Es noticia
¿Nos lavamos en exceso? Esta es la frecuencia exacta con la que debes ducharte
  1. Alma, Corazón, Vida
La medida de la higiene

¿Nos lavamos en exceso? Esta es la frecuencia exacta con la que debes ducharte

Teorías sobre cómo, cuánto y cuándo tenemos o no que asearnos, hemos escuchado a mansalva, pero nunca son suficientes. La última parece aclarar bastante más cosas de las que imaginas

Foto: '¿¿¿Cómo???', exclamó sorprendida una que lo estaba haciendo mal. (iStock)
'¿¿¿Cómo???', exclamó sorprendida una que lo estaba haciendo mal. (iStock)

En cuestiones de baño, siempre surgen opiniones encontradas: que si no debes lavarte el pelo todos lo días, que si es mejor por la mañana o por la noche, que si es mejor hacerlo en días alternos o hacerlo solo con agua sin usar jabón…

Consejos y sugerencias sobre cómo, cuánto y cuándo tenemos o no que ducharnos, hemos escuchado a mansalva, pero nunca son suficientes. Sin embargo, la teoría más reciente no se basa en creencias populares o encuestas masificadas, está avalado por diferentes estudios y expertos en dermatología, y probablemente te aclare muchas dudas sobre tus correctos o infames hábitos de higiene personal. Toma nota.

Cuestión de cabeza

“Ducharse puede causar efectos adversos en el pelo, como que se estropee y fracture con facilidad, y el uso excesivo de productos podría dar lugar a la acumulación de restos de los mismos sobre el cuero cabelludo”, explica Mollie Goodfellow en 'The Independent'.

Consecuencia de la necesidad social de oler bien, la ducha se ha convertido en una costumbre popular

Son muchas las mujeres que defienden la postura de que con lavarse el pelo una o dos veces a la semana es más que suficiente para mantenerlo sano y con brillo. Del otro lado, otras cuantas personas –independientemente del sexo–, enjuagan y enjabonan sus cabellos a diario aprovechando que se meten en la ducha. Dato que encaja con el que que encontró un estudio colaborativo realizado por investigadores de las universidades de Manchester, Edimburgo, Lancaster y Southampton, según el cual el 75% de las personas –teniendo en cuenta que así lo hicieron tres cuartas partes de los encuestados– se da al menos una ducha o baño al día.

Pero, ¿quiénes lo están haciendo bien? El profesor Stephen Shumack, Presidente del Colegio de Dermatólogos de Australasia, ha encontrado la respuesta y, aunque pueda parecer una broma, probablemente le ha dado vueltas durante años para asegurar que sólo debemos ducharnos cuando lo necesitamos.

¿Ducha en casa? Pues habrá que usarla

“En los últimos 50 o 60 años (desde el advenimiento de cuartos de baño con duchas) la idea de que una ducha diaria era necesaria se ha convertido en un lugar común. Los hacemos por presión social y no por una necesidad real.”, comentaba Shumack en una entrevista en 'The Sunday Morning Herald',

“Como consecuencia de la necesidad social de oler bien, la ducha se ha convertido en una costumbre popular. Pero las glándulas sudoríparas que producen mal olor están en la axila e ingle, no en todo el cuerpo”, advierte el experto dermatólogo, quien recalca la idea de que darnos un baño caliente cada día puede tener más efectos negativos que positivos: el exceso de higiene hace que perdamos el aceite natural que produce el cuerpo precisamente para proteger las células de la piel. “Esto puede llevarnos a problemas reales porque nos hace más permeables a bacterias o virus, lo que se traduce en picazón, sequedad, descamación de la piel y la posible aparición de eczemas”, continúa.

Las glándulas sudoríparas que producen mal olor están en la axila e ingle, no en todo el cuerpo

No es el único que defiende la postura de evitar la ducha diaria. Como explicaba en 'The Daily Mail' el profesor de Virología de la Facultad de Medicina y odontología Queen Mary John Oxford, hay áreas en las que sí es importante mantener una higiene constante y otras en las que deberíamos cortarnos un pelo: “Mientras la gente se lave las manos y la cara con suficiente frecuencia y preste atención a la zona del cuerpo que está por debajo del cinturón, darse una ducha o baño cada dos días sería la opción menos dañina”. Ve tachando en el calendario para saber cuándo te toca la próxima y, eso sí, vale que abusar no es conveniente pero quedarte atrás puede resultar tan dañino para tu piel como para los olfatos de quienes te rodeen.

Estilo de vida Vida saludable
El redactor recomienda