LA CARA B DE LOS EXPERIMENTOS SOCIALES

Qué pasa cuando agredes a una mujer en una marcha contra la violencia de género

"¡Es una broma!", gritó el actor para defenderse de las manifestantes, que no sabían que la mujer herida era en realidad una actriz y ellas, el objeto de una burla

Foto: Llegó gritando poder para la mujer, pero buscaba lo contrario. (Trollstation)
Llegó gritando "poder para la mujer", pero buscaba lo contrario. (Trollstation)

¿Qué entendemos por violento? ¿Tiene algún propósito más que dominar o boicotear al otro? Hay formas visibles y dolorosas de agresión y otras mucho más silenciosas; sin embargo, a veces lo que aparenta ser un simple experimento social –la etiqueta es confusa– puede convertirse en una muestra más de violencia, la del chiste, la anécdota grotesca que desautoriza una protesta pacífica.

Ella se manifestaba, o eso parecía, contra el maltrato de género en Trafalgar Square; se encontraba en medio de un grupo con otras mujeres que habían participado en la marcha y que se congregaban en la plaza con sus pancartas en alto. Él llegó pidiendo el poder para las féminas y automáticamente intentó quitarle el cartel a ella para acabar enzarzándose ambos en una discusión, o eso también simulaban, que se zanjó cuando la mujer le abofeteó y él le rompió una botella de cristal en la cabeza dejándola teatralmente inconsciente.

Esta era 'grosso modo' la idea de una broma del provocador y a menudo surrealista canal de YouTube 'Trollstation' para la semana del Día Internacional de la Mujer; sin embargo, su lineal planteamiento inicial no contemplaba el siguiente punto de giro de la historia, por otro lado, bastante evidente: una vez la mujer cayó desmayada al suelo, el resto de manifestantes acudieron a detener al hombre, que empezó a proclamar no ya el poder de las mujeres, sino su propia inocencia: “¡Es una broma, es mentira! ¡Estamos grabando una película!”. La reacción de las allí congregadas, que ya lo habían rodeado violentadas y con sus pancartas contra la violencia en mano, fue de estupefacción, pero sobre todo enojo; ninguna podía creer que hubieran utilizado un acto similar para hacer lo que ellos llamaban 'teatro de calle'.

Qué pasa cuando agredes a una mujer en una marcha contra la violencia de género

Cruzaron la raya

“Vino este hombre y empezó a atacar a otra mujer delante nuestro, mientras pedíamos el fin de la violencia, y con ello obligó a muchas mujeres vulnerables a entrar en el conflicto para salvar a alguien que estaba sufriendo esta violencia”, explicó una testigo a 'The Independent', refiriéndose al supuesto experimento social como una “tomadura de pelo hacia las mujeres que han sufrido maltrato físico, emocional y mentalmente a mano de sus parejas”.

La actriz que protagonizaba el vídeo, Amina Maz, alegó que se se sentía comprometida con el objetivo de la marcha , ya que “hay muchos millones de mujeres en el mundo que sufren malos y son asesinadas”, pero al mismo tiempo justificó que Trollstation emitiese este tipo de vídeoa porque intentan “ir más allá de las normas sociales y poner a prueba los límites de lo que es admisible. “El experimento pretendía probar si hay una doble moral cuando la violencia se dirige hacia el hombre”, afirmó, y añadió que “tenemos la responsabilidad de mostrar la realidad de la vida y de las interacciones humanas. Algunas veces tienes que cruzar la línea para hacer que se oiga tu voz”.

No obstante, desde la organización benéfica Advance, en Londres, no comparten su opinión. Según Bex Mullins, uno de sus miembros, es incomprensible como una parodia “puede ayudar a hacer entender el abuso o el poder y el control que los hombres ejercen sobre las mujeres”. También recalcó que el desarrollo del experimento convirtió un lugar de empoderamiento en inseguro y que “no tuvieron en cuenta que algunas de las mujeres que asistieron al espectáculo habían sobrevivido al abuso”. Críticas con las que coincide la representante de 'End Violence Against Women Coalition', Sarah Green, quien subrayó que aunque el teatro de calle pueda tener un propósito político positivo, este vídeo en concreto no es “totalmente repugnante”.

Lo que queda claro con vídeos como éste es que la violencia no es exclusivamente física ni psicológica, también puede ser viral. Sólo se precisa una excusa para provocar tensión e indignación gratuitas, realizar un experimento social.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios