también equilibra tu mente

Así es La 'leche de oro', la superbebida de moda que afina tu cuerpo

No hay dedos suficientes para enumerar sus beneficios, porque la cúrcuma, además de ser una de las especias más antiguas, puede mejorar nuestra calidad de vida de una forma sorprendente

Foto: Una antigua especia convertida en elixir de la vida. (iStock)
Una antigua especia convertida en elixir de la vida. (iStock)

La India es un país de contrastes, una de las cunas de la humanidad donde poder rastrear los pasos de los antiguos para darse cuenta muchas veces de que la verdadera sabiduría surgió hace miles de años y hoy, con suerte, reproducimos sus ecos. Un ejemplo es la cúrcuma, una especia de un curioso color amarillo brillante que se emplea desde hace cinco mil años para condimentar y dar color a los guisos en la cocina tradicional india, además de formar parte de los tratamientos de la medicina ayurveda, un ancestral corpus de saberes médicos recogidos en los vedas.

La llamada leche de oro, o dorada, como si de un bebedizo milagroso se tratase, aporta multitud de beneficios para nuestra salud y ayuda en el tratamiento y prevención de numerosas enfermedades. Si bien su sabor es demasiado picante y no muy agradable, hay quien llega a calificarla de elixir de la vida por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. También calma la tos y el malestar durante un catarro, regula el metabolismo, refuerza nuestro sistema inmunitario y es el ingrediente clave para retrasar el daño hepático y purificar el hígado.

Se recomienda que se beba con el estómago vacío, pero lo más importante es ser constante y consumirla al menos 40 días para notar los beneficios

Según 'Corriere della Sera', el modo de elaboración de esta bebida mágica es muy simple, aunque antes haya que hacer la pasta de cúrcuma hirviendo media taza de esta especia en polvo y media cucharadita de pimienta negra en una cacerola con agua hasta que quede una mezcla fina pero sin grumos. Entonces es cuando se procede a preparar la leche de oro y para ello añadimos una cucharada de pasta de cúrcuma junto a una taza de leche vegetal –arroz, soja o coco–, que se dejará hervir dos minutos en un cazo. Pasado ese tiempo, ya se podrá beber, e incluso se puede añadir una cucharadita de miel para edulcorarlo.

Se prepara a partir de la pasta de cúrcuma mezclada con leche vegetal. (iStock)
Se prepara a partir de la pasta de cúrcuma mezclada con leche vegetal. (iStock)

Si bien se recomienda que se beba con el estómago vacío, también puede tomarse de noche. Lo más importante es ser constante y consumirlo durante al menos 40 días para notar los beneficios.

Propiedades la leche de oro

El rizoma de la cúrcuma contiene muchos componentes anticancerígenos, entre los que destacan la curcumina y los betacarotenos, que nos protegen contra el cáncer de piel, el de mama, colon y duodeno, además de fortalecer al organismo para poder hacer frente mejor a tratamientos de quimioterapia. También alivia los síntomas de la artitris y es un antidepresivo natural que, bien en extracto o en polvo, estimula el sistema nervioso y tiene efectos postivos sobre el estado de ánimo.

Algunas investigaciones también apuntan que los principios de esta especia ayudan a eliminar microbios y evitan que las heridas se infecten, así como equilibra los ciclos menstruales y alivia sus dolores

Las personas que acaban de ser operadas no deberían tomarla, ya que retrasa la coagulación de la sangre, y tampoco las mujeres embarazadas

No todo es perfecto en esta vida. La cúrcuma también tiene sus contraindicaciones: se aconseja reducir su consumo a las mujeres embarazadas o en etapas de lactancia, a las personas con problemas en la vesícula biliar, quienes sufren de reflujo gastroesofágico (ERGE) y quienes acaban de ser operados, porque retrasa la coagulación de la sangre.

Es un condimento habitual en cocina tradicional india y en la medicina ayurvédica. (iStock)
Es un condimento habitual en cocina tradicional india y en la medicina ayurvédica. (iStock)

Y exceptuando estos casos, los insólitos beneficios de la cúrcuma, amparada por una tradición milenaria, son el mejor aval para, cuanto menos, probarla y comprobar por nosotros mismos si la leche de oro, ese llamado elixir mágico, hace honor a su nombre.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios