ya están investigando una posible cura

Los científicos descubren un nuevo virus parecido al SARS en China

Conocido como WIV1-CoV, este coronavirus es propagado por los murciélagos y tiene mucha más capacidad de transmisión de lo que se creía

Foto: Uno de los síntomas es un resfriado que a la semana se convierte en neumonía. (Corbis)
Uno de los síntomas es un resfriado que a la semana se convierte en neumonía. (Corbis)

Periódicamente la ciencia debe enfrentarse a nuevos patógenos que afectan, sobre todo, a los países más pobres del planeta: en 2003 el SARS (síndrome respiratorio agudo grave) infectó a 8.000 personas y acabó con la vida de 800; once años más tarde, otro virus, el ébola, dejó 29.000 enfermos y 11.300 muertos, y el actual Zika, entre otros efectos, provoca microcefalia en recién nacidos. La espiral es interminable y ahora los científicos han identificado un nuevo virus que se originó en China y que está propagado por una variante de murciélago llamada "de herradura".

En un reciente estudio publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', un equipo de investigadores analizó las secuencias de este nuevo coronavirus y las aisló para reconstruir y medir su potencial de infección en humanos y ratones, llegando a la conclusión de que el bautizado como WIV1-CoV sería muy simular al virus del SARS, tanto en la forma de contagio –estornudos o tos–, como sus síntomas –un ligero resfriado que en cuestión de una semana se convierte en neumonía–.

Su tratamiento puede ser problemático, ya que se teme que, al igual que el medicamento contra el ébola, sólo pueda producirse a pequeña escala

"La capacidad de este grupo de virus de transmitirse a los humanos es mayor de lo que pensábamos hace un tiempo", ha declarado a 'The Daily Mail' el doctor Vineet Menachery, de la UNC, quien suscribe que "mientras que otras adaptaciones pueden ser requeridas para producir una epidemia, varias cepas virales circulando en la población de murciélagos ya han superado la barrera de replicación de células humanas". 

La búsqueda de tratamiento

Los científicos han determinado que los anticuerpos desarrollados para tratar en su día el SARS podrían ser efectivos en humanos y animales contagiados con el nuevo virus. A pesar de que se sopese alternativas, otros tratamientos del WIV1-CoV con anticuerpos podrían comportar los mismos problemas que tuvo el ZMapp, el medicamento usado para combatir el Ébola, que únicamente se producía a un pequeña escala.

Los científicos descubren un nuevo virus parecido al SARS en China

Por otro lado, este nuevo virus no es exactamente idéntico al SARS y la prueba es que su vacuna no sirve igualmente para prevenir el WIV1-CoV. De esta forma y tal como señala el doctor Ralph Baric, miembro del equipo: "nuestra investigación no está limitada al SARS o virus parecidos, sino a este tipo de patógenos a un nivel global, ya que nunca se sabe cuando va a aparecer uno nuevo". 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios