una buena noticia para los homosexuales

Los hijos sin madre: los óvulos de la mujer ya no son necesarios para procrear

Científicos británicos han logrado desarrollar embriones viables a partir de esperma de ratones sin necesidad de un óvulo. Está lejos de ser aplicable a seres humanos

Foto: La técnica plantea la posibilidad de que hombres y mujeres homosexuales puedan tener un hijo. (iStock)
La técnica plantea la posibilidad de que hombres y mujeres homosexuales puedan tener un hijo. (iStock)

La ciencia avanza a pasos agigantados, sobre todo en lo que a fertilidad se refiere. Un nuevo experimento, publicado en 'Nature Communications' y llevado a cabo por un grupo de científicos del Departamento de Biología y Bioquímica de la Universidad de Bath (Reino Unido), ha conseguido, por primera vez, crear embriones que provienen de células que no son de óvulos. Sin embargo, la mujer sigue siendo necesaria para gestar el embrión en su interior.

Antes se pensaba que solo el óvulo femenino era capaz de activar los cambios en el esperma para hacer un bebé. Tiene sentido: cuando los espermatozoides se encuentran con el óvulo se forma un embrión con la mitad de cromosomas del padre y la otra mitad de la madre. Ahora, los científicos han descubierto que los embriones pueden ser creados a partir de células que lleven todos sus cromosomas, no solo el 50 por ciento. Es decir, que cualquier célula del cuerpo humano podría ser fertilizada por un espermatozoide. 

Los científicos han llegado a esta conclusión tras haber estudiado a tres generaciones de ratones, creados a partir de esta nueva técnica. Todos los roedores están en forma y gozan de buena salud. Los investigadores están planeando poner a prueba la teoría con células de la piel.

Los embriones pueden ser creados a partir de células que lleven todos sus cromosomas. Es decir, cualquier célula podría ser fertilizada por un espermatozoide

El doctor Tony Perry, embriólogo molecular y autor principal del estudio, asegura que este trabajo desafía el dogma: "Se ha pensado que sólo un óvulo era capaz de reprogramar el esperma y permitir el desarrollo embrionario. Pero este estudio va más allá. Estamos hablando de diferentes maneras de hacer embriones. Imagínate, por un momento, que pudieras coger células de la piel y hacer embriones a partir de ellas. Esto podría tener múltiples utilidades".

Durante años, la ciencia ha estado trabajado con ovocitos alterados para convertirlos en un embrión sin fertilización, conocido como partenote. De esta forma se crea la vida, pero es muy corta: los seres nacidos de este modo mueren a los pocos días, pues les faltan datos del esperma para poder desarrollarse. Ahora la ciencia ha descubierto que no tiene por qué ser así. 

Una buena noticia para gais 

Aunque los investigadores utilizaron un óvulo para el experimento, no creen que se requiera para procrear. En teoría, la técnica debería funcionar con cualquier célula del cuerpo siempre que la mitad de los cromosomas se eliminen primero para permitir que se fusionen con los cromosomas de los espermatozoides.

Dos hombres podrían tener un bebé cuyo ADN estaría compuesto por ambos. No obstante, se seguirá necesitando a la mujer para el proceso de gestación

La técnica plantea la posibilidad de que hombres y mujeres homosexuales puedan tener un hijo. El ADN del pequeño estará formado por la mitad de cada miembro de la pareja. No obstante, se seguirá necesitando a la mujer para el proceso de gestación, pues tendrá que llevar el embrión dentro durante nueve meses. 

Asimismo, este descubrimiento podría permitir a un hombre la posibilidad de fertilizar sus propias células con las de sus padres para tener descendencia.

Las mujeres podrán ser madres más tarde

Esta nueva técnica de fertilización puede ayudar a las mujeres a poder ser madres en cualquier momento de su vida. Ellas nacen con todos sus óvulos, pero con el paso de los años los van perdiendo. Se degradan o se pierden como consecuencia de alguna enfermedad grave, lo que imposibilita un posible embarazo. Pero ahora se podría fertilizar una célula de la piel, por lo que tener un bebé no sería tan descabellado. 

La edad media en la que una mujer deja de ser fértil se sitúa en los 41 años y, a partir de los 38, la calidad de los óvulos desciende a un ritmo veloz, de manera que cuando muchas parejas empiezan a plantearse la posibilidad de ser padres es demasiado tarde y se hace necesario acudir a la donación de óvulos.

La edad media en la que una mujer deja de ser fértil se sitúa en los 41 años, pero ahora gracias a esta técnica podrían ser madres a la edad que quisieran

La crisis económica, los cambios sociales, la incorporación de la mujer al mercado laboral han hecho que cada vez se retrase más el momento que una pareja elige para ser padres, de manera que la edad media del primer embarazo en España se sitúa en los 31 años, detalla 'Efe'.

El descubrimiento también podría ayudar a la preservación de especies en peligro de extinción, pues ya no sería necesario tener los óvulos.

"Lejos de ser aplicado a humanos"

Los embriones resultantes dieron lugar a una progenie viable en el 24% de las ocasiones, si bien su trabajo subraya que han detectado diferencias epigenéticas en el ADN de los mamíferos resultantes, lo que sugiere que la reprogramación del esperma siguió caminos distintos respecto al proceso de fertilización habitual.

La revista advierte de que el hallazgo de los científicos británicos está "lejos de ser aplicable a embriones humanos", dado que la supervivencia de los embriones implantados es baja y el proceso tan solo se ha probado hasta ahora en ratones. Poco a poco.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios