josep maria dexeus ha fallecido a los 91 años

Muere uno de los padres de la primera bebé probeta española

Un ser humano excepcional muy preocupado por sus pacientes, así lo definen quienes conocieron a uno de los mejores ginecólogos catalanes del siglo XX

Foto: Fue una figura central en los comienzos de la fecundación 'in vitro' en España.
Fue una figura central en los comienzos de la fecundación 'in vitro' en España.

Este verano hará 32 años que la primera niña probeta de España, Vicky Perea, nació. Un acontecimiento revolucionario en la medicina reproductiva española que le debe mucho al alma máter del proyecto, el doctor Josep Maria Dexeus, fallecido el pasado viernes a los 91 años de edad.

Tal y como recuerda la bióloga Anna Veiga, que junto al ginecólogo Pedro Barri formó parte del equipo, Dexeus fue una figura de importancia capital en los comienzos de la fecundación 'in vitro' en España: “El doctor Josep Maria dirigía el departamento de Ginecología y Obstetricia del Instituto Dexeus; entonces era un departamento muy pequeño, familiar, y su empuje fue esencial en lo que luego sería nuestro programa de reproducción asistida”.

Josep Maria Dexeus elevó la ginecología a la categoría científica y se preocupó por darle un trato exquisito al paciente

De hecho, esta técnica ha avanzado a pasos agigantados desde aquel lejano 1984 en el que fueron alumbrados Vicky y dos bebés más, llegando hasta los 714 nacidos en la clínica en 2008. Todos, de alguna forma, hijos científicos de Dexeus. 

Sin embargo, no hemos asistido únicamente a una revolución científica, sino también social. Si bien en los años ochenta esta incipiente disciplina no era practicada en casi ningún centro, hoy son más de 150 y ya nadie, al contrario que en sus inicios, guarda en secreto que se ha sometido o se somete a fecundación 'in vitro'.

Progresista y humano

A finales de la década de los setenta, junto a su hermano Santiago, Josep Maria Dexeus se convirtió en uno de los más firmes defensores de la anticoncepción femenina, que fue despenalizada en 1978, pero todavía estaba rodeada del desconocimiento y el miedo de las actividades clandestinas. “Era un ser humano excelente y tenía una atención al paciente exquisita. Ese era el sello de los Dexeus, reconectaron la medicina con las pacientes”, recuerda la ginecóloga Lola Ojeda, esposa de Santiago Dexeus, que conoció a los hermanos a principios de los años ochenta, cuando se matriculó como estudiante en los cursos que se impartían en el instituto.

Muere uno de los padres de la primera bebé probeta española

“Los hermanos Dexeus elevaron la ginecología a la categoría de ciencia, porque antes solo consistía en la asistencia de partos”, dice Ojeda y añade que “la suya era otra visión”, ya que, siguiendo en parte la estela de su padre, el ginecólogo Santiago Dexeus, favorecieron el aspecto asistencial de la ginecología y desarrollaron numerosos cursos monográficos anuales. 

El Instituto Dexeus de Barcelona, asimismo, fue pionero en nuestro país al realizarse la primera laparoscopia ginecológica y crearse el Centro de Diagnóstico del cáncer de cuello de útero, una institución precursora en este campo.

Además de recibir numerosos premios a lo largo de su carrera, como la Cruz de Sant Jordi, en 1997, o el Premio Jordi Gol y Gurina a la trayectoria humana y profesional, Josep Maria Dexeus publicó diversos libros médicos, entre los que destacan 'La sexualidad en la práctica médica', 'Frigidez femenina', 'Así nace un niño' y 'El mundo que os dejamos', las memorias de toda una vida.

No obstante, el ginecólogo padecía alzhéimer desde hacía 10 años, motivo por el que abandonó el ejercicio de la medicina y, según publica 'El Día', estaba bastante desanimado desde que la familia perdió el control del instituto que lleva su nombre.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios