somos más gordos, y las tallas, más pequeñas

Las tiendas empequeñecen sus tallas al máximo para que no te quepa la ropa

Si te has intentado poner los pantalones que usabas hace 20 años, y no has variado de peso, verás que te quedan grandes. Mientras las marcas europeas están reduciendo su tallaje, las estadounidenses lo están ampliando

Foto:

"El otro día fui a Pull and Bear a comprarme unos vaqueros y no entraba en una talla 40. Es increíble, ¡si yo uso la 36!". La incredulidad de Eva (24) seguro que te es familiar. "Mido 165 cm y peso 55 kg, estoy delgada, ¿me puedes explicar quién entra en un pantalón de la 34 de esta tienda? ¿Niñas de 12 años? No lo entiendo, esto debería estar prohibido", nos cuenta, visiblemente indignada.

Eva tiene sentido común para entender que no ha engordado de un día para otro. Pero no entrar en la talla que suele usar le hizo sentir mal consigo misma. ¿Resultado? Salió de la tienda con las manos vacías, y no espera volver en mucho tiempo. ¿Moraleja? Haz sentir delgado a tu cliente, y este se comprará hasta los maniquíes del escaparate. Esa es justo la estrategia que han seguido las boutiques americanas.

Las tiendas americanas quieren que engordes

A principios de 1940, el gobierno estadounidense llevó a cabo el proyecto 'Works Projects Administration' para el que tomó 59 medidas de 15.000 mujeres diferentes. Los resultados sirvieron para crear en 1958 un sistema de tallas universal. Sin embargo, en 1983 esta norma quedó obsoleta. Los datos que la WPA había recogido ya no servían, y no solo porque los estadounidenses cada vez estaban más gruesos, sino porque solo se habían recogido medidas de mujeres blancas (las negras son más corpulentas). 

En el 2016 ya nadie entraba en una talla 38 de los años 50, lo que creaba a los clientes una elevada insatisfacción. Por eso, las marcas americanas se pusieron manos a la obra. Según revela 'Time', y a raíz de este cambio, las tiendas hicieron sus prendas más grandes sin variar el número de la etiqueta, haciendo sentir más delgados a los clientes y, por tanto, más felices.

El cambio de figura de las mujeres impulsó a la industria textil americana a modificar su tallaje, agrandando el tamaño de las prendas

Las mediciones que se hicieron el siglo pasado han variado hasta cuatro tallas: una mujer que en 1958 utilizaba la 38 ahora utiliza la 32

La mujer estadounidense media pesaba 63,5 kg en 1960, y en 2015 pasó a pesar 76,4. El cambio de figura de las féminas impulsó a la industria textil a modificar su tallaje, haciendo que sus nuevas clientas se sintiesen bien con su cuerpo. Los estudios han demostrado que los consumidores prefieren comprar ropa de tallaje pequeño, ya que aumenta su confianza. Y, ya se sabe, a más felicidad, más consumo, más dinero para la empresa. Nadie quiere comprar en una tienda que le hace sentir mal consigo mismo.

Las industria textil europea quiere que adelgaces

En nuestro país, y en Europa, ocurre justo lo contrario que al otro lado del charco. Las tallas de las tiendas son menores cada año. Quien entraba en una 38 hace 20 años, hoy no cabe en una 42. ¿Quizá somos más delgados que hace años y por eso las marcas se adaptan a nuestros nuevos cuerpos? Lo dudamos: la obesidad es una enfermedad que sigue creciendo en nuestro país. De hecho, España es el segundo país europeo después de Reino Unido con más obesos y personas con sobrepeso, según la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO).

Si los españoles no somos delgados, ¿por qué las tiendas se empeñan en reducir las tallas cada vez más? ¿Deberían copiar la estrategia de EEUU?

El último informe de 'The Economist' sobre obesidad en nuestras fronteras señala asimismo que el 17% de la población española sufre obesidad, mientras que un 53,7% tiene sobrepeso. En opinión del catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona Antonio Costas, desde 1970 se han "triplicado los índices de obesidad".

Es decir: si los españoles no somos delgados, ¿por qué las tiendas se empeñan en reducir las tallas cada año más? ¿Deberían cambiar su estrategia y copiar a los americanosnbsp;

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios