"Usaba el dormitorio igual que James Bond una pistola": la heroína de la II GM
  1. Alma, Corazón, Vida
LA HISTORIA ESCONDIDA DEL ESPIONAJE

"Usaba el dormitorio igual que James Bond una pistola": la heroína de la II GM

La espía estadounidense participó en algunos de los planes más peligrosos de los servicios de inteligencia británicos

placeholder Foto: Jennifer Lawrence en la promoción de 'X-Men' (Gtres)
Jennifer Lawrence en la promoción de 'X-Men' (Gtres)

Así se refirió la revista 'Time' cuando publicó en 1963 el obituario de Betty Pack, una exitosa espía del MI6 para el bando aliado que ha permanecido en la cara oculta de la historia de la Segunda Guerra Mundial.

Nacida en 1910 en Estados Unidos, Amy E. Thorpe -como realmente se llamaba- adoptó el nombre de Cynthia y se adentró con inteligencia en los secretos mejor guardados de diplómaticos y hombres de Estado del partido nazi, consiguiendo información que cambiaría el curso de la guerra.

Su intervención fue esencial para descifrar Enigma, la máquina que codificaba los mensajes de guerra del régimen nazi y cuyo código trajo de cabeza a decenas de matemáticos, ingenieros y oficiales de inteligencia durante años. Los aliados eran capaces de interceptar las comunicaciones alemanas, pero absolutamente incapaces de interpretar los mensajes que mandaban. Betty Pack consiguió detalles vitales sobre el cifrado de Enigma que contribuyeron a descodificar en 1941 los mensajes nazis y evitar la invasión de las Islas Británicas por parte de Hitler, un momento clave para la contienda.

“No me arrepiento de haber combinado las dos profesiones más antiguas del mundo, el espionaje y la prostitución”

Muchos de estos diplomáticos cayeron rendidos ante su belleza, abriéndole las puertas de su corazón… y de todos los secretos clave de una guerra que se antojaba impredecible. En una ocasión Betty Pack dijo “no me arrepiento de haber combinado las dos profesiones más antiguas del mundo, el espionaje y la prostitución”. “Las guerras no se ganan por métodos respetables”, añadía en otra ocasión.

Su pelo cobrizo, su tentador atractivo y su enigmática mirada se hubiera antojado irresistible para el mismísimo Hitler. Tal y como publica el 'Daily Mail', Howard Blum, compañero de Betty Pack en el MI6, dijo al respecto: “Puede parecer un viejo truco el hecho de encandilar a un hombre para conseguir información, pero la capacidad de Pack para hacerlo estaba elevada a la enésima potencia”.

Un matrimonio dudosamente avenido de una jovencísima Betty con el segundo secretario de la embajada británica le valió la entrada en el mundo de la inteligencia británica. Pronto, tal y como argumenta Blum, sus superiores quedaron impresionados por sus buenos resultados, “y su combinación de astucia, belleza y una moral inestable”.

Su paso por la Guerra Civil Española

Poco después de estallar la Guerra Civil Española, tanto Arthur Pack -su marido-, como Betty, trasladaron sus actividades a España, donde Betty Pack ejerció como agente doble: contribuyó a evacuar al personal de la embajada británica en el norte de España y facilitó información valiosa sobre los planes de los rebeldes con gran éxito.

placeholder Betty Pack en su primera boda.
Betty Pack en su primera boda.

Pronto destinaron a nuestra espía al foco más candente de la guerra en aquel momento: Polonia. Allí sedujo al ministro de Exteriores, del que sacó valiosa información para el MI6. “Nuestras reuniones fueron muy fructíferas. Yo le permitía hacer el amor conmigo tan a menudo como quisiera, ya que eso garantizaba la fluidez de la información política que quería" decía la propia Pack.

Allí recibió órdenes de sacar información del principal asesor del ministro de Exteriores polaco, que también cayó enamorado de ella, y terminó contándole en 1938 todo tipo de información acerca de los planes de Hitler de desmantelar Checoslovaquia.

Una ficha clave en la Segunda Guerra Mundial

Al estallar la guerra, la primera misión de Betty fue interceptar documentos sobre los códigos utilizados por la marina italiana de Mussolini. Fue una tarea dura, pero finalmente consiguió su objetivo, por lo que le encargaron una de las misiones que le han hecho una de las más célebres espías de la Historia: conseguir los códigos de la Francia de Vichy, el régimen del mariscal Philippe Pétain, que se hizo con el control de un territorio amplio en el sur de Francia, mientras Hitler controlaba el norte. Fueron aliados y durante ese período durante el cual Pétain envió a unos 76.000 judíos a campos de exterminio nazi.

Para ello, se hizo pasar por periodista y accedió a Charles Brousse, uno de los altos cargos de la aviación francesa y dueño de varios periódicos. En este caso ambos se enamoraron e incluso llegaron a casarse, pero Cynthia siempre terminaba su trabajo. Los sentimientos de Brousse eran tan fuertes que decidió traicionar a su propio gobierno y ponerse del lado de Betty para conseguir los códigos que necesitaba.

Bill Donovan, jefe de la OSS, se refirió a ella como “la más grande heroína no reconocida de la guerra”

Para ello, Charles Brousse consiguió que le dejaran entrar todas las noches a la embajada (donde estaban los misteriosos documentos) con la excusa de que necesitaba un lugar donde mantener sus encuentros con Betty Pack en la intimidad (al más puro estilo de El Apartamento de Jack Lemon). Tras dos intentos fallidos de acceder a la caja fuerte donde se encontraban los códigos a la tercera fue la vencida. Coigieron los libros de cifrado, los copiaron y los devolvieron a su sitio en una sola noche.

Ese acontecimiento fue clave para la victoria aliada. El General Bill Donovan, jefe de los servicios secretos estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial (OSS), se refirió a ella como “la más grande heroína no reconocida de la guerra”.

Largo tiempo después, cuando preguntaron a Betty Pack por su época en el espionaje, dijo: “No me avergüenzo de lo que hice. Mis superiores me dijeron que los resultados de mi trabajo salvaron miles de vidas británicas y estadounidenses”.

Hollywood ha comprado ya la historia y se baraja a Jennifer Lawrence para dar vida en la gran plantalla a la historia profesional y personal de la implacable Cynthia.

Guerra Hitler Espionaje Segunda Guerra Mundial Jennifer Lawrence Hollywood Cine
El redactor recomienda