La nutrigenética, la nueva tendencia para tener un tipo estupendo
  1. Alma, Corazón, Vida
Descubre sus increíbles beneficios

La nutrigenética, la nueva tendencia para tener un tipo estupendo

No solo profesionales, también los deportistas populares empiezan a realizarse estudios genéticos individuales para encontrar unas recomendaciones hechas a su medida

Foto: ¡Resulta que lo que tenía que comer era plátano! Se parte. (Corbis)
¡Resulta que lo que tenía que comer era plátano! Se parte. (Corbis)

Cada día la especialización en casi cualquier campo de nuestra vida es mayor. Si hablamos del deporte a nivel profesional, donde lógicamente las exigencias son abrumadoras, los atletasnecesitan exprimir y agotar hasta el último recurso que tanto los entrenamientos más innovadores como los últimos avances de la cienciales permitan para obtener ese segundo o ese centímetro que les dé una mínima ventaja para alzarse con el triunfo.Si los deportistas profesionales deben aprovechar estos recursos, los deportistas populares tratan de imitar a sus ídolos utilizando técnicas y recursos más propios de aquellos.

Así, la última tendencia entre deportistas no solo profesionales sino populares es aprovechar la nutrigenética,la posibilidad de realizar estudios genéticos individuales que sirven para establecer recomendaciones nutricionales y de ejercicio personalizadas que aportan un beneficio mucho mayor que los estándares y genéricos. La especialización para detallar los rasgos genéticos de cada uno de nosotrosnos ayuda a identificar las mejores prácticas para planificar nuestra rutina de entrenamiento, ajustar nuestra dieta y conformar nuestro estilo de vida, de forma más ajustada a nuestro perfil.

Nuestro genoma particular también determina la forma de responder a los factores ambientales tales como el entrenamiento o la nutrición

Un gen es un segmento de la molécula de ADN que contiene las instrucciones sobre cómo, cuándo y dónde el organismo produce cada uno de los muchos miles de proteínas necesarias para la vida. Cada gen se compone de múltiples combinaciones de las cuatro letras que componen su código genético, pero todos tenemos pequeñas diferencias en la información que contiene el ADN. Estas variaciones genéticas afectan a muchas de nuestras características funcionales, tales como el procesamiento de la energía, el rendimiento muscular, el flujo sanguíneo y la oxigenación. Además, nuestro genoma particular, también determina la forma de responder a los factores ambientales tales como el entrenamiento o la nutrición, el metabolismo, el transporte y la asimilación de nutrientes y la eliminación de toxinas.

Un estudio de nutrigenética como el que hacen en el Centro Assari, pionero en Madrid en tratamientos de shiatsu, analizan y definen los siguientes parámetros:

Perfil de resistencia y potencia

Estos datos revelan la respuesta del cuerpo a los genes claves asociados con la potencia y la resistencia. Ayuda a entender la mejor manera de entrenar para su organismo y en función de cual sea su objetivo personal.

Potencial aeróbico (VO2 Max)

VO2 max es el marcador más utilizado para medir el potencial de resistencia. Ciertos genes nos pueden ayudar a entender el potencial genético de VO2 máximo para así adaptar el entrenamiento y alcanzar los resultados que pretendemos lograr.

Recuperación post-ejercicio

Tan importante como el entrenamiento necesario para lograr un objetivo deportivo es la planificación del descanso que permite a nuestro organismo recuperarse del esfuerzo y así poder progresar en nuestra preparación. Todo el mundo tiene una capacidad de recuperación diferente por lo que ser capaz de entender qué dicen nuestros genes acerca de nuestra velocidad de recuperación natural nos ayuda a planificar mejor nuestra rutina de entrenamiento.

Nutrición de recuperación

La recuperación no es solo descanso, sino que esta viene determinada también por la capacidad que a nivel genético tenemos cada uno para poder volver a entrenar de nuevo tras un esfuerzo físico intenso y que este va a depender de la ingesta del tipo de vitaminas y micronutrientes que necesitamos para ello.

Riesgo de sufrir lesiones

No todos tenemos la misma resistencia a rompernos y lesionarnos. Algunas personas son genéticamente más propensas a sufrir lesiones que otras. Si conocemos mejor nuestros genes, podemos conocer nuestra posición en la escala de riesgo de lesión y tomar más medidas para evitarlo.

Sensibilidad a hidratos y grasas saturadas

Es básico conocer como nuestro genotipo nos ayuda a establecer cómo son y cómo nos afectan las fluctuaciones de glucosa a corto plazo así como la sensibilidad a la insulina a largo plazo, y por tanto a cómo controlar el peso. Cómo y en qué medida producimos colesterol y cómo ajustamos el tipo de ingesta y la alimentación que debemos llevar es clave.

Habilidad para la detoxifiación

El análisis de nuestra genética es clave en las fases I y II de detoxificación hepática y de las acciones que a nivel nutricional debemos realizar para corregir dichas funciones y reducir su impacto en nuestra salud.

Necesidad de antioxidantes

Cada organismo tiene una capacidad concreta de producir de forma endógena antioxidantes y eliminar así los radicales libres que producimos. Por ello es necesario conocer el requerimiento que a nivel genético tiene nuestro cuerpo para establecer las medidas nutricionales que reduzcan los posibles daños del estrés oxidativo.

El aporte de vitaminas y micronutrientes

Entender la cantidad de vitamina B y D que requieren los genes que influyen en nuestros niveles de inflamación, nos ayudan a planificar mejor nuestras necesidades nutricionales.

Sensibilidad a la sal, el alcohol y la cafeína

Cada uno tenemos una sensibilidad genética diferente al sodio, al efecto que el alcohol puede tener en nuestros niveles de colesterol o cómo metabolizamos la cafeína. Entender las necesidades de nuestros genes nos ayudará a planificar y en su caso modificar nuestros hábitos de vida y nutrición para gozar de una mejor salud.

Intolerancia a la lactosa

Una intolerancia cada vez más común en la población. Este estudio le confirmará si usted posee una o ambas copias del gen de la persistencia de la lactosa y por tanto adaptar o no su consumo.

Predisposición a la celaquía

Tal vez es uno de los padecimientos más comunes en nuestros días. Por desgracia el número de personas que tienen una predisposición genética a padecer celiaquía sigue creciendo de forma exponencial. Se estima que en Europa y en EEUU alrededor del 80% de las personas con este padecimiento lo desconocen. Un estudio apropiado y a tiempole mostrará cómo alimentarse mejor y más convenientemente.

Nutrición Estilo de vida Entrenamiento Ejercicio físico
El redactor recomienda