¿Por qué los ricos existen pero nunca les vemos por la calle?
  1. Alma, Corazón, Vida
LONDRES, CIUDAD DE BÚNKERS DE ORO

¿Por qué los ricos existen pero nunca les vemos por la calle?

En la capital de Reino Unido proliferan mansiones iceberg construidas en el subsuelo y grandes complejos disponen de nodos de transporte para que no puedan ser vistos por el vulgo

placeholder Foto: Al menos una parte del subsuelo sigue siendo de uso ciudadano. (iStock)
Al menos una parte del subsuelo sigue siendo de uso ciudadano. (iStock)

La verdadera grandeza, decía Charles Dickens, es hacer que todos se sientan grandes. Y si no puedes, añadimos nosotros, es mejor ocultarlo, al menos lo suficiente como para que la opulencia de unos no les comprometa. Porque los ricos existen, como los reyes magos, pero nunca los vemos por las calles. Corren voces, leyendas urbanas, acerca de tal o cual estrella del fútbol que vive en un ático a tres manzanas de tu casa. ¿Pero si vives en Badalona? Y es que más allá del fenómeno de la gentrificación, que lleva agrandes bolsillosa ocupar vivir en barrios tradicionalmente obreros, cuando no escenarios de novela negra, los ricos-famosos han decidido que vivirán entre nosotros, pero sin que nadie lo sepa.

En Londres, una ciudad con ocho millones y medio de personas, quetiene un patrimonio inmobiliario que sumaría todo el Producto Interior Bruto de un país como Brasil y apartamentos que cuestan millones de euros, los ricos se han mudado a zonas 'menos nobles' para mimetizarse con el ambiente o para que el ambiente se mimetice con ellos. ¿Cómo?Invisibilizando sus casas, o lo que se conoce también como mansiones iceberg.

Famosos como Nicole Kidman, Lloyd-Weber o el magnate Roman Abramóvich son algunos de los multimillonarios propietarios de casas subterráneas

Este verano'The Daily Telegraph' se hizo eco de unacasita, con el adorable nombre de Langtry House.Ubicada en el vecindario de Hampstead Heath, en Londres, teníaun cine, una bodega de vinos y un gimnasio escondidos en un diseño subterráneo, 2,4 metros por debajo de la línea de suelo e invisiblepara los peatones. ¡Ah! Y está en venta, aunque tal vez pocos vecinos lo sepan. Este fenómeno de construcción subterránea no es aislado, hoy se sabe que personajes como la actriz Nicole Kidman, el compositor Lloyd-Weber o el magnate ruso Roman Abramóvich tienen también su multimillonaria madriguera. Pero, ¿a qué se debe realmente ese afán por colonizar las profundidades de la tierra? ¿Buscan sentirse seguros en medio de ciudades en las que el metro cuadrado vale oro oquieren mayor privacidad? ¿O tal vez se deba a que en urbes superpobladas la única forma de crear palacios es pala en mano? Sea como sea, el gobierno inglés quiere evitar que los túneles de Londres se conviertan en chalés con piscina y, ante las quejas de los vecinos, pondrá coto a los sótanos y exigirá licencias.

Fortines en mitad del asfalto

Más allá de mansiones 'vernianas',conviene analizar por quéen ciudades como Londres abundan fortalezas infranqueables propiedad de las grandes fortunas y que plantean, según los sociólogos,preguntassobre planificación urbanística y relación ciudadana, haciendo patentes desigualdades y “desconfianzas”. En un artículo publicado en el blog de la Escuela de Ciencias Políticas y Económicas de Londres (LSE), el profesor y jefe de investigación en Sociedad Inclusiva de la Universidad de Sheffield Rowland Atkinsonse preguntaba: “¿A qué miedos y aspiraciones responden estas casas? ¿Pueden estos espacios reforzar lasdesigualdades existentesde la ciudad?”

Es una evidencia que vivimos en un mundo de grandes diferencias de clase, donde los intereses políticos, económicos y sociales se entrelazan, confundiéndose, y dan lugar a lo que Atkinson denomina “ansiedades urbanas”, que se trasladan a casas-búnker tan estilosas como acorazadas. No obstante, admite que esta ansiedad no es nueva, siempre ha existido una 'cultura del miedo' del rico respecto a “los otros”, pero, ¿por qué? ¿Temen ser asaltados o o que alguien revuelva en sus basuras como les ha ocurrido a tantas estrellas de Hollywood?

Según el investigador, no hay un motivo simple, sino una sumadepreocupacionespor ser demasiado visibles, miedo a la intrusión, al crimen y también algo de'cultura de celebrities', entre otros, que van a reportar cambiosen nuestras urbes.

El futuro complejo de Nine Elms, en Battersea, se prepara como búnker de cristaleras ahumadas y ascensores privados para sus 'exclusivos' residentes

“Han ocurrido muchas cosas que hacen que Londres sea una ciudad diferente que hace una década y que tienen que ver en parte con la dinámica frontera de la gentrificación y su desplazamiento, que ahora conlleva la destrucción de viviendas sociales de calidad para crear apartamentos privados 'asequibles'”, continúa. Y en este juego del Monopoly, no solo son las grandes fortunas, sino compañías de inversión internacional, las que se llevan todo el dinero.

¿De quién es Londres?

Se suele decir que las personas acomodadas prefieren vivir en ciudades seguras, tanto económica como socialmente, y Londres es paradigma de la seguridad. Pero, ¿tener dinero te confiere el derecho a incursionar en el espacio público y el privado? Nos referimos a los nodos de comunicación y los pasillos por los que un grupo de clientes privilegiados podránentrar y salir de las tiendas más exclusivas sin rozarnos tan siquiera el hombro. “El contraste entre las humildes puertas de los apartamentos junto a Versace, en Battersea, donde se ubicará elcomplejo de negocios y residencial Nine Elms, es un ejemplo de cómo el estilo de vida de los ricos coloniza –aun sin ser vistos– la ciudad y ejerce de muro de separación con el resto de la población: cristales tintados, puertas de taxi cerradas o ascensores exclusivos para residentes, entre otras estrategias de control y distancia”, explica el profesor Atkinson.

La frontera entre lo público y lo privado es tan fina como una hebra y el mercado cree tener la tijera. Esta nueva política de la invisibilidad de la riqueza hace, paradójicamente, visibles brechas que podríanen un futuro dar lugar a grandes archipiélagos-fortines y centros comerciales con “puertas para ciudadanos corrientes”.Si será extrapolable este Londres gruyer y acaudalado a otras ciudades es algo que nos queda por ver, pero algo sí que sabemos:el fantasma de Cantervillecompra en Harrods, aunque no lo puedas ver.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Millonarios Reino Unido Privatizaciones
El redactor recomienda