fábrica de sueños... húmedos

Las cinco normas a seguir en las fiestas sexuales de élite que marcan tendencia

Si vives por aquí con un sueldo normalito y te interesan las experiencias sexuales diferentes, lo que sucede en Hollywood te pondrá los dientes largos

Foto: 'Mujeres tremendas practicándose sexo oral unas a otras por todas partes'. (iStock)
'Mujeres tremendas practicándose sexo oral unas a otras por todas partes'. (iStock)

Las orgías glamourosas se llevan. Siempre han existido allí donde había dinero y poder, pero quizá los ricos extravagantes tienen menos reparos a la hora de hablar de ellas: 'corrupción' es ahora un término político y económico, no sexual. Los bajos instintos parecen menos bajos con una copa de champán francés en la mano y una mesa hecha de cuerpos jóvenes y bellos.

Eso, usar "muebles humanos" para tomar algo relajadamente, es una de las señas de identidad de estos encuentros periódicos que vuelven a acaparar titulares en las revistas sobre sexo y estilo de vida. En 1999, Kubrick y su equipo de arte y fotografía fijaron buena parte de este ambiente en 'Eyes Wide Shut'. Se siguen reconociendo rasgos de aquel otro revival: oscuridad que recuerda a los ritos satánicos, máscaras de cuando la fiesta de terror por antonomasia era el Carnaval y no el Halloween de los niños norteamericanos, y cierta frialdad que convierte el sexo en algo extraño, enfermizo y ritual. Sí, por favor.

En 'Cosmopolitan' Hayley MacMillen ha recopilado cinco tendencias para este otoño-invierno que harás bien en observar si estás pensando en integrarte en la élite sexual de Los Ángeles. Ir al teatro, cenar algo caro con velas y volver a tu mansión a acostarte con tu pareja es de perdedores. He aquí lo que sí podrás contar con orgullo.

Máscaras siempre

En el meollo de la cuestión, tu identidad exacta no interesa, en tanto en cuanto los dígitos de tu cuenta bancaria cumplan los requisitos. La individualidad es un valor pero tienes que demostrarla con creatividad, a través de la máscara elegida. Las últimas crónicas hablan de cabezas de conejo de cuero negro (o de cerdo con un letrero en el cuello donde se lee "tócame"), encajes, diamantes falsos y plumas de cabaretera. 

"Señoritas gratis"

Hay cosas que no cambian, por suerte o por desgracia. Para las mujeres solteras y atractivas, es fácil conseguir un pase a estos eventos exclusivos. El proceso de selección es exigente, eso sí. Damon Lawner, fundador de las mascaradas mensuales del club Snctm, una de las más citas más conocidas de este tipo de servicios de lujo, usa una aplicación de móvil donde las aspirantes tienen que subir fotos y descripciones sugerentes.

He visto actividades entre mis invitados increíblemente excitantes. Estrellas del rock han tocado la guitarra para mí en mi cuarto

Lo mejor es la sensación de poder acceder a chicas dispuestas que solo acuden por diversión, en principio nada que ver con el sórdido mundo de la prostitución callejera: "Soy políglota y disfruto con las conversaciones picantes, así que espero que durante una aventura sexual los otros asistentes aprendan algunas palabras pervertidas", escribe una de estas mujeres, que sí tuvo la suerte de entrar en el menú. De asistir, queremos decir. ¿Te animas a intentarlo?

Anonimato garantizado

Los famosos más deseados, y más aún si están casados con otros en su misma situación, tienen derecho a hacer cosas depravadas e ilegales en buena parte del mundo y a hacerlo en un ambiente de megalujo sin que la prensa les rodee. Y si no tienen derecho, el caso es que pueden pagarlo.

(iStock)
(iStock)

Rockeros del Hall of Fame, personalidades del cine con estrella en Hollywood Boulevard y otros afortunados con licencia para pecar se hacen miembros para todo el año por 10.000 dólares. Si te parece poco también puedes hacerte un carnet vitalicio, lo que llaman el nivel Amo ('Dominus'), por unos 75.000. Según Lawner, hay unas 100 personas que son miembros del primer tipo y solo unas diez del segundo.

Mesa servida para parejas

No hay que molestarse ni en llamar al camarero. Un servicio con alcohol para toda la noche se puede conseguir por la módica cantidad de 2.500 dólares por pareja. Cuando el club Snctm abrió sus puertas en Beverly Hills, el precio era de 50 dólares. 

Muebles humanos

Si todo lo que sea salir de IKEA te hace sentir indigno de tanto lujo, esto te encantará. Personas cuidadosamente seleccionadas por sus proporciones trabajan en estas Mascaradas a cuatro patas como mesitas junto a los sofás. Una de las Devotas -así se llaman los que acuden a estos rituales paganos, 'Devotees'- asegura que la primera vez que asistió a la cita, la llevaron encadenada como a un perro por toda la fiesta.

De día es analista de datos; por la noche saca a la luz su otra personalidad: la de mesa de cóctel.

Pobre erotómano rico

Para las últimas veladas, confirmaron su asistencia un dueño de hoteles en Nueva York, un millonario de Moscú, un famoso productor de televisión y varios modelos internacionales. A pesar de todo, Mike Sager ha contado últimente en 'Esquire' que ve "infeliz" a Lawner. Quizá no todo en la vida es riqueza, mujeres en topless y aparecer en la prensa internacional como una especie de nuevo Hugh Hefner.

Sager fue a verlo durante una de sus fiestas con piscina y lo describe como "un hombre atractivo de 45 años, de físico magro y esculpido" presidiendo todo desde una silla de mimbre. Hace solo cuatro años, era un inversor en bienes raíces con esposa e hijas y una crisis de mediana edad con la que sí podemos identificarnos. "¿Es esto todo?", se preguntaba. La estabilidad de la monogamia y una economía saneada no parecía suficiente. 

Lawner ha creado una "utopía espiritual y erótica" donde la gente con mentalidad similar tenga "tanto sexo y amor como sea posible"

Ahora es símbolo de morbo y exclusividad con sus encuentros limitados a 99 personas como máximo. Desde el principio quiso que el ambiente fuera más íntimo que el de fiestas similares para 'swingers' al uso. Como buen hijo de hippies, curtidos en una comuna al norte de Nueva York, ha tratado de crear una "utopía espiritual y erótica" donde la gente con mentalidades similares pueda tener "tanto sexo y amor como sea humanamente posible, de tantas formas como se pueda imaginar y con la gente más bella y simpática que se pueda encontrar". Y según añade Sager, sin ataduras de ningún tipo.

"Ha habido noches que veía lo que sucedía por toda la mansión y no podía creerlo. Es impresionante. He visto actividades entre mis invitados increíblemente excitantes. Me he sentado en la alfombra de mi cuarto escuchando a estrellas del rock tocando la guitarra para mí. He visto a las mujeres más tremendas practicándose sexo oral y haciéndose el amor unas a otras por todas partes. Y he participado. Me he visto envuelto en situaciones que me han hecho pensar '¿Pero qué es esto? Ningún hombre debería poder experimentar algo así. Es casi injusto'".

Por el camino, perdió todo lo que le unía a la normalidad. "Podía haber ido con traje y corbata. Podía haber seguido volviendo a casa con mi hermosa mujer, que me quería profundamente y mis dos preciosas hijas. Podía haber construido una vida agradable", pero prefirió el riesgo y el cambio. "Elegí seguir mis sueños en todo. Sabía que perdería a mi familia, hice una elección consciente. Abandoné todo lo que amaba y lo que me importaba en el mundo. La verdad es que tengo el corazón roto". 

¿Mereció la pena? Para muchos de los asistentes a su paraíso sexual, sin duda.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios