las mejores playas de baleares

De Mallorca a Menorca: diez calas de postal en Baleares y los secretos que esconden

La arena, el sol y el mar Mediterráneo hacen las delicias de los turistas que visitan el archipiélago. Balcones al mar para desconectar bañados en sal

Foto: Estas son las mejores playas de Baleares. (EFE)
Estas son las mejores playas de Baleares. (EFE)
1 de

1- Mallorca: Es Trenc, un paraíso

Como en el Caribe, pero mucho más cerca. Es Trenc, una playa de arena blanca y aguas cristalinas está en el sur de la isla de Mallorca. Son en total tres kilómetros de playa prácticamente virgen, ya que no hay apenas construcciones en las proximidades. De hecho, Es Trenc es conocida entre otras cosas porque en su inicio cuenta con unas casas bajas en ruinas cuya construcción fue paralizada por la Administración por violar la ley de costas. Otra cosa que hay que saber antes de ir a Es Trenc es que es territorio nudista. Al menos en una parte de la playa que tiende a alargarse de manera natural cada verano. Pero tranquilo... nadie te va a obligar a quitarte nada. 

2 de

2- Menorca: Cala Macarella, el verano de Estrella Damm

Foto: Paul Stephenson, London
Foto: Paul Stephenson, London

¿Te suena? Es normal. Cala Macarella, en el sur de la isla de Menorca, se ha convertido en uno de los lugares con más fama de las islas después de que Estrella Damm rodara allí uno de sus 'spots' más míticos. Dos chicos, dos chicas, un barco de vela y de fondo un pegadizo ‘pa, pa, papaparaba’ del tema 'Applejack' de The Triangles. Sonaba a verano. La cala sufrió una invasión de turistas ese año que no se recuerda en las islas. Aunque sigue siendo muy concurrida, ya no es lo de antes. Visitarla es absolutamente recomendable. Eso sí, evitando fines de semana y temporada alta.

3 de

3- Mallorca: Cala Varques, para los aventureros

Cala Varques, al este de la isla de Mallorca, es la playa perfecta para los amantes de las emociones fuertes. Y hay varias razones. En primer lugar porque cuenta con varias cuevas submarinas conectadas entre sí que hacen las delicias de los aficionados al rápel, que se descuelgan como lagartos por las laderas de las rocas. También los amantes del submarinismo tienen su oportunidad de zambullirse en las aguas que conectan las sucesiones de cavidades submarinas. 

Sin embargo, también los que se quedan en tierra deben estar dispuestos a vivir emociones fuertes. En cala Varques es habitual que vacas invadan la playa y traten de robar el ‘pick nick’ de los bañistas incautos. La escena se repite todos los años. La razón es que para llegar a la playa hay que atravesar el terreno de un propietario de la zona, que, para mostrar su rechazo a que su casa sea zona de paso, suelta de vez en cuando a sus vacas para espantar a los turistas. A pesar del riesgo de ir a Cala Varques, es una experiencia muy recomendable.

4 de

4- Mallorca: Cala Banyalbufar


Aguas cristalinas y una cascada de agua dulce. Un paraíso encallado en la roca. Esta cala de piedras, típica del norte de la isla, se encuentra en plena Sierra de Tramuntana en el pequeño pueblo de Banyalbufar. Es cierto que carece de las comodidades de las playas de arena (está formada por pequeñas piedrecitas), pero sus aguas de tonos turquesas están entre las más limpias y bonitas de la isla. Lo mejor, la belleza del contraste entre la montaña, la cascada y el mar.

5 de

5- Mallorca: Formentor

 

El mirador del cabo de Formentor, en el extremo norte de la isla, es uno de los lugares preferidos por los turistas y no es para menos. Las vistas desde el faro son difíciles de olvidar: rocas escarpadas salen del agua como puñales. ¿Lo mejor? Ir a ver la puesta de sol y bajar a tomar algo a la playa junto al hotel Formentor (el único edificio de la zona). ¿Lo peor? Está lejos de todo y la carretera no es precisamente para novatos.

6 de

6- Formentera: Ses Illetes

 

Como una lengua de arena que se mete en el mar, Ses Illetes es la única playa del mundo con costa a los dos lados. Por su increíble fondo marino, donde habita el alga posidonia, esta playa ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El alga, en peligro de extinción, es el hogar de una abundante fauna marina, lo que la convierte en un paraíso para los amantes del buceo. Ses Illetes ha sido galardonada como la quinta mejor playa del mundo, la segunda mejor de Europa y la primera de España según los viajeros de Trip Advisor durante varios años consecutivos.

Recuerda que aquí puedes leer 'Ses Illetes, una playa de Baleares, entre las más bonitas del mundo'.

7 de

7- Mallorca: Sa Calobra

Enclavada en la Sierra de Tramuntana, Sa Calobra es una de las playas más espectaculares de la isla de Mallorca. La cala está formada en la desembocadura del Torrent de Parells (seco en verano) y flanqueada por laderas de roca. Está rodeada de túneles de piedra y cuevas con ventanucos al mar. Se puede llegar a ella por mar y por carretera, aunque esta segunda opción es la menos recomendable. La carretera de Sa Calobra es conocida por los mallorquines como el 'nudo de corbata' por sus curvas imposibles en las que cada año se producen varios accidentes de tráfico. Pese a ello, es probablemente el punto más turístico de la isla de Mallorca, por lo que lo más recomendable en temporada alta es ir al amanecer o al atardecer para evitar las excursiones. 

8 de

8- Ibiza: Cala Salada

En Ibiza, a pocos kilómetros de Sant Antoni de Portmany, está una de las calas más bellas de Ibiza. Cala Salada es junto a su hermana pequeña, Cala Saladeta, uno de los lugares favoritos de los visitantes de la isla pitiusa. Formada por dunas de arena blanca, Cala Salada está rodeada por un pinar y dos laderas de montaña. También está cerca de 'Sa Foradada', una de las vistas más espectaculares de la isla. Lo mejor... el atardecer desde la playa.

9 de

9- Cabrera

 

La isla de Cabrera, Parque Nacional, alberga una de las calas más bonitas del archipiélago. De arena blanca y completamente virgen, la cala de Cabrera (la única que se puede visitar, ya que el resto es zona protegida) está rodeada de una inigualable fauna marina. Además, la excursión organizada incluye un baño en la Cova Blava, una cavidad con aguas trasparentes y reflejos azulados. Para visitarla, lo más cómodo es coger uno de los ferris que salen de la isla de Mallorca a diario. ¿Lo mejor? Sentirse como un Robinson Crusoe moderno en una isla sin un alma.

10 de

10- Menorca: Playa de Cavalleria

 

La Playa de Cavalleria, al norte de la isla de Menorca, es famosa por sus arenas rojizas, que le dan un aspecto lunar. Su arena es, eso sí, más gruesa y por lo tanto menos pegajosa que la blanca. La playa de Cavalleria es conocida también por los baños de barro. Es habitual ver a gente cubierta de lodo de cabeza a los pies. De acuerdo con la sabiduría popular, embadurnarse de barro y después ponerse rejuvenece y es muy bueno para la piel. Para quitárselo, todo lo que hay que hacer es meterse en el agua.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios