Son molestos y dolorosos

¿Cómo evitar los gases? Alimentos y trucos para mantenerlos a raya

Nadie se libra de ellos. Los gases son un problema que acecha constantemente a nuestro aparato digestivo, pero estos remedios te ayudarán a evitarlos

Foto: Cómo evitar los gases
Cómo evitar los gases

Nadie se libra de ellos. Los gases son un problema que acecha constantemente a nuestro aparato digestivo. Son molestos, dolorosos y ademá pueden hacernos protagonizar alguna escena poco deseable si no somos capaces de controlarlos. Pero no te preocupes, porque hay formas de luchar contra ellos o por lo menos mantenerlos a raya.

Principales causas de los gases

Los gases se forman en nuestro aparato digestivo por múltiples razones: el consumo de determinados alimentos, la intolerancia a la lactosa de nuestro cuerpo, digestiones pesadas, masticar incorrectamente los alimentos o incluso por comer con la boca abierta. Además, el estrés, la ansiedad y algunos medicamentos laxantes, tranquilizantes o anti-colesterol también pueden ser motivo de la aparición de estos indeseados visitantes.

Sabiendo esto, resulta más fácil poder combatirlos. ¿Cómo? Muy fácil.

1- Evitar alimentos difíciles de digerir

Así pues es recomendable no abusar de alimentos como las legumbres y los vegetales crucíferos como el repollo, la lechuga, el brócoli o las coles de Bruselas. Tampoco son recomendables los lácteos, los cereales con fibra y el grano, como el arroz o el pan integral. La ingesta de alimentos ricos en grasas, los endulzantes artificiales, las ciruelas y las uvas también debería reducirse. 

2 - Tomar alimentos que faciliten la digestión

Suenan exóticos, pero unos trocitos de papaya fresca, como de piña después de comer ayudan a generar unas enzimas esenciales para realizar correctamente la digestión evitando la aparición de los gases. El jengibre en té, el té de canela, las infusiones de diente de león o tomar dos cucharadas de vinagre de manzana diluidas en un vaso de agua, durante  o inmediatamente después de las comidas también son mano de santo. 

Pajitas (Pixabay)
Pajitas (Pixabay)

3 - Evitar ingerir gases al comer

Para ello es fundamental no abusar del uso de pajitas para beber porque a través de ellas llega a nuestro cuerpo mucho aire, al igual que si  abrimos en exceso la boca al tomar líquidos con cuchara. Beber directamente la la botella también es un ritual que deberemos de restringir así como abusar de las bebidas con gas que además incumplen también nuestro mandato número uno al contar con muchos endulzantes artificiales

4 - Masticar, masticar y masticar 

No tengas prisa. El estrés en este caso es un muy mal consejero. Mastica cuantas veces sea necesario un alimento y tómate tu tiempo ya que además de ingerir menos aire, conseguimos digestiones más lentas y que los alimentos no fermenten en el estómago. Ojo, algunas rutinas como masticar chicle o fumar también son altamente perjudiciales al estimular la producción de gases.

5- Mantente bien hidratado

Siempre hemos oído que una buena hidratación es fundamental para que nuestro organismo rinda al 100%. Pues en el caso de la lucha contra los gases no vamos a ser menos. Es recomendable beber al menos dos litros de agua diarios, ya que de no hacerlo, la falta de hidratación hará que las heces se endurezcan causando estreñimiento y gases.

Un vaso de agua (Pixabay)
Un vaso de agua (Pixabay)

6 - Hacer ejercicio físico

No es cuestión de obsesionarse. Con caminar, correr o visitar el gimnasio valdría. Incluir en nuestra rutina 30 minutos de ejercicio tres veces a la semana puede ser clave. Con ello facilitaremos las contracciones intestinales lo que a su vez ayudará a aliviar el estreñimiento. 

Y si ya es demasiado tarde y los dolores empiezan a molestarnos, siempre podemos recurrir al viejo remedio del paño de agua caliente: colócalo sobre tu tripa y conseguirás que el abdomen se relaje y los gases se reduzcan.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios