¿El fin de la monogamia?

Por qué a todas les atrae la idea de practicar sexo con otras mujeres

El hecho de que se sientan sexualmente atraídas por otras féminas puede depender en gran medida de cuál sea su pareja, su estado reproductivo y otras circunstancias biológicas

Foto: 'Esto... ¿y ahora qué hacemos, amigui?' (iStock)
'Esto... ¿y ahora qué hacemos, amigui?' (iStock)

Son múltiples las investigaciones que han demostrado que las mujeres sienten atracción sexual por sus pares –algunas, incluso, no se andan con medias tintas y aseguran que todas son bisexuales–, pero, hasta ahora, casi todas se basaban en cuestiones relativas a la sexualización de la figura de la mujer en la sociedad actual. Parece que estos instintos podrían derivarse de propia naturaleza biológica.

Al menos así lo asegura un reciente estudio publicado en la revista 'Biological Reviews' según el cual hay un motivo puramente natural detrás de estos deseos carnales.

'Ellas son capaces de cambiar sus deseos sexuales e identidades', asegura la ciencia. (iStock)
'Ellas son capaces de cambiar sus deseos sexuales e identidades', asegura la ciencia. (iStock)

Poliamorosas por naturaleza

“Las mujeres están evolutivamente diseñadas para ser sexualmente variables como consecuencia de las presiones a las que se enfrentaron en el pasado, cuando tenían un papel de coesposas en matrimonios polígamos en los que había un único varón y muchas hembras”, explica el doctor Satoshi Kanazawa, autor principal de la investigación.

Según los expertos, esto explicaría por qué las mujeres sienten un interés sexual hacia otras féminas y se muestran más abiertas a la hora de practicar sexo con personas de su mismo género que los hombres. “A diferencia de los varones, ellas son capaces de cambiar sus deseos sexuales e identidades pasando de ser lesbianas o bisexuales a heterosexuales, y viceversa”, sentencia Kanazawa.

Están evolutivamente diseñadas para ser variables como consecuencia del pasado, cuando tenían un papel de coesposas en matrimonios polígamos

Es más, atendiendo a la teoría evolutiva y a la búsqueda natural de sexo con sus pares al ser rechazadas en determinados momentos por el macho dominante, el doctor llega a recomendar que las mujeres mantengan relaciones sexuales con otras mujeres para “reducir los posibles conflictos de pareja y tensiones inherentes a los matrimonios”.

“Las mujeres no pueden tener orientaciones sexuales de la misma manera que los hombres”, asegura el doctor quien cree que “no tienen por qué quedarse clasificadas como heterosexuales u homosexuales: el hecho de que se sientan sexualmente atraídas por mujeres puede depender en gran medida de cuál sea su pareja, su estado reproductivo y otras circunstancias biológicas”.

En este sentido, Michael Hammer, especialista en genética de la Universidad de Arizona, cree que la monogamia es una innovación bastante reciente: “No sé cuánto tiempo va a continuar con nosotros”, aseguraba en un artículo publicado en 'New Scientist'.

Y todos contentos. (iStock)
Y todos contentos. (iStock)

Disfrutando de las fantasías de ellos

El investigador cree que esta tendencia innata en mujeres y hombres podría explicar por qué los varones disfrutan viendo a féminas manteniendo relaciones sexuales entre sí. Si todo se remite a nuestras raíces prehistóricas, para ellos debe ser como cuando estaban en la cueva rodeados de varias esposas y, o bien porque ellos no daban a basto o por simple y mero gusto, retozaban entre ellas a sus anchas, opina Kanazawa.

A diferencia de los varones, ellas son capaces de cambiar sus deseos e identidades pasando de ser lesbianas o bisexuales a heterosexuales, y viceversa

Y no es el único que ha planteado la idea de multisexualidad femenina. Otro estudio realizado en la Universidad de Essex aseguraba que todas las féminas son lesbianas o bisexuales, pero nunca 'heteros'. Para llegar a esta sorprendente conclusión, el equipo de investigadores, dirigido por el doctor Gerulf Rieger, monitoreó a 345 mujeres mientras veían videos de hombres y mujeres desnudos. Lo que les gustó y excitó se aleja claramente de lo que podría pensarse.

Parece que la mítica fantasía sexual masculina de ver a dos mujeres practicando sexo juntas o montarse un trío con dos féminas podría ser bastante más factible de lo que piensan. Solo que en el caso de la segunda van a tener que quedarse fuera. La ciencia asegura que prefieren mantener relaciones sexuales entre ellas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios