LLEGA 'LOS SUPERVINOS 2017'

Vinos buenísimos tirados de precio en el súper: cuáles deberías comprar y por qué

No hace falta gastarse más de 20 euros en una botella para tener un buen vino. Con menos de siete euros, podemos quedar como unos reyes sin gastarnos demasiado

Foto: Bueno, bonito, barato y al alcance de todos. (iStock)
Bueno, bonito, barato y al alcance de todos. (iStock)

En España vivimos como queremos, al menos en lo que a vino se refiere. “Si yo presentara estos vinos que estamos tomando en una colonia europea de viviendas de lujo de Málaga, Girona o Alicante, me hacían presidente de la Unión Europea, porque se vuelven locos con la naturaleza de estos vinos”, explica durante la cata presentación de 'Los supervinos 2017' (Las Guías del Lince), su autor, el enólogo y viticultor Joan C. Martín. “¿No os dais cuenta de lo francos y naturales que son, de lo bien hechos que están? Yo no les encuentro ningún defecto. Y luego, mirad los precios”.

Vinos buenísimos tirados de precio en el súper: cuáles deberías comprar y por qué

Ahí está la clave de la guía que acaba de presentar su octava edición entre copas de vino para periodistas y tablas de puntuaciones de las que saldrá el Supervino 2017 elegido por la prensa. Ninguno de los vinos probados sube de los siete euros, pero tampoco hay ninguno malo. Ni siquiera mediocre. Algunos de ellos cuestan apenas 2,97 euros, como el Clot d'Encis 2015. En España se puede beber vino muy bueno y muy barato, y la guía sigue siendo, otro año más, la mejor orientación para no perderse entre los lineales de los supermercados, que ofrecen más de lo que parecen. Sobre todo si lo explica alguien como Martín, que a sus 35 años de carrera, sigue mostrando auténtica pasión por su trabajo.

El valenciano, Premio Nacional de literatura gastronómica, ha probado en esta ocasión 901 vinos para elaborar la lista (siempre a primera hora de la mañana, con el paladar dispuesto), que además ha terminado por convertirse en un fenómeno editorial que cada año aumenta su tirada. Como explica su editor, Enrique Murillo, por su independencia: nadie paga nada por aparecer en el volumen y todos los vinos catados se compran en supermercados de España, “haciendo cola como cualquier hijo de vecino”. Este año trae buenas noticias, explica Martín, ya que el nivel y la diversidad han subido aún más. En parte, por la nueva generación de Rueda y un gran progreso de los rosados, que han pasado de ser “el acompañante pobre del catálogo” a una de las sorpresas más gratas.

Joan C. Martín, entre copas, en la presentación madrileña de 'Los supervinos 2017'.
Joan C. Martín, entre copas, en la presentación madrileña de 'Los supervinos 2017'.

“Los vinos seleccionados en esta edición son de más calidad y por lo tanto obtienen en conjunto más 'ojos' [la valoración que le da] que los de la edición anterior”, escribe el autor en el prólogo, en referencia al sistema de puntuación establecido, que tiene también en cuenta la calidad-precio. Este año, hay dos vinos que consiguen la máxima puntuación, un cava y un tinto crianza de la sierra de Málaga:

  • Dominio de la Vega. Authentique Brut Nature. DO Cava. 9,65€. Dónde comprarlo: Hipercor (Cornellà, Barcelona), Consum y El Corte Inglés
'Los supervinos 2017'.
'Los supervinos 2017'.

“Uno de los más elegantes, sedosos y perfectos que podemos catar”, explica en el libro Martín. “Límpido, cristalino, brillante. Color blanco brillante, amarillo verdoso. Aroma perfumado: madreselva, helecho; afrutado (a pera) y frutos secos. Sabor seco, natural, afrutado, salino a frutos secos (avellana); golpe espumoso fino, ligero, regular, hormigueante y fresco”. No es un cava catalán, pero es uno de los mejores de España, como reconocen los cavistas catalanes: su origen se encuentra en Requena-Utiel (Valencia). Como recuerda el autor, el cava es, aunque lo olvidemos, el vino español más exportado.

 

  • Vega del Geva. Tinto Crianza. Pérez Hidalgo. DO Sierras de Málaga. 8,85€. Dónde comprarlo: El Corte Inglés

El enólogo se lanza a una entusiasmada defensa del habitante de la sierra malagueña, recio y noble, como de novela de Blasco Ibáñez, para de paso elogiar uno de los mejores vinos baratos de España, que en el libro aparece sintetizado con las palabras “la perfección”. “De limpidez brillante y color rojo rubí, tiene un perfume a regaliz, moras silvestres y ciruelos rojos”, escribe sobre él. “En boca es sedoso, a mantequilla irlandesa y confitura casera. Tiene un pase aterciopelado por el paladar y su postgusto es largo y elegante. El cierre; profesional; y la información, completísima, con variedades, proceso, barricas y fechas de envasado en el lote. El precio, justo”.

Un Rueda debe saber a Rueda. Deconstruir el vino para hacerse el Ferran Adrià me parece un horror

Son tan solo dos de una larga lista de 102 supervinos (menos de 6,99€) y 48 megavinos (menos de 14,99€). Los factores que Martín tiene en cuenta son muchos: no solo la calidad, sino también el origen (“lo siento, un Rueda debe saber a Rueda, eso de deconstruir el vino para hacerse el Ferran Adrià me parece un horror”), las características (“si me dicen que es joven, tengo que encontrar la juventud”), la presentación y la información.

Martín ha elaborado para la cata presentación en La Central de Callao una pequeña selección de vinos, de entre los cuales saldrá el ganador. Son seis bazas ganadoras, recogidas en el libro y que cuestan poco más que un tetra-brick. La selección es la siguiente:

  • Casa Cesilia. Casa Sicilia, DO Alicante, 4,90€ (blanco): “Para quien diga que en el mediodía español no se pueden hacer grandes y finos blancos, aquí está este blanco joven de Casa Cesilia hecho con macabeo y 'sauvignon blanc”.
  • Pago del Vicario. Petit Verdot Rosado. Vino de la tierra de Castilla, 3,99€ (rosado): “Singular rosado de 15º, vendimiado nocturnamente, de la variedad tinta 'petit verdot', que parece haberse aclimatado muy bien en Pago del Vicario, situado en la Ribera del Guadiana, junto a las primeras estribaciones de los Montes de Toledo y cerca de Ciudad Real”.
  • Clot d'Encis 2015. Tinto joven. Agrícola Sant Josep. DO Terra Alta, 2,97€ (tinto): “Tiene una densidad exquisita por su cuerpo y postgusto elegante. Presentación excelente e información completísima, con fecha de envasado. Como es un tinto joven que va a durar, bienvenida la información. El precio, un regalo”. Quizás el vino que mejor acogida tuvo durante la cata, ¡y por apenas tres euros! La dificultad es que solo puede comprarse en lugares muy concretos como Caprabo de Tarragona, Bonpreu o Esclat.
  • MO Monastrell 2013. Sierra Salinas. DO Alicante. 6,35€ (tinto): “Supervino del año en la edición 2016, este tinto lleva camino de convertirse en un valor histórico. Lo debe a su 'terroir', que no dejaremos nunca de recomendar: la Sierra de Salinas en el Vinalopó”. Como recuerdan autor y editor, la mayor parte de vinos cambian cada año. Sin embargo, este es tan bueno que se ha mantenido en las últimas ediciones.
  • Aubelló 2013. Barrica. Capçanes. DO Montsant. 4,99€ (tinto): “Aubelló es un tinto criado durante nueve meses en barrica de roble francés. De intenso color de cereza roja con ribetes morados casi negros. Elaborado con garnacha y syrah. Aroma de frutos rojos y también de frutos secos como la avellana”.
  • Peñamonte tinto crianza 2013. Bodegas riojanas. DO Toro. 6,80€ (tinto): “Este crianza es ya un reserva, pues el que compré en abril de 2016 es de la cosecha 2010. La bodega le ha dado cuartelillo”.

Son tan solo seis opciones de las muchas que ofrece el libro, que encajan según la ocasión y el gusto (y, por qué no, el bolsillo, aunque todos sean realmente baratos). ¿Qué nos falta en cuestión de vinos? Quizá, como explica Martín durante la presentación, aplicarnos el cuento de los franceses: “Con el vino todo el mundo es serio y riguroso. Si hay un valor nacional, es respetado, es un valor de la república y la 'grandeur'. Nadie va a decir, 'como me viene bien, compro a los del panel de catas”. Sus palabras muestran que el vino no tiene por qué ser caro. Tan solo riguroso… y un disfrute, como el contagioso tono exaltado del enólogo demuestra.

Cómo comprar un vino en el súper

Todo muy bonito, pero ¿cómo saber qué botellas son las mejores cuando llegamos al establecimiento? Joan Martín, que se ha pateado establecimientos de todo el país para encontrar esos vinos desconocidos que son los que más le sorprenden, ofrece una somera explicación: “En un lineal, el supermercado te da tres centímetros para que ocupes una botella. Cuanto más veces rote esto, más beneficio tendrá, lo que no siempre tiene que ver con la calidad. El vino que más se vende no es el mejor. Cuando un vino no se vende, no rota, le van matando poco a poco y le van quitando de la vista”.

En resumen: lo que te encuentras a la altura de los ojos es lo que más se vende, lo que más rota. Si algo no se vende, va siendo desplazado a otras alturas y, además, se le baja el precio. Moraleja: hay que agacharse para encontrar los mejores vinos, los 'curiosones', al mejor precio. “Cuando voy al lineal, hay que ir para abajo”. Quizás a la altura de la rodilla o del tobillo, pero rara vez a la altura de los ojos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios