Avalados por más de 1.000 afortunadas féminas

6 trucos reales para tener orgasmos múltiples, según grandes expertas

Los que más saben han recogido los pasos que se deben seguir para que después del primer orgasmo lleguen unos cuantos más. Toma nota porque no es tan complicado como imaginas

Foto: Las afortunadas que los disfrutan a menudo aseguran que por ahí abajo se esconde un truco infalible. (iStock)
Las afortunadas que los disfrutan a menudo aseguran que por ahí abajo se esconde un truco infalible. (iStock)

Cierto. Los hombres tienen muchos menos problemas para alcanzar el orgasmo que las mujeres, y son muchas las que, lamentablemente, se sienten sexualmente insatisfechas. Pero un gran número de afortunadas, cuando llegan, no se conforman con uno.

Todo el mundo conoce o ha escuchado hablar de 'una amiga de una amiga' que es capaz de experimentar varios orgasmos en la cama, lo que no quedaba claro para el resto de las mortales que, con suerte, se conforman con uno, es cómo lo consiguen. Así que dos importantes organizaciones especializadas en realizar macroestudios sobre hábitos sexuales, OMGYES de la Universidad de Indiana y el mítico Instituto Kinsey, han decidido recabar la información existente para señalar qué es lo que hacen –o les hacen– determinadas féminas para declararse orgullosas multiorgásmicas.

A través de entrevistas en profundidad con más de 1.000 mujeres, y con los datos de una encuesta realizada a otras 1.055 que aseguraban pasárselo de miedo en la cama más de una vez por encuentro, los expertos han recogido los pasos que se deben seguir para que después del primer orgasmo lleguen unos cuantos más. Toma nota porque no es tan complicado como imaginas.

1. Aléjate del clítoris

Sí, bien, has memorizado aquello de que es la llave del placer y que es bastante más común que una mujer alcance el orgasmo clitoridiano antes que el vaginal. Pero si queremos multiplicar el placer debemos obviarlo por completo. Más del 53% de las encuestadas aseguraron que no podían soportar cualquier tipo de presión, roce o tocamiento sobre su clítoris después de haber alcanzado el orgasmo número uno.

Las mujeres que hablan específicamente sobre lo que les gusta son seis veces más propensas a sentirse sexualmente satisfechas

No es un botón del placer que se active una y otra vez. De hecho, resulta incluso doloroso toquetearlo en exceso, más aún justo después de haber alcanzado el clímax, cuando las contracciones y palpitaciones –recordemos que la sangre se concentra en la zona del mismo modo que ocurre en el pene al ponerse erecto o eyacular– hacen que esté especialmente sensible. Mucho mejor cambiar de estrategia y excitar otras zonas erógenas.

2. No repitas el camino

Tal y como comentan la mayoría de mujeres multiorgásmicas, después de alcanzar el clímax, lo menos aconsejable es tratar de seguir la misma estrategia para que el éxtasis se repita. La clave está en sorprender y si antes nos habíamos, por ejemplo, centrado en excitar los pechos, ha llegado el momento de pasar a las nalgas. Y cómo no, cambiar de postura. “Necesitan algo nuevo para la segunda ronda”, resume Hannah Smothers en 'Cosmopolitan'.

Por qué no. Puedes ir probando tú y retransmitir el mejor camino en directo. (Corbis)
Por qué no. Puedes ir probando tú y retransmitir el mejor camino en directo. (Corbis)

3. Céntrate en su labios

No, claramente no hablamos de besos y caricias postcoitales. Conocido como el 'sándwich del clítoris', es la mejor estrategia para conseguir que el primer orgasmo no se quede solo. “Una de las mejores cosas que aprendí de un viejo amante es que al apretarme los labios y moverlos, alcanzaba un segundo orgasmo rápidamente y si seguía haciéndolo la cantidad aumentaba”, explica una de las participantes en la encuesta. No es el método definitivo, pero un número importante de mujeres aseguró que así consiguen múltiples orgasmos seguidos sin necesidad de un periodo de recuperación.

4. Sigue sus indicaciones

“Lo que averiguamos en estos estudios es que las mujeres que hablan específicamente sobre lo que les gusta o no en la cama tienen ocho veces más probabilidades de ser felices en su relación, y son seis veces más propensas a sentirse sexualmente satisfechas”, relata Rob Perkins, cofundador de OMGYES. ¿Cómo averiguar qué nos gusta? La respuesta la has escuchado en más de una ocasión: con la masturbación.

Conocido como el 'sándwich del clítoris', es la mejor estrategia para conseguir que el primer orgasmo no se quede solo y haya muchos más...

“Sin lugar a dudas es la mejor manera de aprender lo que debemos hacer en nuestro cuerpo para tener múltiples orgasmos”, asegura Smothers, quien recomienda encarecidamente aprender los diferentes caminos a solas para ser capaces de guiar a la otra personas por alguna de las inesperadas sendas. Y, por qué no, dejar que disfrute de un tutorial en directo, siempre caldeará el ambiente para ambas partes.

5. Los años dorados

Como se suele decir, a la vejez viruelas, y en la vida sexual este dicho se cumple más que nunca. Según explica Perkins, un elevado porcentaje de las participantes en el estudio no se dieron cuenta de que podían tener múltiples orgasmos hasta que fueron un poco mayores. El experto cree que esto probablemente se deba a que “han tenido más tiempo para experimentar con sus propias vulvas”. Así, ante el total de mujeres multiorgásmicas –calculan que en torno al 47% de las encuestadas– la tasa de adultas mayores de 40 años es bastante más alta que la de jóvenes de 20.

6. Sin relax no hay paraíso

Es importante partir de la base de que conseguir llegar al orgasmo al mismo tiempo que la otra parte es casi tan complicado como que los multiorgasmos se produzcan con la mera excitación del punto G. No es algo mecánico y si ponemos demasiado énfasis en que esto ocurra, aquellas mujeres que no lo consigan pueden terminar por frustrarse, y esto sólo conduce a que se tensen y sus relaciones sexuales sean menos satisfactorias. “Me di cuenta de que me sentía presionada a tener orgasmos múltiples increíbles cada vez que practicaba sexo, y los hombres se quedaban realmente decepcionados cuando no ocurría”, confesaba en 'Style Caster' la actriz porno Jessica Drake. Si en un primer momento sólo tiene un orgasmo, intenta que disfrute de otro con las técnicas mencionadas como el 'sándwich', pero nunca forzando la situación.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios