Las profesiones que más difícil lo van a tener para sobrevivir en 2020
  1. Alma, Corazón, Vida
los trabajadores fabriles grandes perjudicados

Las profesiones que más difícil lo van a tener para sobrevivir en 2020

Los avances tecnológicos han propiciado la desaparición de algunos oficios y el surgimiento de otros, y conviene estar preparados para reciclarnos profesionalmente

Foto: Las profesiones que más difícil lo van a tener para sobrevivir en 2020
Las profesiones que más difícil lo van a tener para sobrevivir en 2020

Cada dos por tres nos atemorizan con nuevos listados de profesiones que van directas a convertirse en un anacronismo más deuna sociedad que camina hacia la tecnificación y el automatismo,en muchos sentidos. Con el desarrollo de la industria robótica y las nuevas tecnologías, que posibilitan que dejemos de ser engranajes de una maquinaria fabril para seguir siendo engranajes,pero más sofisticados (o sedentarios), es fácil imaginar que al igual que los carteros y los zapateros, los trabajadores industriales,e incluso los dependientes de correos,no tienen futuro en nuestra sociedad. Tal vez los psicólogos sí, y mucho, por aquello de poner un poco de cordura en un mundo que escapa a nuestra comprensión.

US Bureau of Labor Statistic (BLS) ha augurado que en 2024 van a desaparecer muchos puestos de trabajo, como el del personal de servicios postales –se reducirá un 28% el número de trabajadores en Estados Unidos, o el de zapatero–, aunquedespués del listado de agoreras predicciones que vamos a enumerar, desearás, al igual que nosotros, que elde estadista sea unode ellos.

1. Trabajadores fabriles

En la industria textil, metalúrgica y plástica. De acuerdo a la BSL, el personal de las fábricas que se dedica a operar determinadas máquinas que trenzan o enrollan hilos y tejidos, y que en Estados Unidos cobran una media de 24.600 euros anuales (en España probablemente mucho menos), descenderá en 2024 en cerca de 6000 puestos de trabajo, pasando de 26.000 trabajadores a unos 20.300 –un 21,7% menos–. E igualmente, los encargados de máquinas de tintado de tejidos y de procesamiento y secado de telas, cuyos puestos se verán afectados en un 23,9%, pasando de 11.700 trabajadores a 8.900.

Trabajadores de la industria del metal, plástica y textil deberían dar un viraje a sus carreras, ya que más del 20% de sus puestos desaparecerán en diez años

Asimismo, los operarios de la industria del metal y el plástico saldrán incluso algo más perjudicados por el avance tecnológico, de forma que profesiones ligadas al manejo de máquinas que muelen, pulen o eliminan el exceso de material declinarán en un 21,9% solo en Norteamérica, lo cual nos da cierto margen para prepararnos para los cambios que se avecinan. También quienes hacen moldes y partes de plástico y metal sufrirán los embates de la crisis y el desarrollo: un 23,4% menos de empleos en este sector será el resultado.

Lo bueno del caso es que ninguno de estos datos nos sorprende. Hace años que vivimos la deslocalización de la industria a otros países donde la mano de obra y los costes productivos son menores, aunque no por ello sus consecuencias. Así que los trabajadores españoles de estas industrias deberían dar un viraje a sus carreras.

2. Impresores y técnicos de preimpresión

Una profesión que consideramos un arte y que ha estado tan ligada a la memoria emocional, cultural y política de nuestro país. Serán quienes diseñan y preparan las pruebas para la impresión aquellos que sufrirán con más virulencia la pérdida de empleo, al menos en Estados Unidos, con un desplome del 25,7% de puestos de trabajo. No obstante, conviene señalar que son “previsiones” y no profecías, y que según otros informes, como el realizado por Deloitte en enero del año pasado y titulado 'Tecnología, Medios y Telecomunicaciones: Predicciones', al menos en 2015 elpapel representó más del 80% de la venta de libros y aún para muchas personas la experiencia de la lectura en formato físicoes mucho más real y satisfactoria.

3. Telefonistas

¿Recuerdan aquello de “disculpe, ¿teleoperadora...”? Las antiguas telefonistas comunicaban a ciudadanos en poblaciones distantes mediante una plétora de clavijas que conectaban. Era casi magia, el gatear de nuestras complejas y sofisticadas telecomunicaciones. Y todavía hoy podemos hablar con ellas, aunque a veces nos saquen de quicio, para intentar solucionar problemas con nuestras facturas o tarifas… Sin embargo, esto está a punto de cambiar, y en un ¡42,4%! Un descenso de 13.100 a 7.500 puestos de trabajo. También los informadores y los teleoperadores que hacen llamadas a empresasdescenderán en un 32% en Estados Unidos –112400 a 75.400 en 2014–. Sus sustitutos, como ya habrán imaginado, serán mensajes grabados.

La obsolescencia planificada y la economía del comprar y tirar no ayudan a que profesiones como la de zapatero se mantengan

4. Costureros y zapateros

De acuerdo a BLS, trabajar cosiendo o decorando, al menos industrialmente, no estará en boga o, de hecho, será uno de los empleos más perjudicados con un descenso de plantilla del 27%. La deslocalización empresarial a países asiáticos y la tecnificación pueden ser dos de las causas. Al igual que ocurre con el oficio de zapatero, uno de los trabajos más tradicionales, que decaerá en un 30% en Estados Unidos, y además de las razones antes citadas, podemos encontrar una tercera: la obsolescencia programadade algunos productos y nuestra propia tendencia consumista de preferir comprar un par de zapatos nuevos antes que reparar los viejos.

Así se trabajaba en Telefónica en los años de 1953 a 1987.

No obstante quienes realmente saldrán perjudicados por los cambios estructurales de la economía serán dos profesiones a las que tal vez no hemos atendido demasiado.

5. Técnicos de reparación de equipo electrónico

Al menos de vehículos de motor.Ya nadie lleva a reparar la radio del coche o el GPS roto… Y tampoco parece que lo vayamos a hacer en un futuro, o al menos los norteamericanos. La mitad de estos puestosdesaparecerán en 2014, así que si que quien trabaje en este sector tiene todas las papeletas para un cambio de aire. Sin embargo todavía es más alarmante la situación de los guardavías, empleados de ferrocarril a cargo de una vía y que también están alerta de las señales de tráfico. Hasta un 69,9% descenderán los empleados de este sector, aunque a tenor de los datos la caída no es tan brusca como podría parecer: se pasará de 1.700 empleados (2014) a 500 en los próximos diez años.

6. Relojeros

Para ellos también habrá llegado su hora. Segñun BLS, la reparación, limpieza y ajuste de los engranajes de los relojes no va a tener una gran demanda, tal vez porque tendemos a consultar la hora en nuestros teléfonos móviles. Hasta 7000 puestos se perderán en diez años.

7.Constructor e instalador de casa móviles

Recuerden que esta estadística toma como referente a Estados Unidos, país donde la gente tiende a desplazarse de estado en estado y predominan las casas prefabricadas. Así que si alguna vez han pensado en emigrar y levantar un imperio de auto-caravanas y hogares a prueba de ciclones, no lo hagan; el empleo en este gremio descenderá un 30% en 2024.

Con la casa a cuestas.

8. Personal de servicios postales

Todo el negocio postal vivirá su época más baja, con un descenso de más de 20% de personal tanto en puestos directivos como en el reparto y de más profesiones relacionadas. Si bien ahora la mayoría del servicio postal lo conforman misivas oficiales, ¿qué ocurrirá cuando todo se digitalice? Habrá que recuperar la tradicional correspondencia amorosa, devolver al cartero de Neruda al lugar que se merece.

9. Técnicos de procesado fotográfico

Aunque la fotografía sigue siendo un arte que no puede ser sustituido por máquinas no podemos decir lo mismo del antiguo proceso de revelado (ya extinto) y de laimpresión de recuerdos, cada vez menos demandada. En esta categoría se incluyen también todo los procesos de edición que, aunque siguen siendo necesarios, cada vez se realizan de forma más rápida, dada la evolución de los programas utilizados. Según el BLS, en EEUU se perderán el 32,9% de los puestos de trabajo relacionados con esta actividad para 2024.

10. Operarios de moldeado de metal y plástico

La automatización de las tareas fabriles y la deslocalización de las empresas a otros países con mano de obra barata son algunas de las causas que han provocado la desaparición de muchos oficios tradicionales ligados a la metalurgia y la industria plástica. Pero la llegada de las impresoras 3D puede acabar con muchos de los oficios que aún se mantenían, como es el caso de los operarios de moldeado y, en general, de todos los obreros que trabajan fabricando piezas de metal fundido o productos termoplásticos.

Trabajo Empleo industrial Búsqueda de empleo Industria textil Sector industrial Producción industrial Economía
El redactor recomienda