Recetas: Cinco aperitivos sencillos de preparar que queman grasa a toda velocidad
Delicias que adelgazan

Cinco aperitivos sencillos de preparar que queman grasa a toda velocidad

Cuando estás a dieta te pasas casi todo el día tan pendiente de seguir el menú a rajatabla que, francamente, es normal que termines por abortar plan. Prueba con estos platos

Foto: Mira qué contenta. Pone el temporizador cinco minutos y sabe que habrá terminado la receta ¡incluso antes! (iStock)
Mira qué contenta. Pone el temporizador cinco minutos y sabe que habrá terminado la receta ¡incluso antes! (iStock)

Madre mía, qué follón: que si la piña de desayuno y postre los lunes y miércoles pero nunca los martes; el pavo horneado para cenar en días alternos menos el domingo; la ensalada con bayas de goyi y quinoa para comer… ¿Qué día era? ¿Y los 100 gramos de judías verdes salteadas con soja 'light' y ecológica cuándo eran?

Al menos una de cada tres personas se pone a dieta en algún momento de su vida, así que quizás estés entre los que ya se han percatado de que seguir un régimen puede llegar a ser un sinvivir si no nos organizamos adecuadamente. En ocasiones incluyen alimentos poco comunes que requieren de preparaciones demasiado complicadas, y te pasas la mayor parte del día tan pendiente de seguir el menú a rajatabla que, francamente, es normal que termines por abortar plan y retomes el sándwich 'light' de pavo y la manzana como base de tu alimentación. Menudo rollo, ¿no?

Olvídate de las rarezas que te ha recomendado tu vecina que le dijo su prima que un nutricionista búlgaro había dicho en no sé qué medio que eran 'el snack ideal' para perder peso. Hay alternativas bien fáciles y con un precio de lo más económico que los expertos en alimentación de 'Health' han recopilado amablemente para hacernos la vida más sencilla. Con estas sugerencias quemarás calorías, te sentirás saciado durante más tiempo y apenas te llevará cinco minutos prepararlos.

Pera con canela y requesón

(iStock)
(iStock)

Vale que estés a dieta, pero un dulce no amarga a nadie. Claro que por lo general asociamos los sabores azucarados a postres más que a comidas, lo que hace que de manera inconsciente no nos sintamos llenos porque pensamos que ha sido un capricho sin más. Este aperitivo mezcla precisamente dulce y salado, por lo que para tu barriga y cerebro contará como una ración real de comida.

Que la canela tiene propiedades adelgazantes probablemente lo sabías, pero que el requesón tiene muchas proteínas y pocos carbohidratos y grasas puede que no. Una deliciosa combinación que se prepara en tan pocos minutos que puedes convertir en tu aperitivo de cabecera.

Edamame

(iStock)
(iStock)

Se asemeja a las habas, pero no es exactamente lo mismo. Edamame es el nombre que recibe una preparación culinaria típica en Japón, China, Hawái y Corea. Básicamente, son vainas de soja inmaduras hervidas en agua con sal, que allí se comen enteras. Claro que si quieres innovar también puedes trocearlas y saltearlas con un poco de soja. Una ración de unos 150 gramos contiene 17 gramos de proteína, 8 gramos de fibra y, ojo, menos de 200 calorías. Un alimento de lo más completo que te saciará durante horas activando tu metabolismo para que no se apalanque y queme grasas.

Tostada con nuez y pera

 
(iStock)
(iStock)

Del sabor dulce y agradable de la pera, una de las frutas más bajas en calorías, ya hemos hablado, pero estaba claro que faltaban los reyes de los aperitivos dietéticos. Un puñado de frutos secos tiene la capacidad de mantenernos saciados durante muchas más horas a cambio de pocas calorías y grasas, de ahí que sean un complemento de lo más interesante para tus ensaladas, sándwiches o, como en este caso, tostadas.

Quemarás más grasas y podrás estar horas sin volverte a llevar un bocado a la boca

Entre las distintas variedades, son numerosos los estudios que aseguran que las nueces ofrecen un aporte energético mayor que el resto, por lo que te mantienen activo y espabilado mental y físicamente quemando grasas. No solo eso, aumentan los niveles de serotonina –la conocida como 'hormona de la felicidad'– lo que se traduce en sensaciones de placer y bienestar y una disminución directa en las ganas de comer dulces o alimentos procesados.

Espárragos trigueros con huevo duro

(iStock)
(iStock)

Al margen del curioso olor que toma tu orín después de haberlos ingerido, los espárragos son mucho más beneficiosos para la salud de lo que crees. Plagados de minerales y vitaminas A, C, E, K y B6, así como ácido fólico, hierro, calcio, fibra y proteínas. Claro que si hablamos de alimentos ricos en proteínas naturales, la palma se la lleva el huevo. Añade uno a tu ración de espárragos a la parrilla y no sólo darás más sabor al plato, quemarás más grasas y podrás estar horas sin volverte a llevar un bocado a la boca. Antes de empezar a cocinar mira el reloj. ¿Ves que no has tardado apenas tiempo en prepararlo?

Tostadas con atún

(iStock)
(iStock)

Dos apreciaciones: hablamos de atún enlatado y de rebanadas de pan de trigo integral. Que lo de 'aperitivos económicos' sigue en pie. Hace algún tiempo que los expertos en alimentación están destacando las propiedades beneficiosas de las latas de atún como que contiene el 56% de la ingesta diaria recomendada de proteínas.

Antes de empezar a cocinar mira el reloj. ¿Ves que no has tardado apenas tiempo en prepararlo?

Si a esto le sumas que los carbohidratos integrales de las tostadas ayudan a mantener el metabolismo activo y sacian nuestro apetito, y que con cada lata estás consumiendo un montón de ácidos grasos (un refuerzo increíble para nuestra salud cardiovascular) y vitaminas como la niacina o B3, que, según un estudio realizado en la Universidad de California, ayuda a mantener estables los niveles de 'colesterol bueno' o HDL, estás ante la combinación perfecta de proteína magra y omega 3.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios