Los trabajos en los que te puedes forrar aunque no hayas ido a la universidad
  1. Alma, Corazón, Vida
NO SON VOCACIONALES, PERO...

Los trabajos en los que te puedes forrar aunque no hayas ido a la universidad

Existen algunos puestos donde los requerimientos de acceso son muy básicos y los sueldos más que decentes, como los que presentamos a continuación

placeholder Foto: Aquí hay dinero, aunque no lo parezca. (iStock)
Aquí hay dinero, aunque no lo parezca. (iStock)

A veces uno se encuentra atrapado en un trabajo que odia y en el que ni siquiera recuerda como acabó. Las exigencias de la vida demandan que un sueldo llegue cada mes, pero uno no soporta un minuto más su puesto y tampoco consigue imaginar soluciones viables que le permitan dar un giro radical y positivo a su vida laboral. Al fin y al cabo, nuestra preparación, cuando existe, suele ser específica, y otros trabajos que nos podrían parecer atractivos exigen a menudo unos requisitos previos que nos suenan a chino. Y la obligación de empezar desde cero otra vez. Sin embargo, existen algunos trabajos donde los requerimientos de acceso son muy básicos y los sueldos más que decentes. He aquí una lista inglesa que funciona para España en casi todos los casos. Úsela a discreción, querido (semi) inconformista.

Funcionario de prisiones

Hay que pasar un test y no haber estado previamente en la cárcel. Tras un tiempo de trabajo, los sueldos en el reino Unido pueden llegar a los 33.000 libras anuales. Los requerimientos son similares en España y los sueldos más altos (los de aquellos funcionarios que trabajan en contacto con presos) rondan los 1.700 euros mensuales. En la España en la que un mileurista es un privilegiado, no está mal del todo, aunque la compañía es peculiar y no faltará quien lo considere a uno en lo más bajo de la escala humana, en dura pugna con los porteros de macrodiscoteca.

Pero una vez que astronauta, héroe de guerra y supercientífico están fuera de nuestro alcance, quizá haya que buscar otra alternativa más sencilla

Vendedor

Un clásico cajón de sastre en el que se puede empezar con buen pie si uno tiene labia y buena presencia y sabe mentir con una sonrisa en la boca. Requerimientos genéricos, vamos. Si se llega a jefe de ventas los salarios podrían rondar las 100.000 libras. Es difícil calcular los posibles beneficios aquí, ya que dependen enormemente de la empresa, el momento económico y el propio esfuerzo y habilidad. En todo caso, si se empieza en el puerta a puerta, está garantizado que se acaba conociendo a gente de todo tipo, en un mundo de cutreaventura no exento de sorpresas.

Sexador de Pollos

Ciertamente no es la respuesta que uno da cuando es chaval y le preguntan '¿qué quieres ser de mayor?', pero una vez que astronauta, héroe de guerra y supercientífico han demostrado quedar fuera de nuestro alcance, quizá sea el momento de aceptar que es una oferta tan válida como otra cualquiera. Si te conviertes en un experto y eres capaz de sexar unos 1.000 pollos al día, puedes llegar a ganar unas 4.500 euros al mes en el Reino Unido. En España, el trabajo está lejos de tales sueldos, aunque por encima de los 1.000 euros.

Controlador aéreo

Un trabajo complejo y estresante pero muy bien pagado. En el reino Unido no se necesita en algunas ocasiones un grado superior para acceder a él, pero en España sí. Hace falta agilidad mental y resistencia al estrés, pero el premio es un salario medio bruto (en España) de 10.000 euros al mes, nada menos.

Bombero

Se necesita, por supuesto, entrenamiento exhaustivo y forma física excelente. Y no hay que olvidar que es una profesión de riesgo. Los sueldos de los bomberos varían según la ciudad de España en la que trabajen y según su cargo dentro del organigrama, pero oscilan entre los 29.000 y los 45.000 euros brutos anuales. Para poder opositar a bombero “grupo A” sí que se necesita un título superior.

Si nada funciona, queda la opción de esos trabajos que nadie quiere: enterrador, atención al cliente, limpiador de alcantarillas, exterminador de plagas...

La lista anglosajona incluye otra serie de posibilidades que nuestro país no ofrece tan habitualmente, pero que pueden ser interesantes para quienes no tengan miedo a viajar. Es el caso de la construcción de minas, en la que se pueden ganar unas 56.000 libras anuales; o el trabajo en refinerías petrolíferas, pagado de forma similar pero que incluye largas temporadas lejos de la familia y es, además, bastante peligroso. Otro ámbito interesante es el de la Gestión de residuos peligrosos, que es, por cierto, a lo que se dedicaba supuestamente Tony Soprano, y que es un sector en inevitable crecimiento.

Si nada de esto funciona, en fin, queda la opción de esos trabajos que nadie quiere: enterrador, atención al cliente, limpiador de alcantarillas, exterminador de plagas, maquillador de cadáveres.

O aprender a tatuar, que las necesidades básicas nunca desaparecen.

Trabajo Empleo Sueldos Reino Unido