La dieta y la actividad física son importantes

Qué hacer para tener menos años: los factores que retrasan el envejecimiento

Nuestro estilo de vida puede prevenir las enfermedades consecuencia de la edad desde un 40 a un 60%, así que toma nota: esto es lo que debes hacer para ser joven por más tiempo

Foto: No se puede huir de la vejez, pero hay quien la lleva mucho mejor. (iStock)
No se puede huir de la vejez, pero hay quien la lleva mucho mejor. (iStock)

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que en 2050 el número de personas mayores de 60 años será el doble que en la actualidad. Sin embargo, este estudio hace especial hincapié en el hecho de que aunque pensemos que las personas mayores cada vez gozan de mayor salud que sus padres y abuelos, la OMS no lo considera un aspecto positivo ya que “los 70 no son los nuevos 60”. Hay escasa evidencia de que vivamos una vida más larga y con más salud.

Tanto desde la OMS como desde la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) se aboga por la importancia de un nuevo concepto de salud que no sólo implique el hecho de llegar a la vejez con ausencia de cualquier enfermedad o discapacidad, sino que implique un estado de bienestar general.

Y en este sentido, la doctora Mª Ángeles López Marín, directora del Centro Médico Rusiñol y miembro de la SEME, rechaza el estereotipo de que las personas de la tercera edad son necesariamente frágiles y dependientes. “No pretendemos tener 20 años, pero lo mismo que cuidamos nuestro cuerpo por dentro (alimentación, ejercicio, vitaminas, etc.) debemos cuidarlo por fuera de forma que nos sintamos bien con nosotros mismos y que la imagen que nos devuelve el espejo se asemeje a nuestra imagen mental”, añade la doctora.

Nuestro tipo de vida puede prevenir las enfermedades consecuencia de la edad desde un 40 a un 60%. De hecho, las enfermedades crónicas mejoran cuando se disminuye el tabaco, el alcohol y se adoptan hábitos de vida saludable, de ahí la importancia de “trabajar por adoptar medidas que sean positivas para la salud y el bienestar emocional”.

¿Cómo tener una vejez saludable?

Tal y cómo señala la doctora, “no podemos prescindir de la dieta mediterránea puesto que se trata de la más saludable y completa” así como recalca el hecho de “adecuar la cantidad de calorías que ingerimos a nuestra actividad física para no sobrecargar nuestro organismo”.

De la misma forma, la doctora enumera los alimentos de los que no podemos prescindir y que aportan beneficios para la salud:

- Fruta y verdura: Aportan beneficios para la piel, el pelo, los dientes y la digestión.

- Carne, pollo y pescado blanco: Sus proteínas son imprescindibles para el mantenimiento de músculos y los órganos de nuestro cuerpo.

- Pescado azul: Su ácido graso omega 3 reduce el colesterol, es antiinflamatorio y precursor de hormonas antiansiedad.

- Frutos Secos: Contienen vitamina B, E, omega 3 y antioxidantes que son la base del antienvejecimiento.

Al mismo tiempo que es importante evitar el alcohol, el tabaco, la sal y el azúcar refinado que acelerarán el envejecimiento de los tejidos.

En cuanto a la actividad física, existe una relación directa “entre la falta de actividad física y el riesgo de enfermedad cardiovascular, obesidad, diabetes/intolerancia hidrocarbonada, osteoporosis, enfermedades mentales (ansiedad, depresión) y determinados tipos de cáncer (colon, mama y pulmón)”.

El hecho de sentirnos bien con nosotros mismos (sin pretender tener 20 años) es un factor determinante para mejorar nuestro bienestar

Por lo que “el ejercicio físico, practicado de manera apropiada, es la mejor herramienta hoy en día, disponible para retrasar y prevenir las consecuencias del envejecimiento así como para fomentar la salud y el bienestar de la persona”. El ejercicio que se practique fortalecerá el músculo cardiaco así como disminuirá la presión sanguínea además de ayudar a mantener el peso acelerando el metabolismo, fortalecerá los huesos y reducirá las posibilidades de sufrir osteoporosis.

Pero no debemos olvidarnos de la importancia del bienestar emocional que los cuidados de la piel nos pueden aportar. “El hecho de sentirnos bien con nosotros mismos (sin pretender tener 20 años) es un factor determinante para conseguir bienestar emocional”. Por ello, la doctora incide en la necesidad no sólo de vigilar y eliminar las manchas de nuestra piel que va a prevenir problemas más importantes a posteriori sino también cuidarla (como cualquier otro órgano de nuestro cuerpo) ya que nos hará sentirnos mejor con nosotros mismos”.

En definitiva, “hábitos como no fumar, dormir las horas suficientes, hacer ejercicio regularmente, una dieta lo más equilibrada posible, beber más de 2 litros de agua y cuidar nuestra piel serán los principales factores (aunque a veces no sea nada fácil) para conseguir una vejez plena y saludable”, concluye la doctora.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios