Y es bien económico

El secreto definitivo para mantenerte delgado está en un fruto seco

Después de esforzarte durante meses en ir al gimnasio, dejar de picar entre horas y mantener una dieta saludable, te has tomado unas tapillas y has vuelto a engordar

Foto: ¡Viva! Tus sesiones de pilates al garete por culpa del picoteo veraniego. No te preocupes, si vuelves a adelgazar puedes mantener tu figura comiendo esto. (iStock)
¡Viva! Tus sesiones de pilates al garete por culpa del picoteo veraniego. No te preocupes, si vuelves a adelgazar puedes mantener tu figura comiendo esto. (iStock)

A muchas personas les cuesta bastante más que a otras bajar de peso y, una vez lo consiguen, se encuentran con un clásico: en cuanto se saltan o abandonan la dieta milagrosa que les ha ayudado a perder volumen, los kilos vuelven a ellos como moscas a la fruta. Y vuelven a engordar.

Estar permanentemente a dieta es el pan de cada día –ah no, que ni eso– para aquellos cuyo metabolismo no responde de la misma manera ante un régimen saludable en el que se sustituyen los alimentos grasos e hidratos de carbono por proteínas y grasas saludables, por ejemplo. Saltarse esta dieta aunque solo sea un día se traduce en tirar por la borda todos los resultados conseguidos y esto es verdaderamente frustrante. O lo era, hasta ahora.

El alimento que te faltaba

Exacto. El problema era que lo estabas haciendo mal y no habías incluido en tu dieta un alimento esencial, rico en proteínas y grasas saludables, cuyo consumo diario en pequeñas dosis ayuda a mantenernos en nuestro peso: las nueces.

Al menos así lo demuestra una investigación realizada en la Universidad Estatal de Luisiana según la cual las personas que consumen estos frutos secos cada día son un 25% menos propensas a ser obesas y tienen un 21% menos de posibilidades de tener una cintura más ancha.

Probablemente estés pensando –porque lo hayas escuchado de toda la vida– '¡pero si son grasas! Y además si no las quemas engordan mogollón', pero no es así. “Los frutos secos están llenos de proteínas vegetales, fibras dietéticas y ácidos grasos mono y poliinsaturados saludables, por lo que son un alimento saciante que realmente puede ayudar a suprimir el apetito”, explica la profesora Carol O'Neill, autora principal del estudio publicado en Nutrition Journal.

Además de sus propiedades beneficiosas, su ingesta diaria nos ayuda a sentirnos saciados por lo que comemos menos –sobre todo, picamos mucho menos entre horas– y conseguimos tanto bajar de peso como mantenernos en forma.

El estudio, en el que participaron más de 14.000 hombres y mujeres, asoció el consumo de nueces con un menor índice de masa corporal, reducción de la presión arterial sistólica, la resistencia a la insulina y niveles más altos de lipoproteína de alta densidad (colesterol bueno).

Piérdele el miedo a la báscula. Tu engorde permanente tiene fácil solución. (iStock)
Piérdele el miedo a la báscula. Tu engorde permanente tiene fácil solución. (iStock)

El snack más saludable

Durante los meses de verano, llevarnos un puñado de frutos secos en la playa, a una caminata por la montaña o comerlos en los desplazamientos en transporte público hacia el trabajo, es la mejor forma de tomar algo a media mañana o por la tarde de la forma más cómoda.

“Sólo con comer poco más de 40 gramos de nueces al día (aproximadamente 1/3 de una taza) conseguimos el aporte de vitaminas, minerales y energía que necesita nuestro cuerpo para aguantar toda la jornada”, asegura Maureen Ternus, director ejecutivo de INC NREF, organización sin ánimo de lucro que apoya la investigación en nutrición y educación alimentaria.

Su ingesta diaria nos ayuda a sentirnos saciados por lo que comemos menos y conseguimos tanto bajar de peso como mantenernos en forma

Lo mejor de todo es la amplia variedad de frutos secos que puedes encontrar en el mercado: almendras, anacardos, avellanas, nueces de macadamia, piñones, pistachos o, por supuesto, nueces. Escoge los que más te gusten –o aquellos más económicos– y añádelos a tus ensaladas y guisos veraniegos o conviértelos en tu aperitivo de cabecera.

Adelgazar y combatir enfermedades

“Las dietas saludables deben incluir siempre frutos secos, y entre ellos los mejores son las nueces porque reducen el riesgo de infarto y otras enfermedades cardiovasculares”, explica el doctor Emilio Ros, jefe de la Unidad de Lípidos del Hospital Clínico de Barcelona, quien lleva años investigando el papel de una dieta adecuada en la buena salud de las personas.

Un estudio elaborado por científicos del Instituto de Investigaciones Biomédicas del Hospital Clínico de Barcelona bajo la dirección de Ros, señaló que sustituir las grasas por frutos secos ayuda a restablecer la función endotelial, que es el mecanismo que facilita la dilatación de las arterias y por lo tanto del flujo sanguíneo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios