Las mejores maneras de quemar mil calorías sin apenas darte cuenta
  1. Alma, Corazón, Vida
LA MÚSICA, UN POTENTE ENERGIZANTE

Las mejores maneras de quemar mil calorías sin apenas darte cuenta

Hay deportes como el ciclismo de montaña o la escalada que te ayudan a ponerte en forma de una manera divertida, incluso entrenando músculos que en el gimnasio siempre sueles olvidar

Foto: 999 calorías y todavía el partido no está en la segunda parte. (iStock)
999 calorías y todavía el partido no está en la segunda parte. (iStock)

Cada poco tiempo te ocurre lo mismo: decides salir a correr, rescatas del fondo del armario tus deportivas y te colocas una sudadera que te hace parecer discípulo del mítico Muhammad Ali entrenándose para noquear a su contrincante, pero cuando sales a la calle y te dispones a correr te invade un cansancio brutal y solo puedes pensar en aquella película de Pajares, 'Yo hice a Roque III'. Acabas de empezar y ya estás agotado, y al final acabas caminando rápido y moviendo mucho los brazos porque eso, crees, también quemará calorías. ¿Qué música suena en tu iPod, 'La marcha fúnebre', de Chopin? ¿Matarás a tus michelines de aburrimiento? Hoy nos convertimos en tus entrenadores personales y te descubrimos cómo puedes realizar deportes que antes te parecían extenuantes sin apenas notarlo.

La escala de RPE (Ratio de Esfuerzo Percibido) es un medidor de intensidad de tu propio cuerpo, y también tu cerebro, basada en las sensaciones físicas que tienes durante el ejercicio, como la fatiga muscular, la frecuencia respiratoria y cardíaca o la sudoración. Algunas personas, por ejemplo, tienden a empezar a sudar al poco rato de haber dado comienzo una sesión de fitness y confunden este hecho con quemar calorías, otros se fatigan a los cinco minutos de correr sobre la cinta y esto les provoca un gran agobio. Pero como todo en la vida, hay formas de vencer las primeras resistencias que nuestra mente impone como lo haría un deportista de élite, y aquí tienes una pista:

Efectivamente, de acuerdo un artículo publicado en el 'International Revue of Sport and Exercise Psychology' escuchar música optimista y marchosa mientras se practica deporte no solo reduce el RPE, sino que además mejora la eficiencia energética de nuestro cuerpo y nos ayuda a realizar mejor los ejercicios. Y no solo eso, además te diviertes, como apunta el psicólogo del deporte Mike T. Nelson, quien sostiene que este es uno de los mejores trucos para aumentar la resistencia, la fuerza y poder asumir largos entrenamientos. Pero, ¿hay otros trucos que podamos emplear?

No pierdas el foco

¿Te has preguntado alguna vez por qué muchas cintas de correr con monitor incorporado o sin él dirigen tu mirada a un punto fijo? Los amantes del 'running' se quejan de que las cintas son aburridas porque no disfrutas del paisaje, pero en realidad hay una respuesta lógica para ello más allá de la obvia economía de espacio. Un estudio publicado por la Universidad de Nueva York en 2014 puso de relevancia que los corredores que mantenían la vista clavada en el camino delante de ellos y no desviaban la mirada a los lados percibían la línea de meta mucho más cerca y, consecuentemente, se animaban y acababan antes la carrera, un 23% más rápido que sus compañeros, para ser exactos.

Durante una sesión de esquí puedes llegar a quemar unas 10 calorías por minuto, y 25 si en vez de descender, asciendes

En tanto otra investigación presentada por la Northumbria University, en Reino Unido, apunta a lo que todo el que ha visitado una sala de cardio sabe… Cuando un hombre heterosexual se siente observado por una mujer mientras realiza una sesión de pesas o pedalea en la bicicleta su sensación de cansancio se vuelve menor –porque debe exhibirse en toda su potencia– que cuando quien le observa es otro sudado gimnasta de su mismo sexo.

Aunque, por supuesto, la mejor manera de dejar 'colgada' a tu barriga es realizar actividades deportivas que te diviertan. Aquí te proponemos diez opciones que te harán perder hasta 1.000 calorías sin que el proceso te parezca un suplicio:

1. Practica motociclismo

Daniel Pedrosa, Marc Márquez, Valentino Rossi… ¿Cuántas grandes figuras de este deporte para amantes de la velocidad tienen sobrepeso? Ninguna. ¿Por qué? “Al practicar motociclismo trabajamos la parte baja de nuestro cuerpo de una forma que nunca conseguiremos en el gimnasio. Hay una constante inclinación de la postura, variedades de pasos y carga del peso de la moto y ejercicios de piernas que producen una gran quema de calorías”, explica el entrenador e inventor de los vídeos de Extreme Burn Mike Donavanik.

Un estudio demostró que cuando los correctores clavan la vista en un punto fijo les parece que la meta está más cerca y llegan un 23% más rápido

2. Sobre las ruedas de una 'mountain bike'

Uno de los deportes más completos es el ciclismo, y no digamos ya si lo practicamos en la montaña. Pedalear subiendo pendientes fortalece glúteos, cuádriceps y espalda mucho más que una bicicleta estática, y además es mucho más excitante.

3. Melés que te ponen en forma

Si según la neurociencia, gracias a la acción de las neuronas espejo, quemamos calorías solo con seguir un partido de rugby en televisión, imagina si eres tú quien forma parte del equipo. La adrenalina que se genera en un encuentro deportivo, cuando el objetivo es derrotar al contrario, provoca que el umbral de cansancio descienda, además de mejorar la rapidez y la agilidad, como señala un artículo publicado en 'Yahoo'.

4. Remar adonde te lleve la corriente

“El 'kayaking' trabaja el tronco superior y aumenta tu fuerza”, dice Donavanik, quien añade que durante la práctica de este deporte “la mitad de tu cuerpo está fuera de la ecuación, así que debes equilibrar el kayak al mismo tiempo que navegas y tomas impulso, y esta serie de ejercicios te fortalece".

5. Encumbrar el éxito

Los escaladores tienen cuerpos tan pétreos como las propias montañas y paredes verticales que trepan. De hecho, la escalada dispara cada músculo de tu cuerpo y se queman calorías de forma rapidísima. Además, según Donavanik, “enfocarte en la fuerza de agarre puede mejorar de manera sorprendente los ejercicios de remo en el gimnasio”.

6. Encestar calorías

Para el creador de Extreme Burn detenerse en un partido de baloncesto es un error, porque lo que hace que quememos calorías son los cambios de dirección, que trabajan los abductores y los aductores –cuya función muscular es de aproximación y a menudo se tiende a olvidar en el gimnasio–. Asimismo, la coordinación es importante en este deporte, no solo para altos.

7. Ganar por goleada

Es el equivalente metabólico de los 'sprints', solo que además debes tener un ojo puesto en el balón. La práctica de este ejercicio no te hace quemar calorías, sino que ¡es una verdadera combustión!

8. Mil calorías de viaje submarino

El submarinismo, dicen los expertos, te hace consumir tantas calorías como el 'jogging'. El motivo es que, aparte de nadar, se gasta más energía al intentar mantener la temperatura corporal. Y si además buceas en la playa y debes cargar con tu equipo hasta el agua, esto supone un plus.

9. Incluso montando en telesilla

Descender una montaña nevada sobre los esquís sin caerse y acabar provocando un alud de nieve es, además de complejo, un deporte muy caluroso, al menos en cuanto a quema de calorías se refiere; al menos unas 10 por minuto. Y si avanzas cuesta arriba en vez de deslizarte en pendiente, ya son 25 calorías cada sesenta segundos.

10. Perderás grasa y quizás dientes

“Cuando juegas a hockey empujas lateralmente durante todo el juego, lo que tonifica glúteos y cuádriceps, y activas los músculos isquiotibiales, cosa que no haces nunca en el gimnasio”, explica el entrenador. Si no, fíjate en el cuerpo tan bien cincelado de los jugadores de hockey, que compensa el que a muchos de ellos les falte algún que otro diente.

Aunque tras leer este artículo habrás quemado pocas calorías, algunas más si mientras lo hacías visualizabas los deportes de la lista, te recomendamos que escojas el que más te divierta y empieces a practicarlo. Nunca es tarde para aprender a mover los hilos mentales de tu cansancio cual Vito Corleone, eso sí, mucho más mazado.

La felicidad se demuestra andando Calorías Dietas
El redactor recomienda