ABRACADABRA

"Perdí 45 kilos comiendo muchísimo. Pero eran alimentos saludables"

El ilusionista que perdió peso como por arte de magia, ahora cuenta en un libro cómo se dio cuenta de que necesitaba un cambio y lo hizo con éxito

Foto: Penn Jillette antes y después de adelgazar.
Penn Jillette antes y después de adelgazar.

El reconocido mago estadounidense Penn Jillette comenzó a plantearse seriamente la necesidad de adelgazar cuando los problemas de salud se tornaron graves para él. Con 149 kilos de peso y 61 años, la presión arterial de Jillette iba en aumento y pese a que los médicos le recomendaban la pérdida de peso para revertir la tendencia, no fue totalmente consciente del problema hasta que, en 2015, tuvo que ser hospitalizado a causa de una tensión excesivamente alta.

“Tomaba unos medicamentos muy potentes para bajar mi presión arterial”, explica él mismo en su libro ‘Presto: cómo hice desaparecer más de 100 libras y otros relatos mágicos’ (‘Presto: How I Made Over 100 Pounds Disappear and Other Magical Tales’). “El médico me dijo que si perdía unos 15 kilos podría reducir la dosis, pero me dijo que si conseguía llegar a pesar 105 kilos, no tendría que tomar ningún medicamento. Eso revolucionó mi conciencia”, continúa.

"Ningún amigo te dice '¡eh! Vamos a tomar una patata'; una monodieta no es nada buena para socializar”

Y como por arte de magia en tres meses... ¡conseguido!. Sin embargo, poco tiene de fantasía el modo en que perdió peso, que el mismo define como “muy extremo”.

Una breve monodieta

Al principio, empezó durante dos semanas comiendo un único alimento. Él eligió la patata, aunque confiesa que también le gusta el maíz, o los frijoles, pero “no quería un montón de chistes sobre pedos”.

El mago no pierde el buen humor, pero confiesa que “ningún amigo te dice ‘¡eh! Vamos a tomar una patata’; una monodieta no es nada buena para socializar”.

(iStock)
(iStock)

Aun cuando las monodietas puedan ser efectivas para la pérdida de peso están, en cambio, desaconsejadas, debido a que crearán en nuestro cuerpo una carencia de nutrientes que necesita para su correcto funcionamiento. En cualquier caso, están totalmente contraindicadas si se mantienen en el tiempo (por un corto período y siempre bajo supervisión de un especialista, pueden ser útiles).

Tres meses veganos

Ojalá hubiera sido vegano tal cual, porque habría comido más cosas. Tras la fase de la patata, llegaron tres meses comiendo solo verduras “sin incluir frutas ni frutos secos”, en una estricta alimentación de 1.000 calorías diarias.

A él no le gusta describirse como vegano: “aunque no como ningún producto de origen animal, la palabra vegano no es la que me define; hay muchos veganos que no comen saludablemente”.

La mayoría de los expertos en nutrición convienen en la importancia de tomar un buen desayuno

Para quienes piensen que mantenerte en un peso saludable es sinónimo de pasar hambre, aclara: “se puede comer mucho; a día de hoy tomo grandes cantidades de comida, pero comida muy, muy saludable”.

Mantenimiento en el tiempo

Pero como pasa con todas las dietas, si no se quiere volver a coger peso, es necesario mantener unos hábitos alimenticios determinados. En ocasiones esto lleva a las personas a vivir una dieta sin fin; sin embargo, no será necesario ser tan estrictos. Simplemente con acoger algunas de esas rutinas saludables (mejor que no sean extremas), podremos mantener el peso ideal y darnos algún capricho de vez en cuando.

Penn Jillette ha revelado en ocasiones cómo es su alimentación diaria ahora que no está a dieta. Él opta por saltarse el desayuno y comer un gran bol de ensalada aderezada con vinagre. Para la cena, verduras guisadas, arroz integral y fruta de postre.

Sin embargo, es cierto que la mayoría de los expertos en nutrición convienen en la importancia de tomar un buen desayuno, con todo tipo de alimentos para que nuestro cuerpo cuente con la energía necesaria para su correcto funcionamiento.

Ejercicio regular

(iStock)
(iStock)

Lo más importante para mantenernos en nuestro peso ideal, al margen de la alimentación, es establecer una rutina de vida activa. Hacer ejercicio es la mejor forma de estar saludable y si se toma costumbre de ello no solo no nos costará, sino que nos parecerá divertido; el tiempo de evasión que estamos esperando durante todo el día.

El mago hace a diario un entrenamiento de alta intensidad de 7 minutos, además de levantamiento de pesas y paseos en bicicleta de 16 kilómetros. “Al principio cuesta ser firme en la propuesta de mantener la regularidad de hacer ejercicio, pero ahora es muy divertido”, concluye.

En cualquier caso, conviene, al emprender cualquier tipo de dieta para perder peso, consultar con un especialista que vigile de cerca nuestro progreso y se cerciore de que no estamos cayendo en hábitos alimenticios perjudiciales para la salud, ya que una dieta demasiado agresiva sin el seguimiento adecuado puede causar trastornos graves en nuestro organismo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios