FRAUDE, PROSTITUCIÓN Y DROGAS

Los grandes pecadores del Parlamento británico: vicio, drogas y tratamiento de Lord

John Sewel, más conocido ya como Lord Coke, ha sido grabado en un vídeo esnifando cocaína rodeado de prostitutas. Pero no es el único lord británico que ha sido pillado en circunstancias similares

Foto: Las drogas y las mujeres son grandes aficiones de los lores. (iStock)
Las drogas y las mujeres son grandes aficiones de los lores. (iStock)

La Cámara de los Lores es la Cámara Alta del Parlamento de Reino Unido, cuyos miembros no son elegidos en las elecciones. Actualmente la componen 26 obispos de la Iglesia Anglicana –los lores espirituales– y 757 aristócratas, que cuentan en su mayoría con un título no hereditario otorgado por la Reina con el asesoramiento del Primer Ministro –muchos de ellos son parlamentarios “comunes” que viven allí una jubilación dorada–.

Aunque en los albores del Parlamento Británico, y durante varios siglos, la Cámara de los Lores tenía bastante más poder que la Cámara de los Comunes, actualmente ocurre lo contrario. Los Lores pueden discutir los proyectos de ley y controlar la acción del Gobierno, pero tienen un papel secundario respecto a la Cámara de los Comunes. Al igual que ocurre con nuestro Senado, hay quien piensa que la institución no sirve para gran cosa. Excepto, eso sí, para ser una continua fuente de escándalos.

Lord Coke ha vuelto a poner sobre la mesa el papel de una institución arcaica, que no pasa por su mejor momento

Esta semana la prensa británica ha dedicado sus portadas a John Sewel, más conocido ya como Lord Coke, antiguo ministro de Agricultura durante el mandato de Tony Blair, que ha sido grabado en un vídeo esnifando cocaína rodeado de prostitutas.

La exclusiva del diario The Sun ha acabado con la carrera de este veterano Lord de 69 años que ya ha anunciado su dimisión y ha vuelto a poner sobre la mesa el papel de una institución arcaica, que no pasa por su mejor momento. Porque, claro está, John Sewel no ha sido el primer Lord que ha acabado envuelto en un escándalo. Aprovechando la última polémica, el diario The Telegraph ha recordado a algunos de los Lores más polémicos de Reino Unido. Y su relación con la prostitución y las drogas es en muchos casos lo de menos.

1. Anthony Vivian (5º barón Vivian)

Lord Vivian junto a su mujer. (Corbis)
Lord Vivian junto a su mujer. (Corbis)

El quinto barón Vivian se hizo famoso en 1954 después de recibir un disparo en el abdomen de parte de Mavis Wheeler, exmujer de Sir Mortimer Wheeler, uno de los más importantes arqueólogos de Reino Unido.

El asunto podría haberse resuelto como un lío de faldas cualquiera, pero el juicio fue un escándalo porque el Barón Vivian no se acordaba de nada de lo ocurrido: estaba demasiado borracho. Admitió ante el juez que desde que llegó a la casa de Wheeler hasta que le dispararon se había bebido un cuarto de botella de vino, tres licores, siete u ocho vasos de Jerez, tres o cuatro botellas de cerveza negra y “posiblemente dos bebidas más”.

El juez declaró a Wheeler culpable de herir a su amante y fue sentenciada a seis meses de prisión. Diez minutos después de declarar la sentencia, varios testigos vieron a la pareja dándose el lote en una sala contigua a la sala de audiencias.

Poco después de este suceso, por si el Barón no había tenido suficiente, fue arrestado por conducir borracho. En el juicio por esta infracción el juez le preguntó cuál era su ocupación. Ni corto ni perezoso el aristócrata contesto que era “un miembro de la corte”.

2. Richard William Briginshaw (primer barón Briginshaw)

Dado que la Reina puede otorgar el título de Lord a cualquier persona a petición del primer ministro, muchos aristócratas de la última década tienen un origen humilde. Es el caso de Richard William, un político de clase obrera, líder sindical y antiguo miembro del Partido Comunista de Reino Unido, que fue nombrado Lord en 1973, para sorpresa de todos sus compañeros de lucha.

Después de una inspección de Hacienda se descubrió que dos locales de su sindicato habían sido vendidos dos veces en la misma tarde para adquirir, en parte, monedas de oro sudafricanas por valor de 8.000 libras. Este claro caso de blanqueo no fue el único que salpicó a Lord Briginshaw, que durante toda su vida fue acusado de trabajar para la KGB.

3. Joseph Kagan (primer Barón Kagan)

Lord Kagan. (Ellie Laycock)
Lord Kagan. (Ellie Laycock)

Este empresario de origen lituano se dio a conocer por su exitosa marca de chubasqueros Gannex, que contaba con uno de los primeros tejidos impermeables, anterior al Gore-tex. Tras convertirse en multimillonario se hizo amigo íntimo de Harold Wilson, primer ministro laborista entre 1974 y 1976. Tras la marcha de su amigo del Gobierno fue nombrado Lord y, poco después, estallaron los escándalos.

Aunque siempre existieron sospechas de su relación con Moscú, su caída en desgracia tuvo que ver con un problema doméstico. En 1978 fue acusado de evadir impuestos, falsear las cuentas de su compañía y robar dinero a su su propia empresa. En 1980 ingresó en prisión. También trascendió su ajetreada vida sexual. Llegó a presumir de tener 40 amantes con 60 años. “Mi mujer no está interesada en la fidelidad”, declaró entonces.

4. Alastair Gordon (6º marqués de Aberdeen y Temair)

Lord Aberdeen fue un conocido artista botánico y sirvió en la Guardia Escocesa durante la Segunda Guerra Mundial, pero pasará a la historia por su faceta de putero. Con 80 años escribió un artículo titulado “La guía de los buenos burdeles” en el que narraba su experiencia en los lupanares de Beirut, Londres o París.

Al aristócrata no le importó hacer público que se acostó con refugiadas yugoslavas y frecuentó todos los burdeles parisinos, acostumbrados al público alemán durante la ocupación. En su guía, pensada para ayudar a otros hombres como él a encontrar los mejores burdeles, no hay un atisbo de arrepentimiento. “Mi experiencia con la profesión más antigua del mundo me trae recuerdos casi siempre agradables”, asegura.

5. John Hervey (7º marqués de Bristol)

John Hervey. (blacksheeparistocrats.com)
John Hervey. (blacksheeparistocrats.com)

Lord Bristol nació en una de las mejores familias de Inglaterra, pero desde que fuera adolescente se hizo famoso por su extravagancia, y empezó a protagonizar las portadas de los tabloides por sus fiestas, su adicción a las drogas y sus relaciones homosexuales.

Sus historias son dignas de la mejor tradición del exceso. Una noche, frustrado porque no lograba abrir la nevera para coger más champán, reventó la puerta con una escopeta; en una ocasión le prestó a una chica un bote de goma para pescar en un lago y disparó la embarcación hasta que se hundió; y llegaron a fotografiarle conduciendo un helicóptero mientras esnifaba una raya sobre los mapas de navegación

Aunque amasó una fortuna de 35 millones de dólares, cuando murió con 44 años –debido a su adicción a las drogas y, quizás, al VIH– no le quedaba un penique.

6. John Wodehouse (4º conde de Kimberley)

John Wodehouse llegó a ser conocido como “el sable más brillante de Burke” con motivo de su insaciable apetito sexual. Tuvo 5 esposas en 25 años hasta que sentó cabeza con una exmasajista que conoció en una playa de Jamaica.

El 4º conde Kimberley era todo un aventurero y un vividor, conocido por ser pescador de tiburones, ufólogo y miembro del equipo británico de bobsleigh. También era un ferviente liberal, conservador y homófobo. “Los maricones han provocado la caída de todos los grandes imperios”, llegó a decir en sede parlamentaria.

7. Antony Moynihan (tercer barón Moynihan)

Una de las esposas de Lord Moynihan, Lady Bobbie Berry Moynihan. (Corbis)
Una de las esposas de Lord Moynihan, Lady Bobbie Berry Moynihan. (Corbis)

El tercer barón Moynihan recibió el título de Lord por herencia, pero no se puede decir que estuviera muy interesado por la actividad parlamentaria. Entre sus ocupaciones conocidas tocó el bongo en una orquesta, fue estafador, regente de un burdel, contrabandista y confidente de la policía.

Tras años de excesos (y varios divorcios) Lord Moynihan acumuló 57 cargos criminales por fraude y en 1970, sólo cinco años después de ser nombrado Lord, huyó a España. Se le perdió el rastro y un par de años más tardes apareció en Manila (Filipinas) donde se había casado con una bailarina.

Durante los 70 el aristócrata vivió del narcotráfico y el proxenetismo bajo la protección del presidente Marcos, que le consideraba su compañero de juerga. Tras el golpe contra el gobierno, en 1986, Moynihan decidió ofrecer información a la DEA sobre Howard Marks, un amigo suyo que por aquel entonces controlaba una sexta parte del comercio de marihuana del mundo. Gracias a esto logró evadir la cárcel y alcanzó el estatus de testigo protegido en EEUU.

Tras su muerte encontraron una placa en su oficina en Manila que bien podría haber guiado su vida: “De las 36 formas de evitar el desastre, huir es la mejor opción”.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios