Relación duradera (y feliz) garantizada

Las 10 cosas que hacen a una relación de pareja mucho más feliz

Si tu vida sentimental está completamente estancada, es aburrida e insulsa, prueba a poner en práctica estos consejos científicamente avalados que garantizan que tu relación dure en el tiempo

Foto: Estos dos tortolitos lo han conseguido. Sigue los pasos y sé feliz con tu pareja. (iStock)
Estos dos tortolitos lo han conseguido. Sigue los pasos y sé feliz con tu pareja. (iStock)

Del mismo modo que las personas que viven permanentemente relaciones sentimentales cortas se frustran sin entender muy bien por qué una vez más no ha funcionado, aquellas que llevan años viviendo en pareja también padecen a menudo los estragos de la rutina y aburrimiento. Oímos hablar constantemente sobre consejos para recuperar la pasión, mejorar la comunicación e incluso sentirnos más atractivos para conocer a una persona 'especial'. Estupendo, pero todos estos esfuerzos no siempre se traducen en triunfos y empezamos a plantearnos que no es posible mantener una relación estable y duradera.

Basta de negatividad. La sexóloga experta en relaciones de pareja Tracey Cox recoge en 'The Daily Mail' 10 claves científicamente avaladas, que, además de ser bien sencillas de llevar a cabo, garantizan que tu relación dure en el tiempo.

Economía doméstica: ¿tanto importa el dinero?

“No es la cantidad de dinero que cada uno tiene lo que predice el éxito de una relación, sino cómo os arregláis con lo que hay”, asegura Cox. Y su sentencia viene respaldada por un reciente estudio según el cual las parejas que tienen economías compartidas –esto es, con cuentas comunes– tienen una mayor probabilidad de continuar juntas a largo plazo que las que mantienen el dinero de cada parte por separado.

Las personas que practican 'sexting' y se envían fotos sugerentes o explícitas, están más satisfechas sexualmente con sus parejas

“La gestión de las finanzas comunes requiere madurez y hace que las personas sean capaces de resistirse a los gastos personales 'por capricho' y planifiquen mejor, ambas características importantes para que las parejas se mantengan en el futuro”, explica. Aquello de 'compartir es vivir' o 'lo tuyo es mío' parece que da sus frutos en lo que a amor se refiere. Claro que también se cumple si lo que se comparte es una deuda, una unión, en ocasiones, que sobrepasa el 'hasta que la muerte nos separe'.

Practica 'sexting'

Que sí, que mantener una comunicación regular y sincera con nuestra pareja es una parte fundamental para que esta funcione, pero ¿y si te dicen que de lo que tenéis que hablar es de sexo? Según una investigación realizada por la Universidad de Drexel, las personas que practican 'sexting' –conversaciones subidas de tono a través de dispositivos móviles– y se envían fotos sugerentes o explícitas, están más satisfechas sexualmente con sus parejas que las que no lo hacen. Los autores del estudio, expertos en psicología, encontraron que existe una “relación sólida” entre el 'sexting' y el nivel de felicidad. Una buena noticia teniendo en cuenta que el 82% de los participantes aseguraron haber comenzado a practicarlo en el último año.

Acepta a tu pareja

La comunicación es importante, pero no tiene ningún sentido si la mantenemos con alguien a quien no tenemos respeto. Cualidad líder desde hace años en las encuestas mundiales sobre las características principales que debe tener una pareja para funcionar. “Todos tenemos cualidades positiva y negativas. En lugar de recriminar a nuestra pareja cuando no hace, dice o piensa algo impropio de nosotros, tenemos que asumir que son personas diferentes y que se comportan de otra manera: hay que aceptarles como son y permitir que se actúen a su manera”, recomienda Cox.

Como se suele decir, el roce hace el cariño, y a ciencia lo corrobora. (iStock)
Como se suele decir, el roce hace el cariño, y a ciencia lo corrobora. (iStock)

Da las gracias

Además de ser algo que hacen los 'bien nacidos', dar de vez en cuando las gracias a nuestra pareja puede transformar una relación. Una máxima, esta de ser educado, avalada por científicos de la Universidad de Georgia, quienes, tras entrevistar a 468 personas para averiguar cuál era el rasgo de sus parejas que les hacía sentir mejor, hallaron que la gratitud era la protagonista de los matrimonios que se declararon más felices. No tienes por qué andar detrás de la otra persona dándole las gracias por respirar, basta con pequeños gestos como ayudar en alguna tarea o adelantarnos a hacerla si siempre es uno de los dos quién carga con ella, obsequios cotidianos como preparar un café o algún que otro halago improvisado.

Sé cariñoso

“Otra actitud cuyos resultados siempre ayudan, independientemente de quién haga la investigación”, bromea Cox, “es que cuanto más se toquen entre sí –no sexualmente–, la relación será más feliz”. El afecto físico nos ayuda a calmar el estrés y mejora nuestro estado de ánimo en general gracias al aumento de los niveles de serotonima en nuestro organismo, esa hormona conocida como la encargada de hacernos sentir bien. Como se suele decir, 'hace el cariño', así que no dudes en rozarte con tu pareja, cuantas más veces al día, mejor.

Tu tesoro: los amigos

Por lo general, los amigos son bastante mejores prediciendo el éxito de nuestras relaciones que nosotros mismos, así que atento a sus consejos y valoraciones sobre la marcha de tu vida en pareja o tu comportamiento desde que estás con una nueva persona. “Si tus amigos no califican bien a tu pareja, las posibilidades de que el compromiso sea menor, haya poca confianza o escasee la comunicación sexual son bastante altas”, asegura la sexóloga de cabecera del diario británico. Ni qué decir que si tu entorno deja entrever que alguien no les agrada, estarás mucho más a la defensiva con la otra persona y hasta puede que tú mismo sabotees tu relación.

Si algo te ha molestado, habla de ello y explica por qué. Así podrás estar tranquilo y asegurarte que no volverá a ocurrir

No sólo eso, Cox insiste en que, además de fiarnos de ellos, no debemos dejar de lado nuestras relaciones sociales por el simple hecho de estar con alguien: “Varias encuestas realizada el año pasado revelaron que las parejas que eran felices a largo plazo veían más a sus amigos y hacían tantas cosas por separado como juntos”. Vale que tu pareja sea tu prioridad, pero no puede ser lo único importante en tu vida.

Sexo semanal

Por si cabe alguna duda de que al menos deberíamos practicar sexo regularmente, un estudio publicado en la revista 'Social Psychological and Personality Science' te convencerá: las parejas que mantienen relaciones sexuales una vez a la semana eran más felices. Pero ojo, porque según los investigadores debemos aplicar el 'una y no más, Santo Tomás' para que nuestra vida en pareja sea realmente estable y satisfactoria. Tal y como explicaron en la presentación del estudio, al parecer, hacerlo con más frecuencia no altera que aumenten los niveles de felicidad, bastando con un encuentro semanal.

Hacer planes diferentes, como una escapadita a la nieve, puede reavivar la pasión. (Corbis)
Hacer planes diferentes, como una escapadita a la nieve, puede reavivar la pasión. (Corbis)

Hacer planes

“Esas noches acogedoras acurrucados en el sofá viendo películas están bien, pero el truco es equilibrarlas con hacer cosas 'emocionantes'”, plantea Cox, y, una vez más, sus colegas de profesión avalan que no le falta razón: tras pedir a una serie de parejas que señalasen en un calendario los días 'emocionantes' o 'agradables' que habían disfrutado en las últimas 10 semanas, un equipo de investigadores descubrió que las parejas que habían disfrutado de mayor cantidad de los primeros, se sentían significativamente más satisfechos con su vida marital que las que llevaban una vida mucho más 'agradable', por muy cómoda que les resultase. Dejad de pedir comida a domicilio, levantad del sofá y cenar en un sitio nuevo, bonito y, para conseguir el combo, barato.

Siempre positivo

En opinión de Cox, uno de los grandes descubrimientos de 2015 en materia de relaciones fue el determinado por investigadores de la Universidad de Chicago: parece ser que cuando una de las dos partes –en particular, el marido– muestra un alto nivel de positividad, hay menos conflictos en la relación. “Mostrar entusiasmo y orgullo con nosotros y nuestra compañía fortalece el vínculo; mostrar indiferencia o a menudo molestarnos con nuestra pareja, pone en riesgo lo que tienes”, advierte la experta.

No guardes rencor

Insistimos: todos tenemos cualidades positiva y negativas. “Si algo te ha molestado, habla de ello y explica por qué. Así podrás estar tranquilo y asegurarte que no volverá a ocurrir”, Así que la próxima vez que estés de morros y te pregunte 'si te pasa algo', deja de negar la mayor y sincérate. Es la única forma de aclarar las cosas y evitar que vuelva a ocurrir.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios