleves un apoyo como dios manda para el cuello, que mejorará notablemente tu bienestar y evitará que sufras posibles contracturas por una mala postura.

11) Lleva algo para apoyar la espalda

Seamos sinceros: los asientos en general no son nada cómodos, sobre todo porque no se ajustan a la columna vertebral. Y los de los aviones no son una excepción. Esto ocasiona inebitablemente que luego la mayoría acabe con dolores de espalda y cuello. Por eso, es recomendable que te asegures de que tu columna está perfectamente apoyada y que no haya huecos. Puedes colocar una almohada, una bufanda o un suéter en la parte que se hunde la espalda, de esta forma mantendrás la espalda en su forma natural y ninguna parte se cargará más que otra.

12) Tapones y máscara

Escuchas la música de tu compañero, el ruido del móvil del de delante, el llanto de un bebé que no logras ni visualizar y los ronquidos del de detrás. Y cuanto más intentas evadirte, más consciente eres de los ruidos que hay a tu alrededor. ¿La solución? Ponerte unos tapones, los cuales no solo mitigarán el ruido, sino que reducirán tu nerviosismo y estrés. 

Llevar una máscara para los ojos no está de más, así evitarás que la luz te moleste. 

13) Haz estos ejercicios en el asiento

Estar sentado tantas horas puede conllevar que se te carguen las piernas, por eso los expertos aconsejan que realices algún que otro ejercicio que puedes hacer tres o cuatro minutos cada hora.  

Un ejemplo es levantar los pies del suelo y girarlos en círculo. Otro, mantener los talones en el suelo mientras apuntas con los dedos de los pies lo más lejos posible y levantas los talones hacia arriba. También puedes balancear los hombros hacia delante y hacia atrás.

14) Lleva baterías

Viajar vacía por completo la batería de tu móvil. El aburrimiento de la espera hace que lo uses más que normalmente. Juegas, te da por hacer limpieza en tu email o consultas una y otra vez las redes scoiales. Por eso, debes asegurarte de subir al avión con el móvil al máximo de batería, o llevar contigo una fuente de alimentación. 

15) Asiento con ventana y al lado del ala

Es muy importante que elijas adecuadamente el asiento en el avión. Los mejores son aquellos que dan a la ventana (puedes apoyarte en la pared y no estás rodeado por ambas partes por desconocidos ni te molestan con los carros de bebidas). En cuanto a la localización, debes escoger el que esté al lado del ala del avión, ya que notarás menos las tubulencias y estarás más cerca de la gravedad del avión.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios