EL 'MARKETING' LLEGA A LA UNIVERSIDAD

CS50, el curso de Harvard en el que todo el mundo está matriculándose

Aunque hasta 800 personas pueden llegar a coincidir en el aula, unos cuantos miles más anhelan estudiar este curso que se ha convertido en todo un fenómeno del comercio educativo

Foto: Una estudiante camina junto a la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvard. (Reuters/Brian Snyder)
Una estudiante camina junto a la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvard. (Reuters/Brian Snyder)

No hay nada como un momento de inestabilidad económica para que los más jóvenes busquen refugio en la formación académica. No sólo en España muchos han decidido esperar a que el temporal amaine prolongando su educación en forma de posgrados, sino que las universidades privadas de élite en el extranjero también están batiendo récords. La última de ellas, Harvard, que en una nota publicada en el periódico de la institución, 'The Harvard Crimson', asegura que este año han recibido 39.044 solicitudes de ingreso, una cifra que supera no sólo los 37.305 del año pasado, sino de largo los 29.144 de hace apenas siete años.

Más allá de las cifras que sirven para que los encargados de reclutamiento se vayan a la cama con una sonrisa, hay otro dato aún más revelador: el imparable ascenso de las matriculaciones en 'computer science' (o Informática), hasta en un 22,1% respecto al año anterior. Un dato que revela una tendencia evidente: si durante siglos la que fue considerada como mejor universidad del mundo según la clasificación THE, como tantas otras, debía su fama a sus cursos de Humanidades, especialmente después del paso del trascendentalista Charles W. Eliot por su presidencia, hoy en día son las ciencias las que marcan el paso, especialmente las que hacen soñar con el dorado porvenir de Silicon Valley

CS50 se ha convertido en marca. Hay 'merchandising' como camisetas que dicen 'Fui al CS50'

El cambio ha sido sustancial durante las últimas décadas. Como ya recogió 'The Wall Street Journal' en el año 2012, las carreras de letras apenas suponían un 20%, frente al 34% del año 1954, y los estudiantes han pasado del 14% al 7% entre 1996 y 2010. El resto están formadas por las carreras STEM, es decir, 'science, technology, engineering and mathematics' (“ciencias, tecnología, ingeniería, matemáticas”). Sin embargo, en los últimos años se ha visto un repunte en las letras de hasta el 7,6%. Como explica el decano de Matriculación y Ayuda Financiera de la universidad, William R. Fitzsimmons, “se puede decir que hemos doblado las humanidades en la última década”. Algo no tan difícil si las cifras eran bajas.

Competición entre universidades 

Hay una buena razón por la que tantos estudiantes han fijado su mirada en las aulas de Harvard, asegura Fitzsimmons: la popularidad de su curso CS50 (Computer Science 50: Introduction to Computer Science I). La mejor demostración, quizá, de cómo funciona el 'marketing' publicitario en la universidad hoy en día: aunque la versión del campus es la que reúne más alumnos de todo Harvard, con 800 estudiantes y 102 colaboradores, su plataforma de difusión es global.

Las clases magistrales son grabadas y subidas a plataformas de MOOC como Coursera o edX, además de otros servicios como iTunes, algo que ha permitido que muchas personas tengan acceso a dichos materiales… y sueñen con estudiar en Harvard. Por sus aulas ha pasado, por ejemplo, Mark Zuckerberg de Facebook. También la CEO de YouTube, Susan Wojciciki, sólo que en los asientos de los estudiantes: es quizá el nombre más celebre de entre los antiguos alumnos del curso.

CS50, el curso de Harvard en el que todo el mundo está matriculándose

Como señalaba 'The Boston Globe', “CS50 se ha convertido en su propia marca en Harvard. Hay 'merchandising' como camisetas que dicen 'Fui al CS50', eventos como ferias de estudiantes o hackatones”, en referencia a los encuentros de programadores. Este curso se ha convertido en el mascarón de proa de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard, que ha recibido este año una inversión de 400 millones de dólares de manos del magnate John A. Paulson. Un proceso que se autorretroalimenta: no sólo el centro recibe una sustanciosa inyección económica, sino que ello también provoca que aparezca en los titulares de los periódicos garantizándose una mayor proyección.

En España, sin embargo, y a pesar de la buena fama que la Informática ha tenido durante las últimas décadas, falta mucho para que se coloque a la cabeza de las titulaciones preferidos por los universitarios. Como señala el informe del MEC 'Datos y cifras del sistema universitario español', la medicina sigue siendo la carrera con una mayor nota de corte en la Prueba de Acceso a la Universidad, seguida por Veterinaria, Enfermería, Ciencias de la Vida, Ciencias de la Salud, Periodismo e Información y Deportes. La Informática exige una nota media en la PAU de 7,59.

Cómo estudiar en Harvard

Malas noticias para todos aquellos que se hayan visto deslumbrados por los cantos de sirena del curso CS50: a medida que aumenta el número de matriculaciones totales, también resulta más complicado optar a uno de los puestos. Actualmente la tasa de admisiones se encuentra en el 5,3% de las 37.305 peticiones que recibe, tan sólo superada por Stanford, con un 5,05%. Eso sí, alrededor de una cuarta parte de los estudiantes del presente curso han podido realizar la solicitud de manera gratuita a causa de sus “dificultades financieras”, buena muestra de que cada vez más jóvenes aspiran a una universidad de élite, incluso conociendo las dificultades de acceder a ella

.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios