Bañarse en champán y conducir desnudos, así es la vida de los 'niños' ricos de Singapur
  1. Alma, Corazón, Vida
ser rico y parecerlo

Bañarse en champán y conducir desnudos, así es la vida de los 'niños' ricos de Singapur

"Lujo asiático" es una expresión que lleva a error: la mayoría de la población del continente vive en condiciones difíciles. Esta ciudad y sus jóvenes mimados son una excepción

Foto: Se ha quedado fresca la mañana. (Instagram)
Se ha quedado fresca la mañana. (Instagram)

Tras un ascenso meteórico, Singapur es el país más rico del sudeste de Asia y está en el podio mundial, en parte gracias a su manejable tamaño y a una economía liberal a ultranza. Los impuestos son de los más bajos del globo, no hay límites al capital que se puede amasar sin pagar y no saben qué es eso del impuesto de sucesiones.

Una de las más importantes políticas de igualdad es un 'Fondo Previsor' obligatorio... al que contribuyen los trabajadores con un 36% de su sueldo; y en muchos sectores los empleados menos cualificados cobran menos de dos dólares la hora en jornadas interminables. No hay endeudamiento público ni corrupción, aunque también podríamos decir que apenas hay estado al que robar.

La ciudad, que es también país, fue colonia inglesa hasta los sesenta y conviven allí chinos, malayos, indios y una proporción muy pequeña de expatriados de fuera del continente que se dan la gran vida en sus barrios residenciales, hoteles y 'resorts' de lujo. En el centro se acumulan los grandes rascacielos de los negocios globales que han hecho que la renta per cápita (media) de Singapur sea más alta que la de España, aunque la desigualdad también es mayor.

Ser pobre no se lleva

'The Sun' ha seleccionado algunas imágenes golosas del extremo dulce de esa desigualdad, aunque, como siempre que se trata de súper lujo y extravagancias, intuimos algún que otro desajuste mental bajo toda esa ostentación. Igual que quien nunca ha pasado hambre tiene más opciones de convertirse en bulímico, puede que estos pobres niños ricos necesiten vomitarnos todo su dinero en Instagram.

Si te sobran los fajos de billetes y estás buscando un lugar donde no te juzguen por conducir coches de lujo desnuda, llenar el maletero con cientos de dólares en bebidas alcohólicas o posar con tus amigas luciendo biquini desde el yate, has encontrado tu paraíso. Si te gusta reírte de todo eso, o suspirar de envidia cochina, estás en el lugar indicado sin necesidad de coger un transatlántico.

Esta foto es de una modelo y suponemos que ya llevaba un equipamiento genético privilegiado, pero estar así de potente en Móstoles no sería lo mismo.

La siguiente imagen está al borde de lo insoportable. Para salvarse de cruzar esa línea, al menos el pie de foto debería ser algo inteligente y original que atenúe la envidia malsana.

Tras un duro día de exhibirse, el cansancio ataca. Las ganas de tumbarse son universales, democráticas, pero la mayoría lo hacemos en colchones de IKEA.

Con todo, la siestecita en montañas de dinero no ha sido tan cara. Todavía nos podemos permitir una fiesta con amigos, 20.000 dólares solo en vodka y champán.

Lol #richkidsofsingapore

A photo posted by nkt (@bluuwave) on

Y lo que sobre, nos lo tomamos en la bañera, que la cama sigue llena de billetes y hasta mañana no viene la de la limpieza a recogerlos.

No te quejes de la siguiente joven protagonista, ha cogido lo más barato de Chanel: un globo y un capirote, ¡qué simpática! Puede que hasta se los hayan regalado, como cuando tu cuñada te trae bolígrafos corporativos de su oficina. Explicar el lema de la camiseta va a ser un poco más difícil...

En fin, mejor no quedarnos mucho por aquí. Pero ya que nos vamos, hagámoslo a lo grande, en alguno de los utilitarios de la Ferrari Store de Singapur.

¡Hasta la próxima!

Instagram Súper ricos Lujo Singapur Noadex
El redactor recomienda