Transpiras de más

Esta es la verdadera razón por la que sudas tanto y cómo arreglar ese problema

Consejos prácticos para hacer frente a los posibles efectos negativos del sudor, como la irritación y la urticaria, dolencias comunes pero para las que existe tratamiento

Foto: Para muchas personas, sudar a mares es un problema con el que tienen que lidiar cada día. (iStock)
Para muchas personas, sudar a mares es un problema con el que tienen que lidiar cada día. (iStock)

Sudar es una reacción natural y necesaria del organismo, aunque a veces el sudor excesivo puede ser molesto e incluso desagradable. Por este motivo, la doctora Maria Teresa Truchuelo, dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, traslada algunos consejos prácticos sobre cómo enfrentarnos a sus posibles efectos negativos.

Que en verano sudamos más es un hecho. Las altas temperaturas son asfixiantes y nuestro cuerpo tiene que responder al calor mediante la transpiración, disminuyendo así el calor corporal. En otras ocasiones puede afectar a nuestro cuerpo de manera negativa y provocar dolencias como hiperhidrosis, irritación y urticaria. Existen tratamientos específicos para tratar los efectos negativos de la sudoración que evitan que la dolencia prosiga, mejorando notablemente la calidad de vida del paciente. 

La hiperhidrosis afecta a un 3% de la población

Una de las patologías más comunes asociadas al sudor es la hiperhidrosis, que consiste en un exceso de sudoración no acorde con la temperatura exterior. Esta patología puede afectar a cualquier parte del cuerpo pero es más frecuente en palmas de las manos, plantas de los pies, axilas e ingles. Se produce tanto en invierno como en verano y es igual de frecuente en hombres que en mujeres, afectando al 3% de la población. Esta dolencia suele aparecer en la infancia empeorando en la adolescencia. “Según la intensidad puede llegar a producir disminución de la calidad de vida e incluso fobia social. La causa que lo produce se desconoce”, afirma la dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América.

Para aliviar la hiperhidrosis existen diferentes formas de tratamiento que consisten, en un principio, en la aplicación de desodorantes antitranspirantes con cloruro de aluminio. Cuando esto es ineficaz, existen otras alternativas terapéuticas dependiendo de cada paciente: medicamentos orales, bótox o incluso cirugía.

Rozaduras, sudaminas y eccemas por sudor

Cuando se suda es más fácil que se produzcan lesiones como rozaduras, sudaminas y eccemas provocados por el rozamiento de la piel. Para evitar la sensación de malestar que provocan, lo conveniente es aplicar antes de realizar una actividad física que genere más sudor lociones secantes o bien cremas emolientes en las zonas de más roce, como ingles, flexuras y pliegue interglúteo. Si la lesión no disminuye, lo mejor es acudir al especialista para su tratamiento con otro tipo de medicamentos más específicos.

El estrés y la preocupación, otros responsables

La urticaria colinérgica es una afección que puede aparecer por el aumento del calor corporal y la sudoración, normalmente a raíz del ejercicio, duchas calientes, comida especiada e incluso situaciones emocionales que causen estrés, como el miedo o la preocupación. 

Las lesiones dérmicas aparecen a los pocos minutos de comenzar a sudar y pueden durar 30 minutos, una hora o incluso más. Incluso cuando el sudor desaparece y la zona se seca, pueden persistir los efectos. Entre los síntomas, aparecen ronchas muy pruriginosas que producen un intenso picor, además de una sensación de calor o quemazón. Si nos rascamos, puede empeorar y llegar a producir vesículas. 

Lo más conveniente para evitar esta urticaria es, sobre todo, evitar las actividades deportivas y cuidar al máximo la piel, manteniéndola seca y limpia.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios