¿Funcionan los trucos caseros?

La cura contra la acidez estomacal (y qué no debes hacer para aliviarte)

En Navidad, acabas agotado de asistir a cenas y comidas en las que ingieres cantidades inhumanas de todo tipo de platos. Si tu estás cansado imagínate cómo está tu estómago. Dale una tregua

Foto: Molesto y doloroso, no hay fiestas en las que no te acompañe. (iStock)
Molesto y doloroso, no hay fiestas en las que no te acompañe. (iStock)

Habrás escuchado que tomarte una manzanilla, un poco de arroz blanco, un plátano e incluso beberte una coca cola pueden ayudarte a aliviar el dolor de estómago. Pero cuando esa molestia estomacal se convierte en una intensa sensación de ardor, ¿funcionan realmente estos remedios caseros? Según el doctor especialista en tracto digestivo Patrick Hyatt no. “No son más que cuentos de viejas y podrían hacer que la acidez estomacal empeore”, asegura el experto en en 'Mens Health'.

La acidez se produce cuando el ácido del estómago regresa hacia el esófago, el tubo que transporta la comida desde la boca hacia el estómago, porque es incapaz de descomponer los alimentos digeridos. En consecuencia, tu estómago empieza a tronar y sientes una constante presión en el abdomen que te impide prácticamente mantenerte erguido.

Un problema que de darse a menudo podría desembocar en la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y que debemos tratar cuanto antes porque si se mantiene en el tiempo puede terminar dañando la zona afectada hasta el punto de desarrollar cáncer de esófago.

Los alimentos ácidos tienen el mismo peligro que con hincharte a comer sin mesura alguna. (iStock)
Los alimentos ácidos tienen el mismo peligro que con hincharte a comer sin mesura alguna. (iStock)

'Au, mi tripa'

A menudo se desencadena por el consumo de alimentos ácidos como el alcohol, el café o las comidas picantes. Los ácidos de éstos se juntan con los propios del estómago y se genera una mezcla tan potente que se devuelve de nuevo al esófago.

Y cómo no, las masivas comilonas propias de estas fechas también tienen mucho que ver: “Comer en exceso también puede provocar ardor: cuando comemos demasiado hasta llenarnos, el contenido del estómago presionan contra el esfínter esofágico lo que puede causar que la mezcla de ácidos se filtre a través del mismo”, explica el doctor.

“En cualquiera de estos casos, comer algo sólo aumentaría el dolor del abdomen y activaría al cuerpo para que el estómago produzca más ácido”, advierte Hyatt, quien cree que, como se diría coloquialmente, 'echarle más leña al fuego' no es una buena idea para calmar la actividad estomacal.

Si eres un poco hipocondríaco puedes confundir su dolor con el de un infarto. (iStock)
Si eres un poco hipocondríaco puedes confundir su dolor con el de un infarto. (iStock)

Muy bien, ¿y la solución?

Nada de infusiones o ungüentos caseros milagrosos: ponte el abrigo y baja a la farmacia. Según el doctor Hyatt la manera más rápida para aliviar al instante la acidez estomacal es a través de algún medicamento que contenga bloqueadores H2 –Famotidina, Cimetidina, Ranitidina o Nizatidina en cápsulas, entre otros–, que ayudan a reducir la cantidad de ácido gástrico segregado por las glándulas del revestimiento del estómago. Y en poco minutos estarás como nuevo.

Al menos esto es lo que debes hacer cuando quieres frenar el ardor al momento, que si dispones de tiempo suficiente para descansar e incluso echarte una siesta deja que se calme a su ritmo natural o sí, tomate una manzanilla que, sin ánimo de ofender al profesional, es mano de santo.

Bienaventurados los que pueden esperar a que se calme la dolencia en la cama, el mejor centro de curas del mundo. (iStock)
Bienaventurados los que pueden esperar a que se calme la dolencia en la cama, el mejor centro de curas del mundo. (iStock)

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios