tienes que tener rutina intestinal

El momento exacto del día en que debes ir al baño, según la ciencia

La mayoría de las personas va mal al servicio, y a menudo se ven obligadas recurrir a laxantes. Eso es porque no saben la hora exacta en la que deben sentarse en el retrete

Foto: Ella sabe cuándo tiene que ir, por eso está así de sana. (iStock)
Ella sabe cuándo tiene que ir, por eso está así de sana. (iStock)

La naturaleza es caprichosa y no siempre marca el camino correcto. El organismo, en numerosas ocasiones, marca señales confusas y nada claras, lo que provoca que hagamos cosas en el momento menos indicado. Como, por ejemplo, comer cuando en realidad tenemos sed o no dormir cuando nuestro cuerpo nos lo pide. Todo ello desestabiliza el ritmo normal del cuerpo. Algo parecido ocurre con el aparato digesivo.

La mayoría de la gente va mal al baño, y a menudo se ve obligada recurrir a laxantes para poder evacuar los desechos. Están todo el día agobiados, con prisas y no paran ni un segundo en el retrete. A ello hay que añadir la mala alimentación que impera en estos tiempos donde todo se quiere para ayer. ¿Resultado? No hay tiempo para sentarse en el retrete, y cuando lo hay aquello no funciona como debería.

El estreñimiento es un mal común en nuestro país. Según la Fundación Española del Aparato Digestivo afecta a entre un 12 y un 20% de los adultos

Pero no hagamos de esto un drama. La solución es muy sencilla si sabemos la hora correcta en la que debemos ir al baño para hacer nuestras necesidades. Es justo la hora en la que el cuerpo está preparado para evacuar. ¿Y quién somos para llevarle la contraria a la madre natura? Pues bien (tachán), el momento perfecto para hacer de vientre (como dirían antiguamente) es justo 30 minutos después de despertarse. Es decir, si diariamente te levantas a las 7:00, deberías sentarte en la taza a las 7:30 horas. Tu aparato digestivo estará preparado para limpiarse en ese momento. Ten paciencia. Quédate ahí un ratito y verás qué fácil.

La ciencia te dice cuándo evacuar

Sabemos que esto es muy friki, pero no lo decimos nosotros. Lo asegura un estudio científico, detalla 'The Sun', el cual establece que es el momento perfecto porque cuando nos despertamos, nuestros intestinos comienzan a moverse, y están listos para liberar los desechos del día anterior. Todo ello porque nuestro intestino delgado se ha pasado la noche procesando la comida con el colon, mientras dormíamos.

Si los primeros días lo pruebas y ves que no sale nada, no te preocupes. Hay que acostumbrar a los intestinos a un horario, igual que te acostumbras a dormir y a comer cada día a la misma hora. "Esto es como si un día te saltas tu taza de café de por la mañana, te sentirás raro. Tus intestinos también aman los hábitos. Por eso es malo ir corriendo al trabajo en lugar de tener tu rutina de movimientos intestinales. Ahí es cuando la irregularidad comienza a filtrarse", añade Kenneth Koch, jefe de Gastroenterología del Wake Forest Baptist Medical Center a 'Women's Health'.

El momento perfecto para hacer de vientre es justo 30 minutos después de despertarse

En cuanto a la regularidad, la media está en tres veces por semana, detalla Stephen B. Hanauer, director médico del Northwestern Medicine Digestive Health Center. No obstante, cada cuerpo es un mundo. Solo debes tener unos hábitos diarios intestinales que no desestabilicen tu organismo. 

Un factor importante en que todo vaya sobre la marcha es la dieta que sigas. El café, las frutas, las verduras y la fibra facilitarán la misión. Los expertos recomiendan comenzar el día con un desayuno rico en fibra y con un café. Y no solo entre semana, sino todos los días. También, obviamente, necesitarás reservar un momento al día para sentarte tranquilamente y dejar que todo fluya.

Aunque parezca un tema trivial y jocoso, es importante. Si no evacúas correctamente, las bacterias del cuerpo convertirán las heces que no has expulsado en gases, que te harán estar hinchado todo el día y que, incluso, puede provocar estreñimiento y problemas más graves como el síndrome del intestino irritable si la situación se prolonga.

Plan muy eficaz contra el estreñimiento

El estreñimiento es un mal común en nuestro país. Según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) afecta a entre un 12 y un 20% de los adultos españoles (más mujeres que hombres). Por ello has de prestarle atención. Si a pesar de los consejos anteriormente descritos no logras defecar un mínimo de tres veces a la semana, deberás cambiar una serie de hábitos, tal y como detalla el doctor Arnold Wald en una revisión de estudios sobre el tema publicada recientemente en 'The Journal of the American Medical Association'. Atento:

1. Los alimentos 'top'

Debes comer con frecuencia legumbres, cereales integrales, verduras, frutas deshidratadas y frutos secos. Se aconseja tomar diariamente entre 25 y 30 gramos de fibra, y café.

2. Los alimentos a evitar

Algunos alimentos fomentan el estreñimiento. Es el caso del arroz blanco y otros carbohidratos refinados, los plátanos poco maduros, el té, el queso y el chocolate.

3. Cuándo beber agua

Bebe un vaso de agua antes de acostarte para que se ablanden las heces y otro nada más despertarte para estimular el intestino.

4. Mucho ejercicio

Muévete. Cuanto más intenso sea el ejercicio, mejor.

5. Horario fijo

Nunca retrases tu visita al baño cuando tengas ganas de defecar. Establece un horario fijo para ducharte o bañarte.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios