El sencillo y efectivo truco para saber si tu ropa es de buena calidad
  1. Alma, Corazón, Vida
en tan solo diez segundos

El sencillo y efectivo truco para saber si tu ropa es de buena calidad

En la tienda es fácil dejarse llevar por la primera impresión, que tiene que ver sobre todo con el corte, los colores y la textura. Añade esta prueba para comprar con éxito

Foto: El sencillo y efectivo truco para saber si tu ropa es de buena calidad
El sencillo y efectivo truco para saber si tu ropa es de buena calidad

Si eres de los que se lleva siempre lo más caro cuando hay dudas sobre la calidad, seguro que más de una vez te has llevado sorpresas desagradables.

Es cierto que la ropa nueva muy barata suele durar menos y reaccionar peor a los lavados, pero esa orientación no es de ayuda cuando llegas justo a fin de mes, o si adquieres habitualmente ropa de segunda mano o fuera de temporada.

Un truco de dos pasos

Los expertos nos recomiendan un truco muy rápido de dos pasos para evaluar el comportamiento futuro de la prenda. La podríamos llamar ‘la prueba del algodón y de todos los demás tejidos', porque se puede aplicar con bastante fiabilidad a casi todo lo que encuentres en una tienda de moda.

•Apretar y soltar. Coge un trozo de tela y arrúgalo bien en el puño creando una bola. Mantenlo así unos segundos y luego suéltalo y observa con atención: los buenos tejidos vuelven rápidamente a su estado original. Si sigues viendo las arrugas, mal asunto.

•Estirar y soltar. Agarra la prenda con las dos manos y estírala suavemente. Como en el punto anterior, deja de ejercer esa pequeña fuerza y comprueba: ¿sigue estirada? Imagina entonces cuánto tardará en perder la forma cuando la laves, la tiendas o simplemente te sientes con ella puesta.

Más allá del tejido

Además del material con el que se ha confeccionado la prenda, notarás si la factura es buena porque:

•Tiene pocas cremalleras. Suelen dar mal resultado; si están ahí en cantidad es porque son la forma más barata de fabricar. Las que haya, que estén bien ocultas y que abran y cierren fácilmente. Si no, serán lo primero en fallar.

•No tiene hilos sueltos. Las costuras están bien acabadas y son regulares.

Los expertos recomiendan 'apretar y soltar', y 'estirar y soltar' para evaluar el comportamiento futuro de la prenda

•Tiene poco porcentaje de fibras sintéticas. Lo mejor suelen ser los tejidos naturales: seda, lana y algodón, porque mantienen mejor la temperatura, dejan respirar la piel y duran más. Los olores se fijan mucho más en las sintéticas (aunque a cambio son más económicas y a veces más cómodas al tacto).

•Cada prenda del mismo modelo es idéntica. Lo contrario, a no ser que se trate de una prenda artesanal, suele significar que se ha trabajado con plazos ajustados y sin demasiadas exigencias de calidad.

•Tiene extras como botones de recambio y dobladillos generosos. Si en la tienda te ofrecen la opción de arreglar la prenda para ti, es otra pista positiva: si saben de corte y confección y se implican con la prenda probablemente también respondan de la calidad de lo que venden.

•Tiene un buen grosor. Lógicamente, a mayor solidez más resistencia como norma general. Ante la duda, evita los tejidos muy transparentes y finos.

Trucos Tejido Ropa Tiendas Moda
El redactor recomienda