DOS DÍAS DE SACRIFICIO ES SUFICIENTE

'Intermittent fasting': el sistema para perder peso y grasa sin dieta

Aunque no haya gozado de buena fama, los nutricionistas parecen haber cambiado de opinión y defienden la efectividad de este método. Eso sí, a muy corto plazo y con mantenimiento posterior

Foto: Hay que vivir el presente porque mañana masticarán más bien poco. (iStock)
Hay que vivir el presente porque mañana masticarán más bien poco. (iStock)

Hay tantas dietas como tipos de personas, y, al igual que estas, algunas más extremas que otras. Se nos ha dicho que debemos comer cinco veces al día pero en pequeñas cantidades, que no podemos mezclar determinados alimentos o que diseñemos nuestros menús por colores. De tanto en tanto, sobre todo cuando empieza el año o se acerca la época de verano, sentimos el deseo de probar con alguna de ellas, a veces con poco o ningún éxito. Si bien muchos nutricionistas nos han recomendado que no conviene ayunar porque nuestro metabolismo se vuelve vago, quema menos calorías y cuando volvemos a la normalidad nos engordamos el doble, algunos de ellos están cambiando de parecer.

Recientes estudios han revelado que realizar 'intermittent fasting' o ayunos en días alternos, es decir, reducir la ingesta de alimentos varios días de la semana, podría ayudar a perder peso a algunas personas, sobre todo aquellas que no son capaces de seguir un régimen estricto. “Los dietistas siempre hemos pensado que era algo perjudicial, pero, después de leer algunos estudios y tras haberlo probado, creo que es muy efectivo”, explica Katherine Tallmadge, dietista y anterior portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética. De hecho, afirma que les propone diferentes variaciones de este ayuno parcial a algunos de sus clientes.

La cuestión es: ¿sienta bien a todo el mundo privarse de consumir alimentosnbsp;Los expertos son cautelosos cuando se refieren a la generalización de este método de adelgazamiento, aunque coinciden en que solo es efectivo a corto plazo y que podría haber un riesgo de que la persona recuperase el peso perdido al volver a su rutina. Así lo cree la dietista del centro Orlando Health, en Florida, Lauren Popeck: “Además de llevar a cabo un ayuno pautado, deberías tener un plan de mantenimiento posterior a la dieta, que te impida recuperar los quilos perdidos".

Las mujeres que participaron en el estudio perdieron entre cinco y seis kilos consumiendo 540 calorías dos días por semana y durante seis meses

La efectividad de este regimen a corto plazo ha sido probada en una reciente investigación, que demostró que quienes siguieron este sistema perdieron un 9% de grasa corporal en cuestión de seis meses, la misma cantidad de peso que en una dieta clásica. Por otro lado, un estudio publicado en 2011 y realizado sobre mujeres que padecían sobrepeso u obesidad a las que se obligó a comer 540 calorías dos días por semana –su consumo diario era de 1.500 calorías el resto de días– confirmó que perdieron entre cinco y seis quilos en medio año.

Cómo y cuándo empezar

El ayuno intermitente consiste en reducir el aporte de alimentos determinados días de la semana o en momentos concretos del día, como la cena, y cada persona puede elegir la forma en que le resulte más llevadero. Hay quien sigue una dieta 5:2 en la que realiza el esfuerzo solo dos días a la semana y pasa a consumir una cuarta parte de lo que ingiere habitualmente; otros, en cambio, cambian el menú de su cena por un yugur o una pieza de fruta.

El método de adelgazamiento no es recomendado y no resultará efectivo para personas con diabetes o acostumbradas a comer bastantes veces al día

No obstante, como asegura Popeck, este tipo de ayuno resulta más fácil y efectivo para personas con tendencia a saltarse comidas y no aquellos acostumbrados a picar entre horas. Asimismo, tiene sus excepciones: los diabéticos no deberían ayunar a riesgo de sufrir un bajón de azúcar. Tampoco funciona para aquellas personas que sufren ansiedad y comen más de la cuenta, porque los días de no ayuno pueden pasarse de la raya para resarcirse. Finalmente, Tallmadge recomienda ingerir en los días de contención alimentos como las frutas, verduras y cereales de grano entero, que aportan más nutrientes que calorías.

¿Lo más positivo? Según la dietista, su flexibilidad, ya que no te mortificas si un día tienes un desliz, como ocurre con regímenes en los que todo está pautado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios