10 años más de vida para una paciente con cáncer terminal: ¿la cura está cerca?
  1. Alma, Corazón, Vida
MÁS PACIENTES PRUEBAN NUEVOS fármacos

10 años más de vida para una paciente con cáncer terminal: ¿la cura está cerca?

La inmunoterapia avanza a pasos agigantados. En el hospital Royal Marsden, en Londres, investigan nuevos tratamientos que podrían ayudar a curar muchos tipos de tumores

Foto: En las últimas décadas se ha avanzado mucho en la lucha contra el cáncer. (iStock)
En las últimas décadas se ha avanzado mucho en la lucha contra el cáncer. (iStock)

A Sandra Sayce no le sorprende que cada vez que acude al hospital a realizarse un chequeo, siempre la atienda un médico diferente. Todos quieren conocerla. La ciencia no cree en milagros y el Servicio Nacional de Salud Británico (NHS), menos, pero hay que admitir que la situación de Sandra es esperanzadora. Enferma de cáncer de piel, uno de los tiposmás letales que hay, entró en el hospital para un tratamiento hace diez años y todavía no ha necesitado volver. Si bien llevaba desde 2001 luchando contra la enfermedad. Es una de sus supervivientes más longevas.

Según 'The Guardian', su actual estado de salud se lo debe al trabajo que realiza el hospitalRoyal Marsden, en Londres, el mejor centro especializado en oncología, que animaa sus pacientes y a los derivados a otros centrosa participar en pruebas clínicas, y entre ellas una especialmente puntera, la inmunoterapiacon un nuevo medicamento. Sandra formó parte de este estudio clínico.

Nunca hay que perder la esperanza

Pese a los esfuerzos europeos por encontrar cura a esta enfermedad, que solo en España causa alrededor de 100.000 muertes al año, tratamientos tradicionales como la quimioterapia resultan muy destructivos, pues mata tanto las células malignas como las benignas, y siempre existe la posibilidad de que la enfermedad reaparezca.

Y esto mismo le ocurrió a Sandra Sayce: había empezado su tratamiento en 2001 después de que le fueran encontradas unas lesiones en la pierna, y tres años después del procesoel cáncer volvió con mayor virulencia. No obstante, en esta ocasión se le aplicó inmunoterapia, una tipo de tratamiento consistente en enseñar al sistema inmune a reconocer las células cancerígenas y atacarlas, y el cáncer desapareció. “Tardé un par de años en creer que era cierto. Jamás te libras del todo de ese miedo, pero no tenía ya células cancerígenas y todo fue bien durante bastante tiempo”, explicó Sandra, y añadió que aunque su médico le había dicho que no había razón para que volviese a enfermar, “estamos en un territorio donde realmente no sabemos nada”.

Con la inmunoterapia, los fármacos enseñan al sistema inmune no solo a combatir el cáncer, sino a 'evolucionar' para vencer sus mutaciones

Un día apareció un bulto en su espinilla y la biopsia reveló que era un melanoma, una forma de cáncer de piel. “Nunca me ha gustado tomar el sol, pero crecí en los 60y 70y jugábamos en el jardín sin protección”, comentó. La cirugía a la que se sometió no eliminó un bulto, sino tres, y uno delos nódulos linfáticos era cancerígeno. De nuevo tuvo que someterse a quimioterapia. “Entonces la cosa estuvotranquila hasta el verano de 2005, cuando me salieron unas manchas negras en la pierna. Fue bastante aterrador”, cuenta Sandra. Telefoneó al hospital donde la habían tratado y resultó que lo que ahora tenía era una forma avanzada de melanoma que había afectado no solo a su pierna, sino al hígado y sistema linfático. Durante seis meses volvió a someterse a un tratamiento, pero los tumores continuaron creciendo.

El fármaco 'ipilimumab'

Sin desfallecer, Sandra Sayce se prestó a participar en estudios sobre nuevos medicamentos; primero uno llamado 17AAG, que resultó no funcionar, y un segundo fármaco con excelentes resultados. Conocido como 'ipilimumab' o ipi, fue desarrollado para reprogramar el sistema inmune yle provocó durante los cuatro meses que duró el tratamiento un sarpullido de pies a cabeza. “Supe enseguida que estaba haciendo algo”, admitió, porque el bulto en su rodilla empezó a aplanarse.

Según 'The Guardian', el cáncer remitió. “La palabra 'cura' es engañosa" –aseguró James Larkin, especialista en Marsden –. "Decir que alguien se ha curado de una metástasis significa que su esperanza de vida es normal y morirá por alguna otra razón diez, veinte o treinta años más tarde. Es cierto que esperamos que este tratamiento pueda ser una cura y los resultados son esperanzadores, pero es pronto para decirlo”.

El cáncer puede desarrollarse para sobrevivir a la medicación, igual que una bacteria se hace resistente a un antibiótico, explicóLarkin. “La diferencia con respecto a la inmunoterapia es que reprograma el sistema inmune. La idea es, si el tumor no muta o se desarrolla, que el sistema inmune pueda también evolucionar para combatirlo”.

El ipilimumab puede tener grandes resultados en el tratamiento de algunos tipos de cáncer, como el de riñón, cuello, melanoma, cerebral y de vejiga

De acuerdo al especialista, este medicamento puede enseñar al sistema inmune a detectar la vuelta del cáncer en una forma alterada, que en el pasado habría pasado desapercibido por el cuerpo. “Es fácil hacer este tipo de declaraciones",señaló, "pero creo que la experiencia clínica con el 'ipi', que hemos estado usando durante 10 años, lo corrobora”.

Larkin también se muestra optimista conla investigación que están llevando a cabo y el potencial que tiene para los pacientes. De hecho, propuso a una gran farmacéutica de Estados Unidos testar el ipi y otro nuevo fármaco llamado 'pembrolizumab', tanto en el Marsden como en los más conocidos hospitales de Estados Unido. Por sísolo, el ipi puede tener grandes resultados en el tratamiento de algunos tipos de cáncer, como el de riñón, cuello, melanoma, cerebral y de vejiga en un 20 a 25% de los pacientes. Y quizás la combinación de ambos pudiera ayudar a más gente.

En la conferencia anual sobre fármacos que se celebró el pasado mes de mayo en Chicago, se alabaron los sorprendentes resultados: cerca del 60% de los casos de melanoma avanzado se habían estabilizado o el tumor se había reducido con la combinación de ambos medicamentos.

Este éxito demuestra que animar a los pacientes a que prueben fármacos, como ocurre en Marsden, podría ayudar en la cura. Y así lo expresa el profesor Martin Gore, director médico del centro, que cree que el Servicio Nacional de Salud británico debería compartir su filosofía.

Medicamentos Medicina Sistema inmunitario Cáncer Esperanza de vida Reino Unido
El redactor recomienda