Rebelión en la Complutense: ya son trece los decanos que atacan la reestructuración
  1. Alma, Corazón, Vida
EL PLAN SE POSPONE HASTA SEPTIEMBRE

Rebelión en la Complutense: ya son trece los decanos que atacan la reestructuración

Una carta al rector de la universidad hace patente el descontento entre los docentes. Se esperan nuevas adhesiones que frenen un plan de cambios muy controvertido

Foto: Carlos Andradas, rector de la Universidad Complutense (E. Villarino)
Carlos Andradas, rector de la Universidad Complutense (E. Villarino)

Nueve decanos de la Universidad Complutense han firmado una carta en la que se oponen de manera frontal a los planes que el rector, Carlos Andradas, ha puesto en marcha para optimizar los recursos de la institución.

Los firmantes no niegan la necesidad de cambios en la Complutense, pero sí que la reestructuración propuesta por el rectorado sea beneficiosa: “La mayor parte de los problemas que se pretenden resolver no se solucionarían. Constituye un error que mediante una reorganización de los centros se esté pretendiendo desarrollar una optimización de la gestión administrativa. Se trata de cuestiones diferentes”, reza la carta. Para empezar, no encuentran mejoras en plan del rectorado: “La propuesta presentada plantea como objetivo crear grandes estructuras en todos los ámbitos (Departamentos, Facultades y Campus), y esto, a nuestro entender, no supone per se una garantía de mayor eficiencia, tampoco asegura mejor calidad docente e investigadora”, lamentan.

Lejanía del alumnado

¿Su principal temor? Que se cree excesiva distancia con el estudiante. “El modelo de grandes facultades o departamentos es contrario a los principios de una educación superior moderna basada en una docencia personalizada y cercana. Tampoco puede contribuir necesariamente a una mejora de la investigación, otro de los pretendidos objetivos de la propuesta dada a conocer”, intuyen. ¿Otro temor fundamental? Que sea una reforma que, una vez iniciada, provoque un daño irreversible. “Una disminución en el número de Facultades, todas ellas singulares y muchas de ellas identificadas, además, con emergentes campos científicos, constituye una decisión de carácter irreversible para nuestra Universidad. Esto supondría un enorme retroceso en el proceso de consolidación de varias disciplinas y en la capacidad de liderazgo que nuestra institución debe asumir para estar en la vanguardia del conocimiento”.


La solución es considerar otras alternativas y dar paso a un tiempo de diálogo. “Creemos que es necesario abrir un proceso participativo de estudio que permita desarrollar una propuesta más acorde con el sentir y las necesidades de la Universidad Complutense y que, sobre todo, posibilite establecer un debate sereno y fructífero. Debe evitarse una situación como la actual, en nada deseable o beneficiosa para la Universidad, su funcionamiento interno o su imagen social. Como sabe, siempre hemos estado en la mayor disposición para tratar sobre estas cuestiones, como estamos seguros de que lo está el equipo rectoral que encabeza”, afirman.

Los nueve primeros

Los firmantes, de momento, son José Luis Gonzalo Sánchez-Molero, Decano de la Facultad de Ciencias de la Documentación; Lorena Ortega Menor, Decana de la Facultad de Ciencias Geológicas; Mª Concepción García Gómez, Decana de la Facultad de Comercio y Turismo; Enrique Pacheco del Cerro, Decano de la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología; Carmen Nieto Zayas, Decana de la Facultad de Estudios Estadísticos, Rafael Valeriano Orden Jiménez, Decano Facultad de Filosofía. José Carlos de la Macorra García, Decano de la Facultad de Odontología; Mª Isabel Sánchez Pérez, Decana de la Facultad de Óptica y Optometría y Fernando de Lucas y Murillo de la Cueva, Decano de la Facultad de Trabajo Social. Sorprende que hayan sido los de ciencias y carreras más técnicas los que más se hayan animado a firmar, en vez de los de Humanidades. En todo caso, el objetivo es conseguir la firma de la mayoría de los decanos con los que cuenta la universidad. En eso se está trabajando intensamente desde esta mañana.

Mucha gestión, poca docencia

Como se viene señalando a lo largo del proceso, se trata de una reestructuración que pone todo el acento en la gestión, dejando de lado los problemas concretos de la docencia. Así lo señala la carta: “Se pretende fundamentalmente modificar estructuras administrativas y de gestión, afectando para ello a otras estructuras, como las de los Centros, que tienen una índole muy diferente. No resulta adecuado vincular soluciones planteadas para resolver problemas de gestión con la desaparición de entidades académicas que tienen un importante carácter de identificación para todos los colectivos universitarios, especialmente para los estudiantes”, denuncian.

Adhesiones inmediatas

Desde la puesta en circulación de la carta esta mañana, otros cuatro decanos se han sumado a la revuelta. Concretamente, los de Filología, Física, Informática y Biología. El aumento es importante ya que suman la mitad los 26 decanos de la facultad, a la espera de más adhesiones. Su capacidad de veto dificulta enormemente que el plan de reestructuración salga adelante. Es la primera vez que se registra una rebelión de decanos en la historia de la Complutense. Destacadas figuras como Fernando Savater también han mostrado sus dudas sobre la reestructuración en la prensa nacional. Con todo este arsenal de argumentos y posiciones en contra, el rectorado ha decidido posponer la presentación del plan hasta septiembre.

Universidad Complutense de Madrid Carlos Andradas Estudios superiores Educación Ministerio de Educación y FP
El redactor recomienda