Clases de Inglés: La guía para aprender cinco idiomas distintos en solo un año
ES DURO, PERO MERECE LA PENA

La guía para aprender cinco idiomas distintos en solo un año

La profesora rusa Evgenia Kashaeva logró estudiar alemán, español, francés, chino y checo, pero cualquiera puede aplicar su método para aprender otras lenguas

Foto: Cuando ya sabes hablar dos o tres idiomas añadir nuevas lenguas es más sencillo. (iStock)
Cuando ya sabes hablar dos o tres idiomas añadir nuevas lenguas es más sencillo. (iStock)

En la actualidad, todo aquel que quiera tener un futuro laboral más o menos digno debe hablar al menos dos idiomas (su lengua nativa y el inglés); y cada vez más gente apuesta por controlar con fluidez tres. Pero hay quien va mucho más allá.Hay personas que han dedicado su vida a los idiomas, traductores y profesores (por lo general, ambas cosas al mismo tiempo), que pueden cambiar de un idioma a otro como el que cambia de camisa, para entablar conversaciones fluidas y perfectamente inteligibles. Hay “hiperpolíglotas” que hablan con fluidez 20 o, incluso, 30 lenguas.

[Lea aquí: 'El secreto de los escandinavos para hablar bien inglés']

Vale, se trata de una excepción, pero es esta gente que tiene tanta facilidad con los idiomas la que mejor sabe aprender y enseñar lenguas. Es el caso de Evgenia Kashaeva, una profesora rusa que habla con fluidez, además de su idioma nativo, el inglés, el alemán, el chino o el francés. Como ha explicado en el blog 'Fluent in 3 months' –que dirige Benny Lewis, otro popular políglota–, es posible aprender cinco idiomas en sólo un año incluso teniendo, como ella, una hija de dos meses.

Para lograr tamaña gesta, Kashaeva decidió dedicar el tiempo libre de cada día de la semana a un idioma distinto:

  • Lunes – alemán
  • Martes – español
  • Miércoles – francés
  • Jueves – chino
  • Viernes – lo dejó libre hasta agosto, entonces empezó a estudiar checo

Pasado un año logró hablar todos los idiomas, con distintos grados de fluidez (del A1 del español, un nivel básico, al B2 del alemán, intermedio superior). E incluso le sobró tiempo para dar clases de inglés a su hija.

Un plan universal

Kashaeva reconoce que es muy difícil aprender cinco idiomas de forma simultánea. “Honestamente, vivir un año con una agenda así fue todo un desafío”, explica la profesora rusa. “Sin disciplina nunca lo habría logrado. Y de vez en cuando tenía que cancelar mis lecciones simplemente porque necesitaba dormir”.

Evgenia Kashaeva. (Twitter)
Evgenia Kashaeva. (Twitter)

Un plan como el suyo es muy difícil de seguir, sobre todo si no te has dedicado en cuerpo y alma al aprendizaje y enseñanza de idiomas, pero cree que su método sirve para cualquier persona que quiera estudiar dos lenguas al mismo tiempo y no es descabellado alcanzar el nivel básico en cuatro idiomas en sólo un año.

Según explica Kashaeva, antes de comenzar a estudiar, lo ideal es hacer una lista de las lenguas que quieres aprender. Entonces debes evaluar los idiomas en tres aspectos: el interés que tienes por aprender la lengua (¿te apasiona o sólo tienes curiosidad?), lo práctico que resulta (¿quieres trabajar con este idioma o lo aprendes sólo por amor al arte?) y los recursos que tienes para aprenderlo (¿es una lengua popular o rara?)

Una buena forma de establecer objetivos realizables es pensar a corto plazo: en vez de hacer propósitos a un año vista, hazlos a 12 semanas vista

Puntúa del 0 al 5 cada idioma en cada apartado, y empieza aprendiendo aquel que obtenga la mayor puntuación. Si estudias una hora al día, en sólo 12 semanas, asegura la profesora, serás capaz de hablar la lengua en nivel básico. Ahora, si tienes más de una hora libre al día, puedes ir añadiendo lenguas a tu calendario de estudios, aprendiendo un idioma por día (pues es muy difícil cambiar el chip en una misma jornada).

Dicen que los niños son mejores aprendiendo idiomas, pero se trata de un lugar común sin demasiada base. (iStock)
Dicen que los niños son mejores aprendiendo idiomas, pero se trata de un lugar común sin demasiada base. (iStock)

Muy bonito todo pero ¿cómo logró sacar tanto tiempo? ¿Es posible seguir teniendo vida? Kashaeva asegura que su plan es posible, pero debes seguir cinco normas básicas:

1. Abandona las redes sociales

“Te sorprenderá la cantidad de tiempo que pierdes todos los días en las redes sociales”, asegura Kashaeva. “Cuenta cuánto tiempo gastas en estos sitios. Multiplícalo por siete. Ahora multiplícalo por 52 y alucina con la cantidad de tiempo que pierdes al año que podrías dedicar a hacer tus sueños realidad”.

La profesora rusa asegura que casi todo el mundo puede sacar tres horas de tiempo libre al día, después del trabajo y las tareas cotidianas imprescindibles, incluso teniendo hijos. Pero para lograrlo tenemos que deshacernos de todos los entretenimientos vacuos, que realmente no nos aportan nada.

2. Optimiza tus rutinas

Si quieres tener tiempo para estudiar idiomas no sólo debes desconectar tu 'smartphone', además tienes que reducir el tiempo que dedicas a tareas necesarias como cocinar, limpiar la casa, poner lavadoras o cuidar de tus hijos.

“Cualesquiera sean tus rutinas y deberes, siempre hay alguna posibilidad de que las hagas en menos tiempo”, explica Kashaeva. “Si consigues ahorrar 10 minutos cada hora que estés despierto ganarás casi tres horas de tiempo extra”. En su caso invirtió dinero en un lavavajillas, un robot de cocina y una aspiradora automática, pero todos podemos pensar qué opciones de “ahorro” se adaptan a nuestra vida cotidiana.

El inglés es hoy en día uno de los idiomas más útiles, pero aprender otras lenguas como el chino, el alemán o el ruso abre muchas puertas laborales. (iStock)
El inglés es hoy en día uno de los idiomas más útiles, pero aprender otras lenguas como el chino, el alemán o el ruso abre muchas puertas laborales. (iStock)

3. Haz del tiempo personal el valor más preciado

Aprender idiomas es sólo una de las cosas en las que puedes emplear tu tiempo libre. Pero cualquier proyecto que tengas en mente requiere que valores tu tiempo personal, lo defiendas y lo uses sabiamente.

“Mi tiempo libre es el tiempo en que mi hija duerme”, explica la profesora rusa. “Algunos días tengo suerte, duerme tres horas por la tarde y se va a la cama a las 9 pm. Otros días sólo tengo 40 minutos durante el día y no se va a la cama hasta las 11 pm. Pero, en cualquier caso, en cuanto se duerme me pongo a estudiar. No gasto mi tiempo en ninguna otra cosa”.

4. Haz planes a corto plazo

Una buena forma de establecer objetivos realizables es pensar a corto plazo: en vez de hacer propósitos a un año vista, hazlos a 12 semanas vistas. “Todos sabemos que establecer una fecha límite es la mejor forma de asegurarse que haces las cosas”, explica Kashaeval. “Hazte este regalo: organiza cuatro fechas límite al año, y te sorprenderás de ti mismo en diciembre”.

La profesora rusa propone organizar la enseñanza de idiomas en segmentos de 12 semanas, tiempo en que es posible alcanzar el nivel básico (A1) en cualquier lengua si estudias al menos una hora a la semana.

“Imagina que cada semana es un mes, y trata de avanzar todos los días”, comenta la profesora. “Para mi esta ha sido la técnica de gestión del tiempo más eficaz que he conocido”.

5. Céntrate en el objetivo

Una vez que sepas qué idiomas vas a estudiar y en qué días trata de fijar un objetivo para cada lengua. “Yo tenía varias metas: elevar mi nivel de chino y alemán a intermedio superior; refrescar mi francés y mi español; y empezar a aprender un nuevo idioma (el checo). Las cumplí todas”.

Dicho esto, la profesora no recomienda estudiar cinco lenguajes a la vez, ni siquiera tres, si no se cuenta con un gran conocimiento de idiomas. Pero si es posible, para los no expertos, aprender efectivamente dos lenguas de forma simultánea, dedicando dos horas al día a estudiar y conversando con un profesor nativo vía Skype durante media hora al día.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios