se desconocen las circunstancias de su muerte

Una momia en el Pacífico: el misterio del marinero hallado en mitad del océano

La policía filipina ha anunciado el hallazgo de un cadáver momificado en una embarcación hallada por unos pescadores, que llevaba meses a la deriva

Foto: El cadaver de Manfred Fritz tal como lo encontró la policía filipina. (Barobo Police Station)
El cadaver de Manfred Fritz tal como lo encontró la policía filipina. (Barobo Police Station)

“ENCONTRADA PERSONA MUERTA. En torno a las 4:00 de la tarde del 26 de febrero, 2016, un agente de la policía de Barobo recibió la información de que el pescador Christopher Rivas y Escarten, de 23 años, encontró un cadáver sin identificar de un hombre dentro de un yate en mitad del Pacífico”.

Así empieza el comunicado que la policía de Barobo, un pequeño municipio filipino de la provincia de Surigao del Sur, publicó en las redes sociales para anunciar el sorprendente hallazgo del cuerpo de Manfred Fritz Bajorat, un aventurero alemán que ha sido hallado tal como dejó el mundo: en el despacho de su yate, con la radio en la mano, tratando de transmitir un último y desesperado Mayday.

Manfred Fritz Bajorat retratado en una de las fotos halladas en el barco. (Barobo Police Station)
Manfred Fritz Bajorat retratado en una de las fotos halladas en el barco. (Barobo Police Station)

Es difícil saber cuánto tiempo ha estado el cadáver momificado del marinero vagando a la deriva por las aguas del Pacífico, ni de dónde viene: todo lo que sabemos de momento sobre él se encontraba en su propia embarcación, de 12 metros de eslora.

Aunque gran parte de la cabina estaba cubierta por agua, los policías han encontrado álbumes de fotos de familiares y amigos, ropa, latas de comida y, lo más sorprendente de todo, una conmovedora carta del marinero dirigida a su mujer, Claudia, que murió de cáncer en mayo de 2010, a los 53 años: “Hemos estado treinta años juntos en el mismo camino. Entonces el poder de los demonios era más fuerte que la voluntad de vivir. Te has ido. Espero que tu alma descanse en paz. Tu Manfred”.

Una de las fotos del álbum familiar encontrado en el yate. (Barobo Police Station)
Una de las fotos del álbum familiar encontrado en el yate. (Barobo Police Station)

Los últimos días de un alemán en alta mar

Aunque la policía filipina cree que Fritz murió por causas naturales, las autoridades siguen investigando cómo demonios ha acabado su cadáver surcando el Pacífico. El increíble estado de conservación del cuerpo tiene una explicación sencilla, muy bien observada a lo largo de la historia de la navegación: las altas temperaturas del Trópico y el salitre del mar provocan un proceso de momificación natural, que ha permitido que el marinero permanezca en la misma posición en la que dejó este mundo. Más complejo es averiguar las circunstancias concretas de su muerte.

La policía cree que el marinero no fue asesinado, pero se desconocen aún como pudo fallecer de forma tan repentina

Gracias a las pesquisas del diario alemán BILD, sabemos que Fritz se separó de su mujer en 2008 y que esta murió dos años después en manos del cáncer. La última vez que sus amigos supieron algo de él fue el año pasado, cuando contactaron con él a través de Facebook con motivo de su cumpleaños.

 

Aunque todavía no se conocen los resultados de la autopsia que se está llevando a cabo en la ciudad de Butuan, la policía no ha encontrado ningún signo de violencia en el interior del yate por lo que todo apunta a que el alemán murió de un ataque repentino al corazón. Sólo un infarto explicaría cómo un experimentado marinero como Fritz –con más de medio millón de millas naúticas a sus espaldas por todo el mundo– pudo acabar a la deriva en el océano Pacífico.

La embajada alemana en Manila está trabajando con la policía local para localizar a su familia en Alemania.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios