Esta mujer dejó su empleo. Ahora gana una pasta y trabaja sólo 4 horas al día
  1. Alma, Corazón, Vida
LO LLAMAN 'MARKETING'

Esta mujer dejó su empleo. Ahora gana una pasta y trabaja sólo 4 horas al día

Susie Romans, una estadounidense de familia humilde y sólo 28 años, dirige un negocio de 'coach' que arrasa en la red. Este es su secreto

Foto: Susie Romans en uno de los reclamos de su página web. (Susieromans.com)
Susie Romans en uno de los reclamos de su página web. (Susieromans.com)

Son muchos los empleados de oficina que sueñan con dejar su trabajo, montar su propia empresa y lograr lo que en el fondo ansía todo hijo de vecino: trabajar menos y ganar más. O, al menos, no tener que aguantar al jefe. El problema es que, todo movimiento en este sentido, implica necesariamente un riesgo. Y hay que tener agallas para dar el salto.

El movimiento te puede salir mal, y volverás con un buen puñado de deudas al maravilloso mundo del asalariado; regular, y serás un orgulloso empresario pobre; o genial, como le ocurrió a Susie Romans, una estadounidenseque ha logrado cumplir a lo grande con el sueño americano: gana 20.000 dolares al mes y como mucho trabaja 20 horas a la semana. Y todo ello ofreciendo sus servicios como'coach',ese nuevo trabajoque nadie, menos ellos,sabe bien en qué consiste.

Como dirían en 'Corazón Corazón', Romans es “una mujer hecha a sí misma”. Hija de un matrimonio de inmigrantes polacos de Chicago –padre operario de fábrica, madre asistenta–, pronto se dio cuenta de que en su familia no sobraba el dinero. “Al crecer en una familia de clase baja me di cuenta de que, si en algún momento quería algo, dependía de mi conseguirlo”, ha asegurado la 'coach' en una entrevista con 'Business Insider'.

Romans empezó a trabajar muy joven, paseando perros, arrancando maleza u organizando fiestas en el patio de su casa, por las que cobraba 10 céntimos la entrada. “Me di cuenta de que podía ganar dinero de la nada si tenía una idea”, explica. Ahora bien, a diferencia de muchos emprendedores de éxito, Romans pasó por la universidad,algoque sus padres consideraban obligatorio.

El poder de un blog

Al graduarse, con sólo 21 años, Romans se casó y empezó a trabajar en 'marketing' y redes sociales. “Aprendí que si llamas a suficiente gente puedes crear ganancias y oportunidades de ninguna parte”, reconoce en BI.

Cuando nació su primera hija, en 2012, Romans empezó a escribir un blog de estilo, en el que compartía el día a día de su vida como madre primeriza y esposa. Fue todo un éxito. “Había días en que me leían 50.000 personas y llamaba a mi marido desde el trabajo y le decía 'algo está funcionando'”, apunta.

Me estaban pagando bien, podía trabajar desde casa y conseguía bonus, pero podía hacer más

Al llegar el segundo retoño, el trabajo empezó a acumularse. “Estaba con dos niños, una carrera en una gran empresa y un blog que no paraba de crecer”, explica. “Tenía que dejar algo o me iba a volver loca. Tenía mucha experiencia y una página que funcionaba pero con laque no sabía que hacer. No tenía un modelo de negocio”.

Entonces Romans pensó que podría ser una buena consultora. En su trabajo manejaba las redes sociales de muchos negocios pequeños, tenía contactos entre los empresarios de la ciudad y experiencia en 'marketing' y ventas. ¿Por qué no montárselo por su cuenta?

Susie Romans explica cómo montó su negocio.

Muchos de sus compañeros leintentaron convencer de que era mejor lo que ya tenía. “Me estaban pagando bien, podía trabajar desde casa y conseguía bonus, pero podía hacer más”, explica. “Me gusta insipirar y ayudar a las personas, y sabía que estaba destinada a lograr algo más grande”. Además, aunque tuviera un sueldo de 50.000 dólares anuales, sólo trabajar por su cuenta le permitiría disponer de más tiempo libre. Así que se lió la manta a la cabeza.

Mejor aconsejar que implementar

En el verano de 2014 Romans abandonó su trabajo como asalariada. Fue un salto al vació: no tenía un plan de ahorro y estaba hipotecada. Pero sabía, gracias a otros consultores y 'coach', que podría ganar al menos entre 3.000 y 4.000 dólares al mes. “Me di cuenta de que la gente paga más por consultar que por aplicar”, explica. “En realidad puedo hacer las dos cosas, pero a los consultores se les paga más”.

La emprendedora bajó el ritmo de su blog y estrenó su propio portal, donde vende cursos de emprendimiento y 'marketing online', con un reclamo que es pura profecía autocumplida: “Convierte tu experiencia, tus habilidades o tu historia en un negocio. Aprende cómo construí mi negocio de seis dígitos trabajando sólo 20 horas a la semana”.

Romans tiene en la actualidad 28 años, pero ya cobra 1.400 dólares por una sesión de 'coaching' cara a cara y 5.500 por asesorar durante un mes

En efecto, sólo tres meses después de estrenar la página Romans ganaba 10.000 dólares al mes. “En ese momento toda la gente que me rodeaba –mi familia, que pensaba que era una lunática montando esto con dos bebés– alucinó. Desde entonces hago entre 15.000 y 20.000 al mes”.

Romans tiene en la actualidad 28 años, pero ya cobra 1.400 dólares por una sesión de 'coaching' cara a cara y 5.500 por asesorar durante un mes. También ofrece cursos 'online': “cómo ganar dinero de forma divertida y fácil” por 50 dólares o “la solución para el tráfico de tu web” por 500. Hay para todos los gustos.

Visto lo visto parece sencillo montar tu propio negocio, pero Romans advierte que no todo es cuestión de pasión. “Sólo la gente con grandes habilidades y mucha experiencia puede cobrar tanto”, explica. Así que antes de lanzarte a la piscina: hazte muy bueno en algo. Nadie dijo que vender humo fuera fácil.

Trabajo Coaching Marketing
El redactor recomienda