la lechuga tiene que ser iceberg

Desvelan la fórmula matemática para conseguir la hamburguesa perfecta

Carne, lechuga, tomate, panecillos... ¿pero en qué proporción? ¿Cuál es la cantidad exacta de cada ingrediente? Un científico ha resuelto el misterio, que deleitará a los más 'carnívoros'

Foto: Dos chicas disfrutan de una hamburguesa. (iStock)
Dos chicas disfrutan de una hamburguesa. (iStock)

Sobre gustos no hay nada escrito, eso es indudable. Hay quien prefiere la carne muy hecha, otros parecen atribuir al kétchup todas las bondades de la gastronomía y otros pagarían por que el pepinillo dejara de existir. Sin embargo, al margen de las predilecciones personales, un experto ha determinado la fórmula para conseguir la hamburguesa perfecta. Olvídate de la forma en la que preparabas esta deliciosa comida y dale una oportunidad a la receta de Stu Farrimond, el científico consultado por la cadena de supermercados ingleses Morrisons para su última campaña.

Así, la hamburguesa perfecta consta de los siguientes ingredientes: dos rodajas de tomate de un espesor de un centímetro y 10 gramos cada una, 9 gramos de lechuga iceberg, 13 gramos de queso o cebolla frita, una porción de 6 gramos de kétchup o de otra salsa, 120 gramos de carne y pan. HP = C + (C/13)L + (C/9)Q + (C/6)T + (C/21)K. Esta es la fórmula que cautivaría a todos los paladares. La hamburguesa perfecta –definida como 'HP'– contiene carne (C), lechuga (L), queso (Q), tomate (T) y kétchup (K), en las proporciones que se han indicado anteriormente. Cambiando los gramos de carne (C), se puede calcular la cantidad perfecta para cualquier hamburguesa.

Sobre el tipo de pan no dice nada, por lo que se supone que el consumidor de tan suculento manjar puede elegir el más próximo a sus gustos. ¿Con sésamo? ¿Sin él? Todos parecen ser válidos. Sin embargo, en cuanto a la carne sí aporta unos consejos bien definidos para que la hamburguesa consiga una matrícula de honor. La parrilla donde se cocine debe estar a una temperatura comprendida entre los 150 y los 180 grados, y la carne ha de permanecer sobre ella un total de nueve minutos y medio: 240 segundos por un lado; 270 segundos por otro. Muy importante es que se dé forma al filete con las manos.

No hay que olvidar que el grosor más acertado para la hamburguesa óptima propuesta por Farrimond es de un centímetro y medio, máximo dos. Ahora que ya conoces la receta te animamos a que la pruebes aunque, si no te convence, siempre puedes volver a tus gustos. Esta, sí o sí, te parecerá la más rica y perfecta del mundo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios