Virales: Fastídiate, Steve sobrio, hago lo que me da la gana. La nota de un borracho... a sí mismo. Noticias de Alma, Corazón, Vida
lo dejó todo atado y bien atado

"Fastídiate, Steve sobrio, hago lo que me da la gana". La nota de un borracho... a sí mismo

"Es gracioso porque es verdad", dicen los cómicos. Cualquiera que haya pasado una gran tajada y una resaca importante se sentirá identificado

Foto: Steve, medio sobrio. (Facebook)
Steve, medio sobrio. (Facebook)

"Me tomo una más y a casa"; "Aunque me emborrache, nada de liarme con él"; "Pase lo que pase, no pienso probar el whiskey". ¿Quién no se ha dado un consejo a sí mismo estando sobrio? ¿Y quién no ha abandonado sus promesas en algún momento nebuloso de la noche para arrepentirse después miserablemente? Lo que es menos habitual es hacerlo por escrito.

Steve Davidson (Kalgoorlie, Australia) sí lo hizo, y dejó de ser un borracho anónimo. Gracias a las maravillas de la tecnología, miles de personas saben ahora de su existencia y de su singlatura vital por las aguas... no, por las cervezas, del fin de semana.

Para el Steve borracho: por favor, bébete esta botella de agua antes de acostarte. Tienes alitas de pollo en la nevera

Fue previsor, algo que a menudo nos falta cuando introducimos el alcohol en la ecuación. El sábado, antes de salir, se le ocurrió que sería una buena idea escribirse una nota a sí mismo, dándose un consejo importante para evitar la resaca y pasar un domingo agradable. Pero el alcohol convirtió a este Dr. Jekyll en Mr. Hyde. Y Hyde contestó, también por escrito aunque con letras más temblorosas y difíciles de descifrar.

(Facebook)
(Facebook)

 

 

"Para el Steve borracho:

Por favor, bébete esta botella de agua antes de acostarte. Tienes alitas de pollo en la nevera. El Steve con resaca te lo agradecerá.

Firmado: Steve sobrio".

Esta es la respuesta que se encontró Steve el domingo, sin encabezamiento ni formalidad ninguna:

"Jódete, Steve sobrio, hago lo que me da la gana.

PD.: Dile al Steve con resaca que es un mariconazo".

 

Nos recuerda a otra historia de alcohol a cholón y verano publicada estos días en 'El correo gallego'. En el festival musical Aquasella, en Arriondas, Asturias, un asistente pierde, digamos, la percepción exacta de la realidad, y sus amigos se encargan de que llegue sano y salvo a casa.

Unas horas más tarde recupera la consciencia y se da cuenta de que no tiene su coche, lo han dejado en el descampado que hacía las veces de parking

(Facebook)
(Facebook)

En el Facebook de la revista 'Techno experience' aprovechan para hacer leña del árbol caído, pero se las apañan para sacarle también una buena moraleja

"COLEGA, HAN ENCONTRADO TU COCHE!! Posiblemente pases a la historia como una de las mayores locuras en un festival, dejar el coche e irse hasta Galicia es difícil de igualar". Después, para premiarle por su responsabilidad por no conducir en estado de embriaguez, le ofrecen una entrada para algún otro evento cercano a él: "ERES UN JEFAZO".

Gracias o por culpa del alcohol, ¿no lo somos todos?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios