consejos médicos

Cómo afecta el 'running' a las partes íntimas de los varones (para bien y para mal)

Si no entrenas en un gimnasio, una carrerita al salir del trabajo aplaca la conciencia y los michelines de las cervezas. Pero no todo es bueno...

Foto: En circunstancias normales, correr es un muy buen ejercicio. (iStock)
En circunstancias normales, correr es un muy buen ejercicio. (iStock)

Correr es el deporte de moda, el que hace todo el mundo y el más sencillo de encajar en distintos lugares y horarios. En verano sabemos que hay que tener cuidado con la deshidratación y con los golpes de calor, pero si eres hombre es posible que no estés teniendo en cuenta el efecto de este ejercicio en la zona más vulnerable de tu cuerpo.

'Men's Health' y el doctor Tobias Köhler (urólogo y jefe de infertilidad masculina en la Universidad de Illinois Sur) han recopilado varios aspectos importantes en los que el 'running' puede afectar al pene y los testículos. Presta atención para minimizar los riesgos sin tener que renunciar a estar en forma.

Preparados, listos, ya.

Varicocele

Correr no causa varicocele, que es genético, pero si lo tienes y no lo sabes, correr puede hacer que empeore y se vuelva doloroso.

Esta enfermedad es la primera causa de infertilidad en el hombre (un 40% de los hombres infértiles lo sufren). Consiste en un mal funcionamiento de las válvulas que regulan la circulación de algunas venas del escroto, provocando un reflujo de sangre que genera presión y daña el tejido testicular, sobre todo en el lado izquierdo.

Los síntomas más notables del varicocele son: sensación de peso o de cosquilleo, contracción de los testículos y venas visibles

La consecuencia es que los testículos aumentan de tamaño y aparecen varices, como las de las piernas, pero muy a menudo no se nota y va causando daños -atrofia testicular y problemas de espermatozoides, que disminuyen en número y funcionalidad- sin que nos demos cuenta.

Cuando sí hay síntomas, sobre todo tras un día de ejercicio físico o después del coito, consisten en dolor, sensación de peso o de cosquilleo, contracción de los testículos o venas visibles. Permanece atento a la zona con revisiones periódicas y evita males mayores con pantalones cortos de compresión que eviten los impactos de la carrera.

No me presiones

Conociendo estos riesgos o simplemente por sentirse más seguros, muchos hombres usan un modelo de pantalones de correr que aprieta demasiado y evita el normal flujo de la sangre. Lo sabrás porque llega a doler, o a causar entumecimiento.

La elección de la ropa es importante. (iStock)
La elección de la ropa es importante. (iStock)

Sin embargo, la idea de que el simple hecho de ir ajustado puede provocar infertilidad permanente es un mito. Simplemente es molesto y desaconsejable a corto y medio plazo. No te agobies y busca ropa que sujete sin apretar.

Mejores erecciones

Muchos pequeños riesgos merecen la pena si pensamos en los efectos del ejercicio para las erecciones y la vida sexual en general. Toda actividad aeróbica, con supervisión y sentido común, conviene a la circulación de la sangre porque es buena para ayudar a bombear al corazón.

Las erecciones son básicamente sangre fluyendo de la forma correcta, así que, además de moldear tu cuerpo, corriendo conseguirás responder mejor en los 'combates cuerpo a cuerpo'.

Mejor esperma

Hay mucha evidencia científica que relaciona el entrenamiento físico, y sobre todo correr, con una mejora de la fertilidad en los hombres.

Correr más de 55 kilómetros a la semana puede disminuir el nivel de testosterona y la calidad del semen

Un estudio reciente de 'British Journal of Sports Medicine' con 189 chicos sanos mostró que los que hacían menos actividad física (cinco horas o menos a la semana) tenían peor recuento de espertozoides, mientras que los que hacían un ejercicio de moderado a vigoroso mejoraban la concentración de 'sus muchachos' en más de un 70 por ciento.

Una de las posibles causas es el aumento de niveles de testosterona que se produce cuando estamos activos.

¿Peor esperma?

Una antigua investigación sobre hormonas reproductivas en corredores masculinos alarmó a la población deportista, pero solo si corres realmente en serio -más de 55 kilómetros a la semana- existe el riesgo de que ello disminuya tu nivel de testosterona y de que baje la calidad del semen, como con cualquier otro ejercicio excesivo que aumente el estrés corporal.

Si corres por desconectar pero te matas demasiado, puedes llegar a provocar una respuesta inflamatoria que afecte a la movilidad, densidad y número de los espermatozoides.

Las conclusiones son sencillas. Si te duele, para y no esperes muchos días antes de consultar a tu médico. Si todo va bien, corre con moderación y bien equipado y tu salud te lo agradecerá.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios