publicó la fecha en las redes sociales

Anuncia su muerte asistida en Linkedin: "Moriré el lunes 19 de octubre"

Simon Binner decidió acabar con su vida después de que la enfermedad neurodegenerativa que padece le imposibilitara llevar una vida normal

Foto: Perfil de Linkedin de Simon Binner
Perfil de Linkedin de Simon Binner

Trayectoria profesional, méritos académicos, aspiraciones laborales… Los perfiles de Linkedin suelen contener un sinfín de información de este tipo con el objetivo de resultar más atractivos a futuros empleadores. Sin embargo, la cuenta de Simon Binner en esta red social recoge un dato mucho más personal e impactante: el día de su muerte. Este británico de 57 años ha querido anunciar en la Nube la fecha en que se someterá a la eutanasia asistida después de haber sido diagnosticado con una grave enfermedad neurodegenerativa. 

Perfil de linkedin de binner
Perfil de linkedin de binner

"Mi dolencia avanzó muy rápido. En un principio, los médicos pensaron que viviría hasta 2017 ó 2018, pero se equivocaron”, escribe Binner en su Linkedin. Padece un trastorno neurológico progresivo que no tiene cura responsable de la destrucción de las células de su cuerpo que controlan la actividad muscular voluntaria, involucrada en –por ejemplo– el habla, la respiración o los movimientos de caminar. 

Este británico ha tenido que viajar hasta la ciudad suiza de Basilea para someterse a la eutanasia voluntaria que terminará con su vida, pues en Reino Unido este tipo de procedimientos están prohibidos por la ley. “No quiero ir a Suiza para morir allí”, confesó en un vídeo hace algún tiempo criticando la normativa de su país en relación a la muerte libre. “Mejor tener un fallo masivo o ser aniquilado por un conductor borracho”, asegura Binner afirmando que no desea a nadie la enfermedad que él padece. “No hay nada positivo en ella”, concluye.

La estadounidense que también fechó su muerte

El caso de Simon recuerda al de Brittany Maynard quien, el 1 de noviembre de 2014, pudo poner fin al sufrimiento que llevaba padeciendo un año: los terribles dolores de cabeza de los que estaba siendo víctima eran el resultado de un tumor cerebral mortal que acababa con su vida a pasos agigantados. Puesto que no había evolucionado positivamente tras haber sido sometida a una craneotomía y extirpación parcial de su lóbulo temporal, esta joven de 29 años quiso someterse a la eutanasia voluntaria para poner fin a su calvario.

Así, Britanny –acompañada del hombre con el que acababa de casarse y el resto de su familia– se trasladó desde California a Oregón (Estados Unidos), donde existía una Ley de Muerte Digna. Una vez que tuvo en su poder la medicina que acabaría con su vida, estableció la fecha y se sintió aliviada por poder terminar con un sufrimiento que se alargaba inevitablemente hasta la muerte. “Es un gran alivio saber que esta opción existe cuando decida recurrir a ella”, afirmaba el marido de Maynard, quien falleció acompañada de sus seres queridos escuchando su música preferida. 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios